Se encuentra usted aquí

Vive Latino, día uno: aguante al español

Por
Redacción Shock

Por: Nadia Orozco @cornfake // Fotos por: Andrés Alvarado

Esta bien con este título no vamos a negar que Nine Inch Nails  fue una presentación bestial, con ese ruido inmaculado al que nos tiene acostumbrados Trent Reznor y su banda y que se coló en todos los rincones del Foro Sol para hacerlo vibrar (pronto, más exactamente en ocho días, los asistentes al Festival Estéreo Picnic sabrán de qué estamos hablando), sin embargo tenemos que decir, y con mucho orgullo, que los sonidos latinoamericanos se llevaron la corona de la primera jornada. 

El primer día de festival es difícil, la asistencia es tímida al principio, muchos prefieren guardar las energías para los días que se vienen. Pues bueno, la banda con la dura tarea de empezar a llenar el libro de la quinceava edición del Vive Latino fue la Santa Cecilia, ellos son una banda de la ciudad de Los Ángeles integrada por hijos de inmigrantes latinos en Estados Unidos (aunque Andrés Torres, un bogotano, es el que hace retumbar la bateria de esta bandota) y desde hace poco vienen asomando las narices en la industria de la música con una mezcla de sonidos latinos que pasan por la cumbia, la ranchera, la música norteña, hasta el bolero. El año pasado se llevaron bajo el brazo un Grammy  a Mejor álbum latino de rock/urbano/alternativo por "Treinta días” y ya han deslumbrado a miles de internautas con una increíble sesión en el Tiny Desk, el formato de culto  de la NPR, la radio nacional pública de Estados Unidos.

Marisol, la front girl de esta bandota, se tomó esta tarima por los cuernos, y la recorrió de lado a lado dejando a su paso lecciones de carisma y buena voz. Pero ese fue  solo el comienzo de la jornada. Después vimos desfilar, una a una, bandas como Vicente Gayo, Hello Seahorse!, Sonido San Francisco, Onda Vaga, Los Bunkers, Zurdok, que dejaron muy claro que en este continente se vienen maquinando desde hace algunos años proyectos poderosos. 

Esa mezcla entre algunos grupos internacionales y un buen porcentaje de agrupaciones latinas, hace de este festival una ocasión especial. La experiencia de ver una máquina llamada NIN o a una verdadera leyenda del dub como lo es Mad Professor, unos nostálgicos del punk como AFI y al mismísimo Diplo, el brazo musculoso de Major Lazer, volviendo locos a los asistentes no se compara, pero ver en tarima grupos latinos moviendo masas es aún mejor. 

A partir del segundo día empiezan las presentaciones de los grupos de Colombia.

Temas relacionados: