Se encuentra usted aquí

Un casting de película

Por
Redacción Shock
“¡¡¡ACTORES DE LA TV. COLOMBIANA A METROS!!!” Así comienza textualmente la convocatoria que Dia Fragma Fábrica de Películas (realizadores de “La Cerca”) y Laberinto Producciones (productores de “Bluff”) publicaron en Internet y en carteles callejeros, y a través de la cual esperan reunir buena parte de lo más delirante de  Bogotá y Colombia para que haga parte de “La sociedad del semáforo”. Un proyecto de largometraje colombiano que ha recibido más de 14 premios nacionales e internacionales, y que será dirigido por Rubén Mendoza, su escritor y uno de los realizadores jóvenes colombianos con mejor proyección en el cine del mundo.

Rubén Mendoza fue reconocido en Cannes por su cortometraje “La Cerca”, y en “La sociedad del semáforo” (que adicionalmente cuenta con la colaboración de la Embajada de Francia en Colombia, la producción asociada de Gonzalo Castellanos y la participación de Rhayuela Films) quiere narrar la historia de un desplazado chocoano que, con incipientes conocimientos en ingeniería eléctrica, busca crear un mecanismo para hacer durar el semáforo en rojo el tiempo que quieran los vendedores, malabaristas y lisiados que allí se ganan la vida.

En la historia, el sueño del protagonista va tomando forma casi circense en medio de diferentes personajes que acaban en una gran celebración de la anarquía; y por eso para el casting de “La sociedad del semáforo” se buscan personas que no sean actores profesionales y que no tengan preparación directa en actuación. Según la convocatoria, “Aquí no hay juicios, ni virtudes o defectos, solo rasgos. Y si usted no quiere pero cree que su sobrina, nieto, abuelo, padre, madre, cuñada o amigo tiene talento para actuar y desarrollar un personaje para el cine, dígale, cuéntele, envíelo. Lo único que se necesita es no ser actor de televisión.

“Buscamos: Charlatanes, lanzafuegos, acróbatas del semáforo y de la vida, golfistas, vendedores de café, corredores de bolsa, raperos, poetas, traductores de sordomudos, mancos, quemados, cojos, hombres y mujeres sin manos, sin piernas, sin orejas, sin tristezas, sin alegrías, sin y con esperanzas, acróbatas, equilibristas, vendedores de rosas, limpiadores de vidrios, tragavidrios, panaderos, profesores de historia del cine, bazuqueros, yonkis, heroinómanos, obreros, zoofílicos, administradores de funerarias, enterradores, bizcos, belfos, enanos, reinas de belleza, zorreros, policías, payasos, malabaristas, vendedores de minutos, de horas, de suerte, de loterías, de repuestos para la pitadora, cortadores de caña, funcionarios de la Dian, indígenas (vivos), jueces activos y en paro, tías abusivas, mendigos, recicladores, vendedores de discos, dueños de la calle, hombres fuera de foco, hombres estatua, borrachos, gigantes, embalsamadores, putas e hijueputas, hipócritas, cachacos, paisas, mamás, papás, brujos, sobanderos, conductores, encrespadores de pestañas, fabricantes de pelucas, reos, travestis, monjas, paramédicos, raponeros, asesinos, genios, militares, retrasados mentales, electricistas, escoltas, taxistas, buseteros, barrenderos, domadores de circo, torres humanas, abogados (laboralistas), godos, cachiporros, reinsertados, gomelos, ñeros, emos (lisos y crespos), ciegos, mudos, sordos, muecos, tuertos, humanos en silla de ruedas, bastones, muletas, hombros, bicicletas, teleféricos, mariachis, gays, heterosexuales, bisexuales, metrosexuales, hermafroditas, damas grises, damas rosadas, peluqueros, mujeres con 2, 3, 4 tetas, sacerdotes, obispos, papas, ex futbolistas, ex boxeadores, luchadores”.

La cita es el martes 25 de noviembre en el Parque Nacional de Bogotá (zona aledaña al Teatro El Parque, ingreso por la calle 35), desde las 8 de mañana hasta las 5 de la tarde. Y si no le quedó muy claro lo que Rubén Mendoza y los productores están buscando para su próxima película, póngale mucha atención al video relacionado en este artículo.