Se encuentra usted aquí

Tabú Latinoamérica, conociendo el continente.

Por
Redacción Shock

Como bien lo dice el video promocional de Tabú, “Todos somos seres únicos”, y que mejor ejemplo de esto que los personajes que en doce capítulos fueron capturados por las cámaras en alta definición de Nat Geo.

Doce tópicos temáticos que causan revuelo y un carnaval de sensaciones y reacciones en el resto de la sociedad. Doce manifestaciones personales que encausan a un buen grupo de latinos y que a través de este documental podremos conocer.

Y es que no debe ser nada fácil salir de los estereotipos impuestos por la sociedad en que vivimos en donde una concepción de lo que está bien o mal es tan claro. Una sociedad que rechaza, juzga y ataca todo lo que sea ajeno o desconocido. Una sociedad que da la espalda pero desde lejos observa fijamente. Definitivamente no debe ser nada fácil. Sin embargo, algunos como Emilio lo hacen y, más que hacerlo, lo disfrutan.

Venezolano de treinta y pico de años que quiso ser médico y para ello estudió parte de la carrera en las Islas Canarias, pero al volver a su patria para terminar sus estudios, con la mitad de la cara tatuada, se encontró con esa sociedad canónica que le impidió hacerlo. Por esa razón se convirtió en tatuador y modificador corporal y se recorre el mundo entero exponiendo su particular estilo de vida.

Emilio ahora tiene totalmente tatuado, perforado y modificado su rostro y por sorpresivo que le parezca a muchos, tiene su hogar, su esposa y dos hijos.

Entre sus clientes hay un colombiano que, igual que Emilio, transformó su rostro radicalmente, pero en este caso con un rumbo distinto, parecerse en la mayor posibilidad al diablo, Satanás, Belcebú o como él mismo se hace llamar, Caim. Un tipo tranquilo, amable y trabajador que vive y camina por las calles de Bogotá. Un príncipe de las tinieblas de pelos rojos, cachos en la frente, colmillos filosos  y orejas puntiagudas. Un rolo común que tatúa y peluquea pero difiere en algunos puntos de vista con el resto del mundo.

Y por las mismas calles transitan también Brigitte Baptiste, subdirectora científica del Instituto Humbolt, y Paula Mounts, Arquitecta, diseñadora de interiores especializada y excelente profesional. La primera es un docente universitario, casado, con dos hijos, llamado Luis Guillermo. Un señor de cuarenta y pico de años que se tambalea por los dos géneros y disfruta de cada uno de ellos. La segunda fue Gabriel, una mujer encerrada en un cuerpo que no era el suyo e hizo todo por transformarlo. Toda una dama y una bellísima mujer que admite su sexualidad, su pasado y se convierte en la mejor prueba de “que para ser transexual no hay que ser prostituta o peluquera”.

Estos son apenas unos de los personajes que se podrán ver en Tabú, la serie que tiene en expectativa a una buena parte de la población en este lado del mundo y será transmitida desde el próximo 23 de mayo a las 10:00 pm por Nat Geo.