Se encuentra usted aquí

Take That y Tinie Tempah, protagonistas de los Brit Awards 2011

Por
Redacción Shock
Tras el regreso al grupo de Robbie Williams, los componentes de Take That abrieron la gala con una actuación y volvieron a subir al escenario para recoger el premio al mejor grupo británico del año.

No lograron sin embargo el "premio gordo" de la noche, el de mejor álbum, al que optaban por "Progress", el trabajo más vendido del año en el Reino Unido, del que se vendieron un millón de copias en solo 24 horas.

El premio al mejor álbum fue para el grupo de folk-rock Mumford And Sons por "Sigh No More", una de las sorpresas de la noche.

No obstante, Take That, que nunca antes habían ganado el Brit al mejor grupo británico, volvieron a ofrecer una imagen de unidad y agradecieron públicamente a William su "vuelta a casa".

Tinie Tempah fue otro de los grandes nombres de la noche, en una ceremonia de entrega de premios celebrada por primera vez en el O2 Arena, el macroescenario multiusos en el este de Londres, que fue presentada por el popular humorista James Corden.

"Este es el evento musical más importante que hacemos cada año", dijo Corden, algo en lo que a buen seguro coincidió Tinie Tempah, rapero londinense, que fue galardonado con el premio al artista británico revelación y al mejor single por "Pass Out".

Tinie Tempah, cuyo nombre auténtico es Patrick Chukwuemeka Okogwu Jr, procede de una familia nigeriana, y se hizo un nombre desde un primer lanzamiento independiente que se convirtió en un gran éxito.

El cantante de soul Plan B se llevó la estatuilla al mejor intérprete masculino nacional, galardón que en el apartado femenino fue para la cantautora Laura Marling.

El premio al mejor intérprete masculino internacional fue para el rapero y productor estadounidense Thomas DeCarlo Callaway, más conocido como Cee Lo Green, y en categoría femenina para la barbadense Rihanna, que interpretó su ya famoso "Only Girl".

Los canadienses Arcade Fire fueron premiados por partida doble, con el galardón al mejor grupo internacional y con el galardón al mejor álbum internacional por "The Suburbs".

Haciendo gala a su carácter marcadamente comercial, los Brit dieron el premio al artista revelación internacional a otro canadiense, Justin Bieber, el adolescente que lleva de cabeza a las adolescentes de medio mundo y que vende discos por millones.

Jessica Ellen Cornish, más conocida como Jessie J y convertida en estrella tras escribir canciones para Justin Timberlake, Alicia Keys y Christina Aguilera, se alzó con el premio de la crítica.

La cantante, que actualmente es número 1 en la lista de singles por 'Price Tag', es la cuarta mujer consecutiva que logra este premio.

Jessie J se declaró impresionada por subir al escenario para recoger el premio, después de asistir muchas veces como público.

"Me acuerdo de sentarme ahí, intentando llamar la atención de cualquiera que me saludara. Y ahora estoy en lo más alto de las listas de ventas y recibiendo un premio", dijo.

Una de las principales novedades de los premios de este año es que al término de la gala todas las actuaciones se pusieron a disposición de los internautas a través de iTunes.

Los beneficios que se obtengan de las descargas se destinarán a la financiación de Brits Trust, una ONG asociada a los Brit Awards cuyo objetivo es animar a la gente joven a impulsar proyectos que exploren los beneficios educacionales, culturales y terapéuticos que emanan de la música.