Se encuentra usted aquí

¿Qué significa Monsieur Periné?

Por
Redacción Shock

Monsieur Periné. Un juego de palabras que en anatomía remite a esa incierta zona llamada “nies”, y en materia musical encaja a la perfección con la delineación de su sonido: “ni es lo uno ni es lo otro”. Entre las partículas electrizantes del swing gitano, la base sonora de este ensamble musical, se asoman sin timidez ecos de bossa nova, son cubano, salsa, cumbia, porro y hasta raspa, y todo sin contar con los cuatro idiomas (francés, portugués, inglés y español) con los que Catalina García, antropóloga, musa y front girl a cargo, suele seducir auditorios. Aunque se trata de una mujer petite, su voz es más grande que ella misma. Ella, que con ardiente coqueteo suele tomarse el escenario evocando a la mismísima Edith Piaf, es la dueña de un timbre afinado, rítmico y único. Pero nada sonaría igual si no fuera por los señores músicos, todos prefesionales, que la acopañan en esta banda de gran formato jazzero.

En el 2007, en Villa de Leyva, cuando la tarde se hacía noche, Santiago Prieto, el sombrerero, cuentachistes y todero musical del grupo (toca el violín, el charango, la guitarra y otros tantos) terminó en alguna plaza con Catalina, el maestro de guitarra (y cacique de un curioso show de percusión a punta de cucharas y manoplas) Nicolás Junco, y el hombre de la flauta, el clarinete y la melódica Camilo Parra, en una tertulia de improvisación etílica, jazz y bossa nova, que marcaría el punto de partida de Monsieur Periné. Una promisoria banda que, en adelante, se dejaría llevar por las agitadas corrientes del “swing gitano poderoso y bailable que sonaba en los años 40 en París, pero acomodado a las raíces y al bagaje musical que tiene cada uno de los integrantes”, como declara Santiago. Al swing también lo encontrarían por coincidencia en una pieza que les sirvió de luz para encender su bombillo sonoro: Minor Swing, himno del gipsy jazz (‘jazz manouche’ en francés) y quizá la más conocida del exaltadísimo guitarrista Django Reinhardt.

Gracias a su innegable ADN galo, el grupo se daría a conocer en el auditorio de la Alianza Francesa (donde la rompió con un cover de la célebre película animada  Les Triplettes de Belleville, de Sylvain Chomet) y se ganó su primer millón en el escenario del Liceo Francés. De ahí en adelante, con la llegada de un tremendo contrabajista, David González, y de un percusionista con estudios en Cuba, Miguel Guerra, Monsieur Periné se consolidaría, más que como una típica banda, como un verdadero ensamble que da vida a un jazz menos culto, más jaranero.

Entre el 2009 y el 2010, además de bares y cafés, pisaron escenarios más exigentes como la popular Fête de la Musique en Valledupar y Santa Marta, y en Bogotá, el Festival Iberoamericano de Teatro, el festival Blues D.C. y el auditorio Oriol Rangel del Planetario, donde el 19 de noviembre dieron un show tan aplaudido que les sirvió como antesala para coronarse, entre 60 bandas inscritas, como campeones del concurso Red Bull El Ensayadero la noche siguiente (durante la final, ante la demora de una transición entre canción y canción, Camilo, el de la batuta, el encargado de marcar la pauta con la flauta, arrancó a tocar Be pop, uno de los temas más contundentes de la banda, fundiéndolo con la inconfundible armonía de So Flute, la pieza más célebre de St. Germain).

Este premio, además de darles un cupo en el line up del Festival Estéreo Picnic, los haría merecedores  de un dinero extra para grabar su disco debut.

“Al momento de hacer música no nos ponemos vetos. Lo que hacemos es quitarle un poco de identidad y arriesgarnos a experimentar”, dice Catalina al hablar de la esencia de su proyecto, y en seguida la complementa Camilo: “Pero esa esencia también está en el azar”.

En la suerte de haberse encontrado, sumado sus talentos y haber compactado un sonido auténtico y encarretador, llamado Monsieur Periné.

Puro instinto y goce musical.

Inspiraciones de Monsieur Periné

¿Un personaje?
Django Reinhardt, el gran gitano del jazz.

¿Película o serie que les gustaría musicalizar?
Persépolis, Vicky Cristina Barcelona o Tom y Jerry.

¿El cantante ideal?
Alfredo Gutiérrez, Joe Arroyo, Sara Barely.

¿Una musa?
Catalina, la vida, la muerte, el dolor.

¿Un disco?
El disco anal de los Amigos Invisibles.