Se encuentra usted aquí

Vincent Moon, un nómada lunático de paso por Colombia

Por
Redacción Shock

Uno de los videógrafos más célebres del mundo, coequipero de bandas como R.E.M. o Arcade Fire, dejó tirado su cómodo trono en el mundo anglosajón y se convirtió en un viajero coleccionista de los sonidos del mundo. ¿Qué llevo a este consentido de Nueva York y Paris a lanzarse por polvorientos caminos que ahora lo tienen en Colombia?

El mundo según MTV es un mundo donde la realidad es lo que le sucede al elenco de Jersey Shore y las penas más dolorosas son las que sufren los protagonistas de Jackass. El mundo según Hollywood es un mundo donde María, Igor, José, Abdul, Liu y Salim son sujetos de temer, y donde Jack o John siempre serán los redentores. El mundo según las emisoras comerciales es un mundo donde las canciones que suenan deben estar concebidas según fórmulas predeterminadas y que tengan la exacta duración para darle espacio a las cuñas.

Pero el mundo en el que vivimos es ligeramente diferente.

El mundo en el que vivimos está contagiado por las dinámicas de internet, donde las tendencias musicales ya no las dictan las grandes discográficas ni mucho menos MTV, Madonna comparte trono con Wendy Sulca y la radio joven es, ciertamente, mucho más que Aerosmith. En la era de internet, el mundo es mucho más grande que ese mundo que resulte rentable y genere ganancias. Por eso se hacen necesarios narradores que estén a la altura de las circunstancias. Personas que documenten y se involucren, personas que eliminen las fronteras y cumplan la misión de acercar y compartir relatos. Uno de esos narradores, cronista audiovisual de la nueva cara de la cultura pop, es un parisino de treinta y un años llamado Mathieu Saura, aunque pocas personas lo conocen por ese nombre.
 
Tal vez, porque siempre se presenta como Vincent Moon.
 
Este francés es un personaje enigmático e impredecible. Cuando habla, transmite la sensación de que súbitamente se va a sentir asfixiado por la conversación y saldrá corriendo. Repite constantemente que no tiene tiempo y sostiene un esfero que desliza entre sus dedos como si supiera que en cualquier momento se le va a ocurrir una idea que no puede dejar escapar. Desde hace dos años vive la vida de un nómada, sin un hogar físico pero permanentemente conectado a internet, desde donde ha articulado proyectos que narran a su manera el desarrollo de la cultura musical en el mundo.
 
En el 2006 fundó junto a Chryde –otro amigo con seudónimo–, un revolucionario, celebrado e inspirador proyecto web titulado La Blogothèque: una fábrica audiovisual que produjo más de cien videos conocidos como Take-Away Shows o Concerts a Emporter. Era una respuesta al asco que le producían los videoclips transmitidos por MTV y un intento por abordar de una manera diferente la relación entre sonido e imagen, generando productos impregnados de la adrenalina de la improvisación y el toque en vivo y en los que contó con la participación de bandas de la talla de Arcade Fire o Animal Collective. Más adelante Moon continuó trabajando por su cuenta en documentales para bandas, pero fue con R.E.M. que sus proyectos tomaron una senda más experimental, pues para promocionar el álbum Accelerate del 2008, Moon y la banda crearon los portales NinetyNights.com y SuperNaturalSuperSerious.com donde publicaron videos descargables para que los fanáticos crearan sus propias versiones del material.

Hoy, Moon está alejado del brillo de los rockstars y recorre el mundo en solitario, buscando sonidos tradicionales, lejos del mundo anglosajón y reúne sus descubrimientos en su recién lanzado sello Petites Planètes. Hoy, su búsqueda lo trae a nuestro país donde de la mano de Lulacruza (un dúo colomboargentino que teje sus canciones con sonidos electrónicos y ritmos suramericanos que encuentran en sus viajes) y guiado por personajes como Teto Ocampo –guitarrista y miembro de Sidestepper y La Provincia de Carlos Vives–, Rocío Medina –percusionista y compositora– o  Urián Sarmiento –exAterciopelados y discípulo del legendario gaitero Paíto–, hace un recorrido absorbiendo todo lo que la cultura Pacífica y Atlántica le pueden ofrecer. Precedido por la experiencia en Brasil, Malí, Israel, Palestina o Islandia, Vincent viene a dibujar un nuevo mapa de conexiones sonoras autóctonas.
 
Mañana, ni siquiera el mismo Moon sabe dónde va a estar. Probablemente nunca vuelva. Pero, detrás de él, cientos más vendrán a continuar su tarea.
 
 
...
 
 
¿Cómo comenzó su viaje en Colombia?
Vine con Lulacruza. Queríamos explorar e ir a todos los lugares donde no solo pudiéramos grabar música tradicional, sino crear encuentros musicales. Era un viaje muy subjetivo por el mapa musical de Colombia. La idea es hacer un largometraje sobre este viaje, un ensamblaje de sonidos y ritmos.
 
Fueron a regiones muy diferentes...
Sí, la belleza de Colombia es que es muy compleja geográficamente y eso hace que haya culturas muy cerradas. Por ejemplo Guapi, es muy difícil llegar, no hay ruta. Eso significa que la cultura musical de ese lugar no viaja tan fácil como en Francia, por ejemplo. Acá hay muchos “bolsillos culturales” que no se han podido comunicar ni mezclar con el exterior, lo cual no es malo del todo, pues se ha preservado lo que pasa en muchos lugares. Las nuevas tecnologías están alterando esto. ¿Cuántos realizadores hay como yo que están viajando por Colombia registrando estas tradiciones? Muchos, cada vez más. Lo que viene para la cultura colombiana es fantástico porque encontrarán otro punto evolutivo que les traerá buenas cosas.
 
¿Qué piensa sobre la globalización cultural? ¿Es bueno que las pequeñas culturas sean extraídas, se difundan y masifiquen en el resto del mundo?
No, eso es una mentira. Creo que es bello desconocer y dejar que ciertas cosas se pierdan algunas veces. La gente cree que es importante preservar todas las culturas del mundo pero eso está mal. Hay culturas que deben vivir a su propio ritmo, evolucionar solas. No se puede aplicar una ley general. Mi cultura, la francesa, está muerta. Llegó al final, no creo más en ella, y no creo que surja algo interesante de ahí. Estos lugares hacen que todo sea más bello y emocionante.
 
Se podría decir que lo que está haciendo ahora es una colección de “world music”...
Sí. Pero el término “world music” no me gusta porque es aplicado es una forma muy post-colonial porque no incluye la música de todo el mundo sino la del tercer mundo, y eso es terrible.
  
¿Qué fue lo más peculiar de su paso por Colombia?
El impacto de la naturaleza. Estuvimos con los arahuacos en la Sierra Nevada de Santa Marta, y ahí se hizo aún más evidente todo esto porque ellos interpretan como señales todos los elementos de la naturaleza. La lluvia significa algo. Estábamos grabando a una mujer llamada María Teresa, y ella estaba practicando una canción mientras yo alistaba los equipos de grabación. Empezamos a rodar la primera toma y de pronto una avispa me trató de picar el brazo, por lo que interrumpí la grabación. Cuando quería retomar, María Teresa no quería continuar y me preguntaba por qué debíamos seguir si la naturaleza había dicho que debíamos parar. Eso fue muy fuerte. Un momento definitivo del viaje, donde sentí el verdadero vínculo con la naturaleza.
 
¿Cómo funciona su nuevo sello Petites Planètes?
Yo lo llamo un “sello”, pero es más una palabra para provocar porque esto es lo que creo que debería ser un sello o una disquera en estos días: un tipo que viaje por el mundo grabando a otros, y distribuyendo la música gratis. También es una forma de crear una colección de las cosas a las que he dedicado energía. Es una herramienta que permite mostrar gente hermosa de la manera más bonita. El negocio sigue un modelo exactamente opuesto al capitalismo. Es más, creo que no debería usar la palabra negocio, pero la idea es demostrar que las cosas se pueden hacer de otro modo, así como la vida, los viajes, los encuentros.
 
¿Cómo ve a La Blogothèque ahora?
Proyectos como La Blogothèque han cambiado la forma en la que pensaba la relación entre cine y música. Ahora estoy interesado en descubrir nuevos sonidos y sus historias. Por eso cuando me piden que grabe una banda norteamericana o de Europa occidental, me cuestiono por qué debo hacerlo. No tiene sentido con lo que hago con mi vida ahora. Ahora me interesan otros lugares.
 
Internet es un elemento crucial en sus proyectos. ¿Cómo ve el uso y la evolución de este medio? ¿Alguna vez ha planteado sus proyectos para televisión o para cine?
Internet es el espacio de mayor libertad del que podemos disfrutar. Comparado a la televisión o el cine, es más una herramienta o un pasaje que un fin. Internet nació como un pequeño espacio usado por hackers en donde se compartía información, conocimiento y una visión anárquica del mundo. Pero luego se comenzaron a crear leyes de regulación, que de cierta forma contradecían la misma naturaleza de internet porque mataban su poder. Vivimos en un mundo donde la mayoría del contenido web es realmente decepcionante porque no aprovecha todas sus posibilidades. Aún hay muchos que no entienden que internet funciona exactamente opuesto a cómo opera una cadena de televisión. La televisión es centralizada; internet es totalmente amplio y disperso. Trato de alertar sobre esto y de vivir con la mayor cantidad de riesgos posibles: nómada, sin dinero, viviendo internet como una lucha y mi columna vertebral.
 
La manera en la que usted trabaja inspira a muchos realizadores, tanto que a veces se siente que han desgastado su estética.
Ahora hay muchas cámaras económicas de muy alta calidad, pero estamos amenazados por el peligro de aniquilar diferencias entre las culturas visuales del mundo. Recibo videos de personas de todas partes del mundo mostrándome lo que hacen, pero 95% de ellas usan el mismo tipo de cámaras, y entonces todos terminan grabando lo mismo y de la misma manera estén en la parte del mundo en la que estén. Hoy en día los títulos de muchos videos en Vimeo dicen qué cámara usaron y eso está muy mal, porque muestra una aproximación errada del mundo de parte de las personas creativas. Es muy triste porque todo parece lo mismo. Hay muchos elementos visuales que se pierden porque todos tenemos la misma herramienta. Es algo dictatorial. Usamos una herramienta que elimina diferencias. Es la herramienta de la globalización. Yo no leo los manuales de las cámaras, no solo porque no tengo tiempo, sino porque no quiero saber. Quiero crear mi propio modo de usar las cámaras. No quiero saber cómo otros hicieron sus imágenes, porque deja de ser mi imagen. Hay que ensayar, encontrarse, perderse...
 
¿Su trabajo podría interpretarse como arte político?
Las personas que se identifican a sí mismas como artistas políticos me hacen vomitar, porque básicamente todo tipo de arte es político, todo lo que se hace en la vida tiene una postura política. La gente tiende a pesar que los políticos son los que están en el gobierno, pero eso solo es un enfoque. Vivir en una sociedad y formar unas creencias ya es un acto político. Lo que pasa con los artistas políticos es que cuando ves una de sus obras, tienes que ir directamente a su mensaje, a su significado. No quiero sentir que alguien me está diciendo algo, sino que alguien me abre una puerta para entrar a un gran campo, lleno de elementos locos, pero donde puedo correr y hacer una aproximación casi que espiritual. Cuando veo arte político, mi cerebro no tiene espacio para moverse porque hay alguien diciéndome algo y si no lo capto, estoy mal y errado. Terminan usando los mismos elementos de la gente que critican, de esos gobiernos dictatoriales que atacan. Soy una persona muy comprometida políticamente, pero soy el último en decir que lo que hago es arte comprometido. Espero que la gente entienda mi posición por el modo en el que vivo, pero no quiero que eso esté tan evidente en mi trabajo, no quiero explicarle a nadie cómo debe estar en el mundo. La gente debe creer lo que quiere.
 

 
Más ideas lunáticas
 
Blogotheque.net
El más célebre de todos. Por ahí han desfilado desde Arcade Fire hasta Cold War Kids, pasando por Caribou, Vampire Weekend, Yeasayer o Bon Iver, entre otros.
 
PetitesPlanetes.cc
La nueva joya de la corona. Estrenado hace pocos días, incluye descargas gratuitas de audio y video y perfiles de las bandas que Moon conoce por el mundo.
 
AnIsland.cc
Este documental tuvo un nuevo método de distribución en el que cualquiera que se registre en la página podía organizar una proyección pública de la película. Con este método, 1178 proyecciones fueron organizadas en todos los rincones del planeta.
 
TemporaryAreas.com
El germen de una nueva plataforma que busca reunir a todos los creadores que estén experimentando con el cine y compartiendo sus creaciones. Cine online en su máxima expresión.
 
SuperNaturalSuperSerious.com
El famoso proyecto que hizo junto a R.E.M.. Descargue en formato mp4 los doce videos que grabaron de la banda, cree su propia edición y súbala a la red.
 

La luna en el hemisferio norte
Lo que Vincent hacía en el mundo anglosajón

Arcade Fire
Una de sus más célebres colaboraciones se dio con la banda canadiense, para quienes grabó dos versiones de un mismo documental en el 2007: Mirror Noir, la versión oficial, e Histoire de feu, donde Moon hizo lo que se le dio la gana.

Beirut
Para el álbum The Flying Club Cup del 2007, Moon creó una colección de doce videos, uno para cada canción, que mostraba a la banda interpretando sus canciones en las calles de Nueva York.

The National
¿Cómo se hizo el disco Boxer? En A Skin, A Night (2008) quedaron consignadas todas las minucias del proceso de grabación de esta delicada placa. 

Mogwai y Health
Aunque fueron proyectos independientes, estos dos trabajos presentan una visión frenética y epiléptica de los actos en vivo de estas bandas. Si los busca, teclee Burning para el de Mogwai y A live film (Paris, 2009) para Health.

...

La luna en el hemisferio sur
Lo que Vincent vino a hacer a Colombia

En Colombia Moon ya ha grabado algunos clips con Bomba Estéreo, ChocQuibTown y Frente Cumbiero. Además hace un par de semanas, organizó un concierto con Cejaz Negraz, una agrupación de rap de Ciudad Bolívar, y fue invitado por la Residencia En La Tierra de Montenegro, Quindío, a realizar una práctica artística en la hacienda. De su viaje por el país con Lulacruza surgirá una película de una hora que se estrenará en septiembre y que promete mostrar los siguientes lugares y personajes:

-Guapi y sus cantadoras
-Buenaventura y el marimbero Baudilio Cuama
-Ladrilleros y una banda infantil
-La Sierra Nevada de Santa Marta y la comunidad arahuaca.
-La Guajira y Jorge Henríquez, compositor wayuu
-Cartagena y Louis Towers, Son Palenque, y otros intérpretes de champeta.
-Isla Grande y Paíto
-Palenque y el Sexteto Tabalá, Las Estrellas del Caribe y Majín Diaz.

...
 
VincentMoon.com
Vimeo.com/vincentmoon
Blog.lulacruza.com