Se encuentra usted aquí

Vals con Bashir, la historia animada de la guerra

Por
Redacción Shock

En la pasada entrega de los Premios Globo de Oro quienes ocuparon las primeras planas de los medios fueron Kate Winslet -mejor actriz de drama por Revolutionary Road y mejor actriz de reparto por The Reader- y el cineasta Danny Boyle, quien ganó como mejor director gracias a la cinta que fue escogida como la mejor de la gala: Slumdog Millionaire.

Sin embargo, en la noche del pasado 11 de enero se entregaron otros 24 premios. Uno de ellos fue a mejor película extranjera, galardón otorgado a Vals con Bashir -Waltz with Bashir- el largometraje de animación con el que compitió Israel.

Y aunque para muchos el documental pasó desapercibido porque no fue de los más anunciados, debe saberse que el año pasado rodó por algunos festivales internacionales de cine, tanto así que compitió por una Palma de Oro en Cannes.

Con un Globo de Oro en la mano, el director Ari Folman e Israel empiezan a ocupar otras secciones de los medios, aunque el tema sea la guerra. Sólo que esta es la del Líbano, la invasión a Beirut en 1982.

Vals con Bashir cuenta la historia personal del director Ari Folman, quien se da cuenta que ha borrado de su memoria gran parte de lo ocurrido en la matanza de Sabra y Chatila en la que él participó con el ejército israelí.

Los 90 minutos de la película comienzan cuando un amigo de Folman le dice que en repetidas ocasiones ha soñado con 26 perros furiosos que lo persiguen, sin percatarse que en realidad se trata de las personas que mató años atrás en la guerra.

Entonces, Folman entiende que muchos recuerdos ya no le pertenecen y decide recuperarlos por medio de conversaciones con nueve personajes. El guión, escrito por él mismo, describe los testimonios reales de sus amigos, quienes se identifican con los mismos nombres. Sólo Boaz -quien sueña con los perros- y Carmi le pidieron tener otra identidad.

Según cuenta el mismo director, durante los cuatro años que duró la producción del largometraje sufrió violentos trastornos sicológicos al revivir situaciones del conflicto. Ari dice que tal vez hizo la película para sus tres hijos -nacidos durante esos cuatro años- puedan escoger y decidir no participar en una guerra.

Lo novedoso de Vals con Bashir claramente no es el tema: es la narración audiovisual. Mezclando técnicas de animación en flash, animación clásica y 3D, con la ayuda de Yoni Goodman -director de animación- y David Polonsky -director artístico, Folman produjo este documental de animación.

La idea de presentarlo así estuvo desde siempre, pues sabía que no sería muy llamativo contar la historia con imágenes reales sobre un fondo negro. Para él, la animación le da el toque de libertad imaginaria, pues la guerra y la memora son irreales.

Esta producción que cuenta con la colaboración de Francia y Alemania empezará a exhibirse en algunos cines del mundo durante este 2009, mientras cosecha premios como el Globo de Oro o los entregados por la Sociedad de Críticos Americanos, quienes han considerado a Vals with Bashir mejor que ‘Happy, un cuento de la felicidad', ‘Slumdog millionaire' o ‘El curioso caso de Benjamin Button'.

El film de Folman comparte nominación con la italiana Gomorra, la francesa The Class, la austríaca Revanche, la canadiense The Necessities of Life, la francesa The Class, la alemana The Baader Meinhof Komplex, la japonesa Departures, la sueca Everlasting Moments, la turca 3 Monkeys y la mexicana Arráncame la Vida.

La lista de los cinco nominados oficiales se dará a conocer el próximo 22 de enero.