Se encuentra usted aquí

Termina rodaje de la primera película 'made in Hollywood' filmada en Medellín

Por
Redacción Shock

El actor estadounidense Jackson Rathbone, quien interpretó al vampiro Jasper Hale en la saga "Crepúsculo", y el mexicano Diego Boneta, que debutó con Tom Cruise en el musical "Rock of Ages" (2012), resaltaron hoy en Medellín en declaraciones a periodistas las posibilidades de Colombia como destino para rodar.

"Me ha sorprendido la pasión de la gente (colombiana) por hacer su arte y el acceso a tantas localizaciones, el océano, la montaña, la naturaleza y las ciudades, le da una gran ventaja", opinó Rathbone.

El mexicano destacó el orgullo de los medellinenses por su ciudad, que tiene "una vibra muy padre (genial)".

Por su parte, el director de la productora colombiana Contento Films, Alejandro Arango, explicó que esta cinta "es parte de la apuesta por hacer cine en Colombia para exportar a nivel mundial, (...) de calidad y competitivo".

Aunque la financiación, de dos millones de dólares, es colombiana en su totalidad, la cinta está rodada en inglés y en el cartel figura otro nombre estadounidense, el de Kirk Sullivan, que ha trabajado en cintas como "Sherlock Holmes" y "Matrix" y se estrena como director de largometrajes con este thriller ambientado en Medellín.

Arango explicó que "The Dead Men" cuenta la historia de Michael (Boneta), un joven estadounidense que llega a Medellín sin dinero después de haber viajado por Suramérica como mochilero y conoce a una mujer que le presenta a un grupo de amigos que viven "como si estuvieran muertos o fueran a morir mañana".

Estos jóvenes, que se hacen llamar "The Dead Men", viven en un antiguo hospital psiquiátrico infantil "sin miedo, sin arrepentimientos y de frente contra la vida", a través de experiencias "locas" aderezadas con deportes extremos y música electrónica que cambian por completo la vida de Michael.

El papel de Rathbone, "Jacob", "cree que para tener vida hay que vivirla al límite y estar al borde de la muerte", algo en lo que el actor estadounidense confesó sentirse algo identificado.

Medellín, que pasó de ser considerada en la década de los noventa la ciudad más violenta del mundo a ser elegida la urbe más innovadora en 2012, es el epicentro de los planes del Gobierno colombiano para atraer proyectos cinematográficos al país.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó en julio de 2012 la Ley de Fomento a la Industria Cinematográfica, que prevé una batería de beneficios fiscales a los colombianos y extranjeros que elijan a Colombia como escenario de sus películas.

Un productor nacional o internacional que ruede en Colombia recibirá una contraprestación del 40 % de los gastos realizados por concepto de servicios cinematográficos y del 20 % de los gastos por alojamiento, alimentación y transporte.