Se encuentra usted aquí

Tribu Baharú: Pa’l más exigente bailador

Por
Redacción Shock

Por Jenny Cifuentes// @Jenny_Cifu
Foto Gustavo Martínez // @tavomartinez_

Las descargas picoteras se mudan a la capital con una banda de sangre caliente que les mete candela a los oídos rumberos y que capta cada vez más peregrinos que siguen la vía del baile.

Bajo las consignas del vacile, encomendados al alto voltaje, al colorido, a los sonidos de los picós (gigantes soundsystems), y buscando subir el volumen champetero, músicos de Barranquilla, Cartagena, San Basilio de Palenque, Turbaco, Apartadó y Moniquirá, armaron un combo “afrochampetúo” en Bogotá.

Marcados por el soukous, la soca y el calypso, agarrados a lo más root de la champeta, e inspirados por vibraciones de Kanda Bongo Man, Louis Towers o Anne Swing, funcionan siete cerebros prolíficos que rebosan de sabor: Boricua (guitarrista, productor y compositor), Makambille y Shaka (vocalistas), DJ Monosóniko Champetúo (teclado, placas y efectos), Chindo Bass (bajo), El Rob (saxófon), Moniki (congas) y Pocho (director y baterista). “Nuestro objetivo es instrumentalizar la música picotera, la que tiene raíz africana y que llegó al país a través del picó, una cultura que crece aquí hace más de seis décadas. Estamos enfocados en el baile, buscamos compartir el ambiente picotero y ponerlo en tarima. Somos como un picó, pero en vivo”, explica Pocho.

Esta tribu que hace mover el esqueleto al público desde sus primeros compases, despliega letras jocosas centradas en las mujeres y los amantes del baile, y ha logrado sacudir caderas en encuentros como El Sierra Mar Fest en Santa Marta y El Mercado Insular de Expresiones Culturales de San Andrés con canciones como Ingrid o El Besito.

Hace un par de semanas publicaron su EP Pa’l más exigente bailador, que incluye los cortes El Negro del Caribe y Made In Tribu Baharú: tracks con vientos, placas y guitarras deliciosas que bombardean al subconsciente el “ponte bacano que hay baile hoy” que cantó el Joe Arroyo, y con los que, como ellos dicen: “cualquiera se bebe una plata ajena”.

Temas relacionados: