Se encuentra usted aquí

Shakira, una diosa licántropa

Por
Redacción Shock

En julio de 1997 la barranquillera apareció por primera vez en la portada de esta publicación. Desde entonces, y durante 12 años, no le hemos perdido la pista un solo momento. Su nuevo disco llegará en octubre, razón de sobra para que una de las divas femeninas más exitosas de la música en el mundo entero regrese a la tapa de Shock. Con el mismo afecto de siempre, Shakira responde a nuestra entrevista mientras viaja en tren a París. La conversación queda inconclusa... Un par de días después, llega a nuestra redacción un mail suyo con las preguntas que quedaron pendientes por responder.

Sus aullidos incomodan, perturban. Shakira dejó de ser la cachorrita de pelo azabache y curvas sencillas, aquella del 95 con los Pies Descalzos, para convertirse en Loba. Hoy aúlla y gime para liberar aquel animal salvaje, en celo, que entre las piernas, pechos y abdomen tenía encerrado.

Rubia desmesurada, aseguran algunos, cuando se le escucha decir que quiere pasarla muy bien y portarse muy mal en los brazos de algún caballero. Su nuevo perfil licántropo la hace libre y orgullosa. Está ardiendo, jadeando para divertirnos y divertirse, al fin y al cabo a eso se dedica una artista, una cantante de pop. Claro, a esta fiera le queda tiempo también para guiñarles el ojo a los poderosos del mundo: es urgente una transformación. Es urgente educar, alimentar y proteger a los que nacen y viven sus primeros años en la pobreza, el olvido y el hambre, y esa es su otra lucha, sólo allí deja de jadear para darle curso a su voz política.

Sin embargo, es tiempo de aullar. Uñas largas y rojas, trusas doradas y ceñidas, y tacones diez y medio son su ajuar en este nuevo juego. Uno de extremo erotismo en el que se arquea, sacude y provoca, mientras las babas se le escurren al mundo. Loba sucede a Fijación Oral 1 y 2, sin duetos a la vista y con tan solo tres canciones en español. Acompañada con algunos acordes de Cerati y en la composición por Jorge Drexler, Shakira esculca en sus deseos ocultos como un sensual y arriesgado exorcismo. La loba, definitivamente, tenía ganas de salir.

Luego de una extenuante jornada fotográfica para su nuevo disco y de la edición del video de Loba en Londres, Shock interrumpe un viaje en tren, camino a París a una sesión fotográfica para Vanity Fair. Shakira responde afectuosa y risueña. Y tiene motivos: es verano en Europa y su álbum, de seguro, llegará a los 40 grados. Encontró en el beat la excusa perfecta para gimotear y soltar a aquella fiera, simbólica y necia; esa loba incansable de lengua larga, que se sirve nuevamente en la mesa para que el mundo, repleto de lobos excitados, la devore.

Shock: Regresa con aullidos y hay muchos incómodos y sonrojados santiguándose por el desparpajo que propone. ¿Qué tan peligroso es permitirse esta nueva y extrema libertad?

Shakira: La palabra ´libertad’ tiene un significado enorme para mí en este momento. Con 32 años he pasado por muchas situaciones, y con más de 20 años de carrera, he vivido mucho. Siento que soy una mujer y siento que tengo la solidez suficiente para abrazar la libertad de una manera distinta y abrazar mis propias ideas. Esta canción trata, precisamente, de las libertades individuales que tenemos porque todos tenemos un animal en celo adentro. Todos escondemos deseos que solamente nosotros conocemos y muchas veces ni nosotros somos conscientes de eso y no lo podemos verbalizar y no lo defendemos como una bestia de la noche, como una loba. Ese es el concepto, es una canción que tiene mucho humor y es muy divertida y para bailar en los clubes, pero el trasfondo hace referencia a las libertades humanas. La Loba no soy yo sino la mujer de este tiempo y el hombre de este tiempo. Es el individuo frente a sus deseos.

¿Por qué la loba tenía ganas de salir?

Tenía claro que quería regresar con algo distinto porque para mí es muy importante no repetir fórmulas. Mi camino como artista no tendría mucho sentido si tuviera que repetirme. Loba es una canción que surgió desde mis vísceras, desde un lugar muy recóndito de mi inconsciente y desde un lugar muy personal. Fue una canción que escribí muy rápido, casi sin pensarlo, y cuando menos lo esperaba ya estaba aullando y jadeando. Es una canción muy espontánea y muy distinta a todo lo que había hecho.

Entre infinitas posibilidades rítmicas, usted optó por el baile para este nuevo álbum. ¿Por qué escogió este momento de su carrera para hacer un disco dance? ¿Qué la encaminó hacia ahí?
  
Quería un disco lleno de alegría, energía y que den ganas de bailar. Busqué cosas que me muevan, que me hagan saltar de una silla, que me pongan a bailar en un estudio de grabación, y los beats son un mundo fantástico. El proceso de crear un beat es algo que es indescriptible, me puedo pasar un mes persiguiemos como una bestia de la noche, como una loba. Ese es el concepto, es una canción que tiene mucho humor y es muy divertida y para bailar en los clubes, pero el trasfondo hace referencia a las libertades humanas. La Loba no soy yo sino la mujer de este tiempo y el hombre de este tiempo. Es el individuo frente a sus deseos.

¿Por qué la loba tenía ganas de salir?

Tenía claro que quería regresar con algo distinto porque para mí es muy importante no repetir fórmulas. Mi camino como artista no tendría mucho sentido si tuviera que repetirme. Loba es una canción que surgió desde mis vísceras, desde un lugar muy recóndito de mi inconsciente y desde un lugar muy personal. Fue una canción que escribí muy rápido, casi sin pensarlo, y cuando menos lo esperaba ya estaba aullando y jadeando. Es una canción muy espontánea y muy distinta a todo lo que había hecho.

Entre infinitas posibilidades rítmicas, usted optó por el baile para este nuevo álbum. ¿Por qué escogió este momento de su carrera para hacer un disco dance? ¿Qué la encaminó hacia ahí?
  
Quería un disco lleno de alegría, energía y que den ganas de bailar. Busqué cosas que me muevan, que me hagan saltar de una silla, que me pongan a bailar en un estudio de grabación, y los beats son un mundo fantástico. El proceso de crear un beat es algo que es indescriptible, me puedo pasar un mes persiguiendo un sonido. Creo que este disco ha logrado sonidos de gran nivel y eso mueve cuerpos.

¿Qué otras tonalidades se va a encontrar el público cuando se publique el álbum en octubre?

Loba es un disco muy arriba, muy bailable. Es electrónico sobre todo, en donde se combinan sonidos de diversas culturas de distintos lugares del mundo. Siempre me ha interesado lograr cierto tipo de fusión de diversas influencias pero esta vez lo quise hacer cuidando la parte electrónica. Me interesaba mucho que tuviera más bajos y que fuera muy discotequero. Quería que la gente la pasara bien, se divirtiera con él y se olvidara de sus problemas. Si un artista logra eso, puede darse por bien servido.

Su voz se le ha medido tanto a grandes canciones de fiesta como a lo que comúnmente llamamos baladas. ¿Cuál podría decir que ha sido el reto de su voz en estos años?

Mi voz ha ido cambiando mucho desde mi primer disco. Con cada álbum noto cambios muy obvios. Creo que se ha ido engrosando y redondeando y, con el tiempo, la siento un poco más sólida. Ha sido interesante ver cómo ha ido cambiando y por eso quedan los álbumes como un documento. Cada canción es un reto. Uno tiene un dilema al frente y se plantea cómo se debe interpretar. Cada canción busca una interpretación diferente, pero no tengo muy claro cuál ha sido la canción que más ha exigido de mi voz porque cada una implica un desafío distinto.

Sus nuevas fotografías quitan el aliento, ¿cómo llegó a ese concepto de la mujer loba en el armario?

El tratamiento de las imágenes viene desde el fondo. Es lo que siento hoy. Lo que siempre he sido en mi carrera es honesta y coherente con lo que siento. Me siento más mujer que nunca y estoy muy conectada con mi feminidad y con mi lado animal. Nunca me he sentido completamente humana. Siento que siempre he tenido una loba en celo que está empezando a salir y no pienso volver a meterla en la jaula.

Partiendo de una canción tan arriesgada como Loba, arrebato que seguramente también estará reflejado en el disco, ¿cuál fue la reacción de su disquera frente a esa osadía musical?

Me gustan los cambios, adoro los desafíos y reinventarme como artista. La disquera reaccionó con temor, es lógico. El éxito puede llevarte a querer aferrarte a viejas recetas o intentar copiarte a ti misma, y cuando eso pasa, es el comienzo del final. Un artista tiene que buscar recorrer nuevos caminos para ver con qué se encuentra, y eso es la adrenalina que te mueve hacia adelante.

Una mujer sin ataduras sonoras como usted, ¿podría definir su estilo musical?

Creo que lo que caracteriza mi estilo es mi voz y mi forma de abordar las letras, la literatura que empleo. Sin embargo, en la música no me preocupa pertenecer a un género y no me inquieta que me pongan en una categoría. Mi lema desde que comencé esta carrera ha sido ese y eso me ha permitido moverme con mucha libertad. Me ha parecido muy divertido tener la oportunidad de experimentar tanto y me encanta sentirme tan versátil. El pop me da esa licencia de saltar de un lado al otro de la cancha y buscar nuevas posibilidades. No tengo un estilo definido. Creo que tengo una cierta estética pero no me he casado con un género.

Justamente por esa versatilidad de la que habla, usted ha decidido no quedarse siendo simplemente una artista que entretiene con su música, sino que se ha convertido en una líder y agente de cambio en el mundo entero. ¿Qué la impulsa?

La realidad está ahí frente a nuestros ojos para que seamos protagonistas. Para que intentemos modificarla. No creo en los países de gobiernos fuertes y pueblos sin opinión. Si veo algo que me parece injusto, lo digo; si creo que hay algo que deberíamos hacer como sociedad, también lo digo; si creo que de alguna forma puedo ayudar a que una idea en la que creo se materialice, lo hago.

En la Cumbre Iberoamericana del año pasado, usted y Alejandro Sanz, en cabeza de Alas, propusieron la conformación de un grupo de trabajo para combatir el hambre y fortalecer la educación de los niños en Latinoamérica, comprometiendo a sus líderes para hacerlo posible.

¿Se ha avanzado, ha habido compromiso?

Comprometer a los líderes ha sido mucho menos difícil de lo que pensé, a partir de las conversaciones que iniciamos en El Salvador en la pasada Cumbre Presidencial. Muchos presidentes quedaron interesados en el programa de apoyo a la primera infancia y en iniciar programas de desarrollo infantil temprano. Desde entonces, hemos estado trabajando con Enrique Iglesias, el coordinador de la Cumbre Presidencial, y hemos entablado conversaciones directas con varios presidentes de América Latina y con un profesor economista muy conocedor del tema de la erradicación de la pobreza. El plan es asistir a la Cumbre, en noviembre, en Portugal, a adquirir el compromiso por escrito de los presidentes de América Latina. Se trata de concientizar a los gobiernos de la importancia de invertir en los niños de 0 a 6 años, la población más vulnerable. No ha sido tan difícil porque ya comenzamos programas de desarrollo infantil temprano. El Salvador también está comprometido. Lo que necesitamos ahora es que nos deseen mucha suerte en Portugal porque si cerramos el convenio regional de apoyo a la primera infancia, puede ser un acuerdo histórico que cambiaría las vidas de muchos niños en América Latina. El tema de desarrollo infantil temprano es prioridad en las agendas de muchos países del mundo desarrollado, es prioridad para Obama, y así queremos que sea en todas partes. Con Alas no desarrollamos programas concretos sino que ayudamos a diseñar la forma en que los gobiernos los implementen.

Shakira fue aplaudida el año pasado por Bill Clinton, Alicia Keys y Bono (en la Clinton Global Initiative) cuando dijo que los jóvenes debían ser “arquitectos del cambio”, ¿qué es lo que tienen que aportar los lectores de una revista como Shock para ser parte de esa cruzada?

El interés por lo que les pasa a otras personas. El interés de los jóvenes del mundo por la situación de África generó luego el apoyo del G8 a este  continente. El interés de los jóvenes por la paz en Colombia unió al país en las calles. El interés de los jóvenes en los 70 por la paz del mundo comenzó a poner un freno a las guerras, de la misma forma que los jóvenes del mundo aislaron a Bush en la guerra en Irak. El interés es compromiso. Es tener una opinión, y cuando somos muchos los que opinamos lo mismo, podemos influenciar las decisiones de los gobiernos y ser arquitectos del cambio.

Un rapidito con Shakira

¿Cuál es su mejor opción para la Presidencia de Colombia 2010-2014?

El pueblo y su interés por el proceso electoral. El mejor video que ha visto
en YouTube. Michael Jackson haciendo Billie Jean en Rumania, en el Dangerous World Tour.

¿Cuál es la página que más consulta en internet?
Wikipedia. Me encanta. Todo está  ahí.

¿Se googlea?
Sí googleo, pero no sobre mí.

El mejor destino que se ha encontrado en sus viajes por el mundo.
El Chocó. Entendí tantas cosas de nuestro país, de nuestro pasado yendo a ese lugar. Es como leer un libro de nuestra historia y poner las caras y situaciones reales a sus efectos.

El público más difícil al que se ha enfrentado
Mi mamá.   

Tres canciones que roten en su iPod.
Mucho hip hop porque uso mi iPod para hacer gimnasia.

Las vacaciones ideales.
Con Antonio en cualquier lado o con mis amigas en el sol.

¿Qué está leyendo?
La Metamorfosis, de Kafka.

¿Qué pasó con la biografía oficial de Shakira que iba a escribir su papá?
Mi papá siempre está escribiendo. A él le gusta el proceso de escribir, pero escribe cada día sobre lo que sea que lo haya inspirado,
así que se ve que no tiene apuro por hacer mi biografía.

Su videojuego favorito.
No tengo.

Grandes divas de la música como Madonna, JLo y Beyoncé han incursionado en la actuación. ¿Tiene planes al respecto?
Por ahora no. Estoy de lleno en este próximo disco, la gira de promoción y de conciertos. Me gusta poder dedicarme completamente a la música. El cine es un mundo desconocido y por lo tanto amenazante para mí.

¿Qué va a pasar con el característico contoneo de caderas de Shakira  ahora que sus canciones son mucho más dance?   
Como buena colombiana, les aseguro que si hay baile, las caderas siempre se mueven.
 

Hablemos de lo que serán los shows
Recién estoy analizando las primeras ideas. Supongo que el próximo tour jugará con la energía. ¡Qué palabra! ¡Quién pudiera!
Veremos cómo se arma eso.

Cuando tiene pesadillas, ¿de qué tratan?
Cuando paso muchas horas en el estudio luego tengo pesadillas con la canción ; en los sueños sigo tratando de resolver lo que no pude en el estudio. No me gusta cuando me pasa eso. Siento como si no hubiera dormido.

¿Qué loba en celo es más peligrosa: una quinceañera o una treintañera?

Las dos son muy peligrosas.

¿Cuál es su tesoro mejor guardado?
Aquel que no puedo develar en esta respuesta.

Un antojo recurrente.
¡¿Dónde están mis chocolates?!