Se encuentra usted aquí

Todo listo para el concierto de Juanes en La Habana

Por
Redacción Shock

Este sábado el escenario en la Plaza de la Revolución de La Habana ya estaba dispuesto con una pantalla gigante trasera, mientras que técnicos de sonido y músicos de apoyo ensayaban los acordes de "Tengo la camisa negra", el conocido éxito de Juanes.

Al cantante colombiano y a Bosé se les pudo ver descansando y dando autógrafos en el Hotel Nacional, el lujoso edificio de principios del siglo XX en que se hospedan.

El músico colombiano, quien llegó este viernes a La Habana, declaró en una rueda de prensa que concibe el concierto "Paz sin fronteras" como un modo de ayudar a los cubanos a salir del aislamiento.

La agencia estatal Prensa Latina informó que Juanes estrenará el domingo una canción titulada "Cubano soy", que compuso en homenaje a las familias de dentro y fuera de la isla "desde la perspectiva de un colombiano que vive en Miami".

Según el cantante, la idea surgió en junio pasado cuando viajó a La Habana para iniciar los preparativos de la segunda edición de "Paz sin fronteras".

La explanada del concierto ha sido dividida en dos partes, una frontal a la que tendrán acceso reservado los turistas que llegaron en paquetes organizados para ver a Juanes, los técnicos que trabajaron en el montaje del espectáculo y alumnos de las escuelas más prestigiosas, según explicaron algunos de los "privilegiados".

Tras ellos, a unos 70 metros del escenario, quedará el resto del público, que podría superar el medio millón de personas, según los organizadores.

En las horas previas al ensayo general, varios curiosos deambulaban por los alrededores del escenario, estudiando la mejor forma de situarse este domingo, y algunos, como unos turistas portugueses, dispuestos a prescindir de una ansiada excursión a las playas de Varadero para no perderse el concierto.

"Yo he venido desde Salta, Argentina, con unas amigas, y arreglamos las fechas del viaje de forma que coincidiera con el concierto de Juanes, porque en mi tierra nos encanta Juanes y nos encanta Cuba", comentó Rosa Leguizamón, de 60 años.

Yosliany, una cubana profesora de Filología, no vino de tan lejos, sólo desde Villa Clara (280 kilómetros al este), "porque este acontecimiento histórico no me lo puedo perder".

"Estudiantes y profesores llevan días organizándose para alquilar guaguas y camiones y venir así a La Habana por miles", explicó.

Desde su pagina en la red social de Twitter, Juanes convocó a los jóvenes a que repudien las guerras en el concierto y asistan vestidos de blanco en símbolo de paz.

Además, prometió que intentará contar en sus mensajes todos los detalles de su estancia en la isla: "lo que mis ojos vean, lo que mi corazón sienta, lo que mis palabras puedan".

Los medios de comunicación cubanos, que guardaron silencio sobre los detalles del concierto hasta hace dos días, han iniciado una campaña informativa para promover el espectáculo y orientar al público.

La prensa insiste en que los asistentes se protejan de los efectos del sol con gorras, sombreros, agua y alimentos dulces, pues está previsto que las temperaturas alcancen los 33 grados centígrados durante las cinco horas que debe durar el concierto.

La empresa de ómnibus metropolitanos de La Habana reforzará el sistema de transporte público antes y después del concierto para facilitar el traslado hacia la céntrica Plaza de la Revolución, donde todos los alrededores estarán cerrados al tránsito desde la mañana del domingo.

Algunos de los programas más populares de las cadenas nacionales de radio han comenzado a trasmitir "momentos especiales" con la música de los artistas invitados, entre los que también están los españoles Luis Eduardo Aute y Víctor Manuel, el puertorriqueño Danny Rivera, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco y el italiano Jovanotti.

Por parte cubana actuarán Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Carlos Varela, X Alfonso, el grupo los Van Van, los Orishas y la banda cubano-venezolana Cucu Diamantes & Yerbabuena.