Se encuentra usted aquí

Reality Killed the Video Star, el renacimiento de Robbie Williams

Por
Redacción Shock

Tras un agridulce 'Rudebox', lo que le llevó en 2006 a tomar la decisión de estar "un poco alejado" de la vida pública y mudarse a Los Ángeles, Robbie Williams renace con 'Reality killed the video star', un álbum "mas rockero" de lo que tiene acostumbrados a sus fans el niño malo del pop británico.

"George Michael saca un disco cada diez años y nadie le insiste que vuelva rápido", declara categórico Robbie Williams en una vídeo conferencia con motivo del lanzamiento de "Reality killed the video star", un disco producido por Trevor Horn en los míticos estudios londinenses de Notting Hill.

Desde el pasado 12 de octubre ya está disponible un adelanto de este nuevo trabajo del que fuera líder de los Take That, "Bodies", una canción que Williams escribió de "una manera muy peculiar". "Fue una tarde en la que estuve navegando demasiado por Internet y estuve viendo dos documentales en los que se ofrecía una versión diferente sobre el cristianismo y la religión", explica.

Son sus "creencias católicas personales" recogidas en "Bodies", una canción que trata sobre "las teorías religiosas de la conspiración" que ha descubierto en internet "googleando demasiado".

Y es que mientras fuma delante de la cámara un cigarrilo, Williams admite que le "encanta" Internet porque le gusta "cualquier cosa" que le aleje de su mente, como las noticias, por ejemplo, aunque reconoce que tiene tendencia a tener muchas "adicciones".

Sin embargo la polémica no ha abandonado a este chico malo del pop que en este nuevo trabajo, canta "Your Jesus died for me", algo que podría traducirse como "Tu Jesús murió por mi".

Williams sabe que "este álbum no es perfecto", aunque haya escrito "I want perfection", y reconozca que "todo el mundo busca la perfección, porque nadie cuando se mira al espejo se siente a gusto consigo mismo".

"Aunque me esfuerce e intente hacer un pop perfecto jamás lo conseguiré, pienso que nunca estaré satisfecho con lo que hago porque sino pararía", afirma rotundo Williams. "Pero, no entra en mis planes dejarlo", puntualiza.

En el álbum hay cortes como "Morning sun", que recuerda a los inicios de un joven Elton John; una balada titulada "You know me", que bien podría ser de los años 60; "Do you mind?", la más rockera, o la pegadiza "Last days of disco".

Muchos rumores le han perseguido en estos años de silencio, durante los que el músico británico se retiró de las noches locas, ingresó voluntariamente en una clínica de desintoxicación y se centró en escribir canciones.

Durante el proceso de creación de este disco, murió el rey del pop, Michael Jackson por eso, Williams le rinde su propio homenaje con una canción que estaba "inacabada" e hizo "unos arreglos en las letras", explica.

Poco a poco el "genio" de Trevor Horn fue enlazando y eligiendo el orden de los nuevos temas. "Quería trabajar con Trevor porque hace trabajos extraordinarios", admite Williams, quien homenajea a su productor con el título del disco "Video killed the radio star" y que hace referencia a un tema compuesto por Horn en los años 70.

Don Black, popular por los temas escritos para la saga cinematográfica de James Bond, es otro de los artistas que han colaborado en este trabajo, una colaboración "excepcional" porque, según Williams, "realmente siempre sabe lo que hace".

El artista británico se declara "fan absoluto" de los Pet Shop Boys sobre todo de su álbum "Behaviour", pero para la preparación de este disco ha escuchado mucho la radio y todo lo que tiene en su iTunes. Aunque, subraya que el tema "Human", del grupo The Killers, es una canción que le "hubiera encantado escribir e incluir en este disco".

Williams no planea ninguna gira mundial, porque sabe que "una cosa es sacar nuevo álbum y otra muy distinta es recorrer el mundo con él", aunque al mismo tiempo confiesa tener "ideas para poner este disco en escena", aunque no lo llevará a cabo a "corto plazo".

Además, el cantante británico ha declarado en una reciente entrevista para televisión que está "enamorado" de su novia, Ayda Field, una actriz estadounidense, y que se siente "preparado" para tener hijos.