Se encuentra usted aquí

Un Oscar póstumo para Heath Ledger

Por
Redacción Shock

El premio era uno de los que se daban por seguro, por la interpretación memorable que hizo de un villano juguetón y psicópata, y que le han valido todos los premios importantes de la temporada.

El actor tuvo un encuentro con Shock poco antes de su muerte. Publicamos nuevamente sus palabras, llenas de premoniciones y una extraña tristeza, como un homenaje previo a la ceremonia de entrega de los Premios de la Academia este 22 de febrero.

Espero me disculpen por comenzar esta nota en primera persona, pero  créanme que las circunstancias lo ameritan en esta ocasión. Me encontraba de visita en Bogotá, iba en un taxi (22 de enero de 2008), cuando escuché en la radio la noticia esa lluviosa noche. Uno de los locutores dijo: “Acaba de llegar un comunicado de Nueva York… murió uno de los protagonistas de Brokeback Mountain: Heath Ledger".

No es que fuera un familiar ni gran amigo, pues apenas si lo ví en tres ocasiones; no obstante la noticia para mí fue como un baldado de agua fría porque unas semanas atrás había hecho una visita relámpago a los estudios en Chicago donde se terminaba de rodar la última película de Batman: The Dark Knight. Ahí lo vi, pero la última vez que tuve un encuentro con Ledger fue el 20 de noviembre de 2007, dos meses antes de su partida, cuando promocionaba otro papel que, igual, filmó con gran acierto como una de las encarnaciones del rockero Bob Dylan, en I’m Not There, del director Todd Haynes. En esa ocasión, como un acto de videncia, más que hablar de lo que fue su rol en Batman como El Guasón, o como Bob Dylan, recuerdo su incidencia en nombrar la muerte y en  mencionar que quisiera estar en este mundo por mucho tiempo más para ver crecer a su hijita Matilda, de dos años y medio.

“Tener una hija ha cambiado mi forma de ver la vida. Me ha enseñado a respetarme a mí mismo y a respetar lo que significa ser niño. Y definitivamente me enseñó a ver la muerte de una forma diferente… es como una paradoja, porque me sentiría bien si muriera ahora porque sé que parte de mí seguiría viviendo a través de ella. Pero al mismo tiempo no quisiera morir porque me gustaría estar al lado de mi hija el resto de su vida”, me dijo de manera pensativa.

Palabras más, palabras menos, fue como un augurio y una premonición de que no le quedaba mucho tiempo en esta tierra. Y una mala pasada debido a la combinación de varios medicamentos que tenía prescritos contra la ansiedad y la depresión que hicieron que su corazón no aguantara esa sobredosis de químicos, así como ese imbatible dolor de no poder sobrellevar su separación de Michelle Williams, quien fuera su compañera y la madre de su hija. A Michelle la conoció cuando rodaron juntos Brokeback Mountain. De hecho, muchos atribuyen al despecho de la separación la verdadera causa de su muerte. En el informe final de la oficina forense de N.Y. oficialmente se concluyó que la causa de su deceso fue: “intoxicación por la combinación de medicamentos prescritos, entre ellos oxycodone, hydrocodone, diazepam, temazepam y doxylamine. Su muerte ha sido accidental, debido al indebido consumo de estos medicamentos”.

"En cierta medida siento que tener una hija ha cambiado mi forma de ver la vida. Y también la muerte… es como una paradoja, porque me sentiría bien si muriera ahora. Sé que parte de mí seguiría viviendo a través de ella". Heath Ledger

El Guasón en sus propias palabras

Quedan para siempre en la memoria las palabras de Heath Ledger sobre lo que significaban para él sus trabajos, sus películas y su vida como actor. Estas son algunas de las pocas impresiones que dejó sobre su personalidad y de su interpretación de El Guasón (The Joker) en la película de Batman, The Dark Knight.

Shock: Heath, ¿qué tan complejo ha sido personificar a El Guasón?
Heath Ledger: Se podría creer que es más difícil interpretar a alguien real, como Bob Dylan, que sí demandó mucho de mí, pero lo cierto es que me resultó mucho más difícil entrar en la psicología de El Guasón. Y aunque también ha sido uno de los personajes con los que más me he divertido, y posiblemente sea el mejor que haya hecho en mi carrera, los niveles de energía que necesitaba para mantenerme en el estado físico y mental del personaje fueron enormes. Igual lo disfruté increíblemente.

 ¿Qué es lo que encontró más divertido de este personaje?
Es simplemente un criminal que tiene la cabeza fuera de control, no siente empatía por nada, es un sociópata y psicótico payaso asesino en masa. Todo eso sobrepasó todas mis expectativas en cuanto a los términos de disfrutar la interpretación de este criminal ficticio.

Hablemos un poco de sus aportes al personaje.
Eso es algo que el espectador va a tener que descubrir por sí mismo.

¿Cómo fue que terminó consiguiendo este papel?
Chris Nolan me preguntó si estaba interesado en hacer el papel para su secuela en esta versión de Batman. No fue sino que me dijera eso para que yo a los cinco minutos ya tuviera en la cabeza la idea de cómo iba a interpretarlo. Tuve un interés inmediato por conocer más del proyecto y embarcarme en él. Tomé una muy buena decisión como actor al aceptar interpretar a ese personaje tan interesante.

La mayoría de los trabajos que ha realizado en cine tienen algo que ver con la relación del hombre y la búsqueda de afecto. ¿Cuál es su definición del amor como tal?
Hombre, podríamos pasarnos todo un día intentando definir el amor... Comodidad, seguridad, humor, confianza, dolor, mucho dolor. Definitivamente esa es una gran parte de lo que hace del amor lo que es, y tal vez una de las mejores partes de él… no lo sé, poetas y escritores han tratado de definirlo por milenios y aún nada que pueden describirlo correctamente.

Y el amor fraternal…
Matilda Rose es la razón de mi existencia. En cierta medida siento que tener una hija ha cambiado mi forma de ver la vida. Me ha enseñado a respetarme a mí mismo y a respetar lo que significa ser niño. Y definitivamente me enseñó a ver la muerte de una forma diferente… es como una paradoja, porque me sentiría bien si muriera ahora porque sé que parte de mí seguiría viviendo a través de ella. Pero al mismo tiempo no quisiera morir porque me gustaría estar al lado de mi hija el resto de su vida y compartir con ella.

Mirando atrás todo lo que ha hecho, ¿siente algún arrepentimiento por algo?
Yo hubiera hecho todo de una forma diferente, absolutamente. Nunca he estado completamente satisfecho con mi trabajo. Siento y creo que hubiera podido hacer más, pero en términos de arrepentimientos, no me arrepiento de nada, porque los arrepentimientos son una pérdida de tiempo cuando buscas llenar la vida de experiencias.  Remordimientos no tengo; valoro todas las cosas grandes y pequeñas de las cuales he sido parte.

Heath Ledger murió en plena filmación de The imaginarium of Doctor Parnassus. Como tributo póstumo a Ledger, serán Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell los que tomarán el puesto dejado por el actor australiano en la interpretación del personaje principal, con personalidades alternas, en The Imaginarium of Doctor Parnassus.