Se encuentra usted aquí

Salve la vida de un perro abandonado

Por
Redacción Shock

“La calle es una selva de cemento y de fieras salvajes”. Una selva de fieras indiferentes que ven pasar de largo aquellas vidas pulgosas que deambulan en cuatro patas.

Popularmente conocido como el mejor amigo del hombre, el perro es uno de los animales con poca suerte cuando su hábitat es la calle. “¡Chite!”, “¡fuera!”, “¡quite chanda!” son expresiones con las que algunas personas espantan a los infelices sabuesos que se sientan a mendigar, por ejemplo, en la puerta de una pollería para que alguien les tire un pinche hueso.

Por cada peatón muerto en un accidente de tránsito hay dibujada una estrella negra en el suelo. Y por cada perro atropellado, hay un reguero de vísceras esparcido por algún conductor indolente que no lo detuvo ni el golpe, ni el aullido de un desafortunado animal que no atinó cuando intentó cruzar al otro lado de la acera.

Así es la vida del perro gozque. Como dice la canción de Pornomotora: “Este es el viaje del que se salve a llegar lejos sin arriesgarse, así es la vuelta, de meta en meta, vueltas pequeñas jugando al grande”.

Sin embargo, no todos los seres humanos son como las fieras de las que se habla al principio de esta nota. Por el contrario, algunas inclemencias como el hambre, el moquillo, los parásitos, el frío y las pulgas han motivado a unas cuantas personas a comprometerse con causas en pro del bienestar de animales como los perros.  

“Huellitas de esperanza”, fundación sin ánimo de lucro, es una de las pocas organizaciones en la ciudad que se dedica a ofrecerles una mejor calidad de vida a los perros abandonados. En la actualidad alberga aproximadamente 70 perros, principalmente cachorros, hembras y caninos enfermos.

A pesar del deseo de los miembros de la fundación de suplir las necesidades que exigen los cuidados de sus perros, “Huellitas de esperanza” está a punto de cerrarse debido a una crisis económica por la que está pasando. Es por eso que por cielo, tierra y Facebook los responsables de esta organización están buscando la manera de invitar a muchas personas a que les tiendan la mano a las centenas de perros que requieren urgentemente de su ayuda.

Cómo unirse a la causa:


Adopte uno de los perros y a cambio done un bulto de concentrado.

Conviértase en el padrino o en el ángel guardián de uno de los perritos de la fundación aportando una cuota alimenticia y de aseo que le da derecho a visitar y sacar a pasear a su mascota cada vez que usted lo desee.

En caso de que usted no pueda adoptar ni apadrinar alguno de los perros, la donación de recursos como medicamentos, concentrado, elementos de aseo e higiene, juguetes, correas, entre otros, son ayudas significativas que serán un gran aporte para la fundación.

Shock.com.co promueve el respeto y la protección a los animales. Lo invitamos a que se ponga la camiseta y haga parte de esta noble causa. Seguramente uno de estos perritos se lo agradecerá batiéndole la cola, demostrándole su afecto y jugueteando con usted.

Conozca en la galería de imágenes a cada uno de los candidatos que podría convertirse en su mascota y observe el video en el que Tatiana Pereira, una de las líderes de esta fundación, le indicará otras maneras de ayudar a los perros de “Huellitas de esperanza”.

Contáctese con la fundación

Dirección: Carrera Séptima No. 64-57
Teléfono: 2352458
E-mail: unidosporloscanes@gmail.com