Se encuentra usted aquí

SILENCIOS

Por
Redacción Shock

Directora: Ginna Ortega
Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña –ESCAC–

¿Por qué hacer cine? 
Porque es un lenguaje en el que cabe el mundo y en el que puedo inventarme miradas y portales hacia otras realidades posibles. El cine nos acerca a una experiencia de vida distinta y, sobre todo, pertinente en medio del caos y de la crisis en la que estamos inmersos. Es la oportunidad del vuelo, de la imaginación, de lo bello. Por eso hay que seguir haciéndolo.

¿Cuál fue la gran lección que aprendieron luego de haber terminado su cortometraje? 
Lo valioso y necesario que es trabajar en equipo. Yo tenía una idea y una historia, pero el aporte de todos los que participaron en ella hicieron que tuviera sentido. 

¿Cuál fue la gran embarrada que cometieron haciendo este corto? 
El haber sentido inseguridad en un momento del rodaje. A pesar de tener pensado y planeado todo, una de las escenas me resultó particularmente difícil de dirigir. Eso, por supuesto, afectó la dinámica de trabajo, pero al final logramos hacerla y salimos satisfechos con el resultado. 

¿Cuál es la comida de la que quedaron hastiados durante el rodaje? 
Me da risa pensar ésta respuesta porque el rodaje fue muy corto y de bajo presupuesto. Creo que no tuvimos la oportunidad de salir hastiados de ninguna comida. Lo que comimos lo agradecimos y lo disfrutamos.

¿Qué fue lo más complicado de hacer su proyecto? 
Mi proyecto lo desarrollé en España y eso implicó un reto, porque me obligó a adaptarme a muchas condiciones que no conocía: desde escribir una historia que no respondiera a mis imaginarios locales hasta encontrar las locaciones en una ciudad que apenas estaba conociendo. En esa medida, el cortometraje se alimentó de la recursividad y en gran parte del azar por encima de todo.

¿Cuál es la película de otro director (nacional o internacional) que les hubiera gustado dirigir? 
En principio no se me ocurre una película de un director que me haya gustado y que sintiera que pudiese dirigirla. Creo precisamente que si me gusta una película es porque valoro la mirada y la voz de quien la ha dirigido. Pero, si la pregunta se refiere a la opción de hacer un 'remake', entonces respondería que haría felizmente mi propia versión de la película "Roa", de Andrés Baiz.

¿Cannes o los Oscar? 
El que llegue primero.

Su primer recuerdo relacionado al cine. 
Las películas que mi papá compraba y coleccionaba para verlas juntos los fines de semana.

Su película colombiana preferida. 
“La estrategia del caracol”.

Un director de culto. 
Muchos, pero hoy pienso en Dorothy Arzner.

Temas relacionados: