Se encuentra usted aquí

Youtubazos himnos mundialistas

Por
Redacción Shock

Coros, gritos, tamboras y pitos se oyen cuando los equipos entran al campo de juego. La fiesta empieza. Los jugadores calientan, estiran, patean, saltan, se meten la camiseta entre la pantaloneta, se amarran bien los guayos y observan a su contendor. Desde la tribuna la fanaticada desgarra sus voces al unísono para demostrar el amor a su equipo y de paso intentar apabullar a la gente que desde el otro lado del estadio intenta hacer lo mismo por los suyos. Los capitanes escogen cancha o balón. Un arquero brinca de palo a palo, el otro aprieta bien sus guantes. Un técnico se acomodan la corbata y el otro se quita el sudor de la frente. El árbitro revisa que todo esté bien. Recoge el brazo, se mete el pito a la boca y da inicio a una batalla campal que durante noventa minutos, sin prórrogas ni penaltis, mantendrá a veintidós personas, sin cambios o expulsados, despellejándose por no más que tres puntos. Tres puntos que implican el orgullo o desprecio de todo un país. Tres puntos que los devuelve a casa o los lleva a otra ciudad a seguir jugando. Tres puntos por los que hay que dar más del ciento diez por ciento, seguir las indicaciones del profe, mantener la comunicación en la cancha y no perderle el rumbo a la esfera ya que con la ayuda de un ser superior y el apoyo de la hinchada se espera conseguir el resultado a como de lugar.

Este es el modo en que se vive y se siente el fútbol, sin embargo, un jugador más entra al estadio con la energía y el volumen en lo más alto, la música. Un extra que se reconoce desde el ritmo con que la hinchada le canta a su camiseta hasta el modo en que algunos celebran sus goles o atajadas.

Desde luego, el evento más importante del planeta en cuanto a fútbol refiere, cuenta con su banda sonora, con su canción, con su propio himno; uno que representa el trabajo, ilusión y esfuerzo del país sede del Mundial, que para este año se encuentra estampillado en el último rincón del continente Africano. Una canción que reafirma una espera de cuatro años.

Y es precisamente por esa razón que nos dimos a la tarea de encontrar y presentar aquí las canciones que desde el mundial de España en el 82 conforman la banda sonora de 28 años del mejor fútbol del planeta. 

Por supuesto, en ambiente de competencia por quedarse con la copa, en algunos mundiales se han presentado varias canciones como las oficiales, así que proponemos dejar las de mayor reconocimiento por el público y la red.

‘El Mundial’ por Plácido Domingo - España 82
Con un gol de último minuto, disputando la final con Pepe da Rosa y sus Sevillanas del Mundial, el barítono y tenor español, fue el encargado de encarnar el honor que su patria tuvo al ser la anfitriona del evento interpretando la canción ‘El Mundial’. Joven, erguido y con un ahínco estremecedor Plácido corea “El sol ilumina el estadio, España se viste de fiesta, se ve la afición en el campo y ondean banderas inquietas…”

‘El mundo unido por un balón’ por Juan Carlos Abara – México 86
Un chileno radicado en Monterrey, ciudad donde era conocido como el Duende Bubulín que le cantaba a los niños mexicanos en la pantalla pequeña, fue el compositor e intérprete de las canciones del mundial de México 86, ‘El mundo unido por un balón’ y ‘Bienvenidos’. Dos canciones que recibieron a los invitados internacionales y le dieron un lugar privilegiado al fútbol en el país manito.

‘Un estate italiana’ por Edoardo Bennato y Gianna Nannini – Italia 90
Quizás el primer track futbolístico exitoso en el circuito musical. Trascendió del mundial para convertirse en un hit radial tanto en su país como en el resto del continente. Fue un tema arriesgado interpretado con guitarra eléctrica y sintetizador acompañado por dos hermosas y conmovedoras voces que cantaban con fuerza “…noches mágicas, soñando con un gol, bajo el cielo de un verano italiano…”.

'Gloryland por Daryl Hall' – USA 94
El guitarrista, tecladista, cantautor y productor nacido en Pennsylvania, consiguió impregnar de fútbol a una nación para la que el beisbol y el fútbol americano son los deportes reyes. Con su canción inquietó a uno de los países más grandes y poblados del mundo para ir a los estadios y compartir junto a otros visitantes de la pasión que ofrece esta disciplina.

'La copa de la vida' por Ricky Martin – Francia 98
Un latino parado sobre la Torre Eiffel. Con una orquesta increíble detrás y meneando la cadera como tan solo él pudo haberlo hecho en aquellos años, sin haber sido juzgado por su sexualidad, Ricky la sacó del estadio y puso de pie al mundo entero para bailar con su pegajoso ritmo. “…Go, go, go. Ale, ale, ale… hay que ganar, ser campeón…”.

‘Boom’ por Anastacia – Corea /Japón 2002
Compuesta por Vangelis e interpretada por la sexy y talentosa norteamericana Anastacia, Boom encabezó el soundtrack del mundial realizado en el continente asiático. Es una canción que entremezcla colores, camisetas y banderas que desde todos los rincones del mundo se reunieron para hacer parte del evento deportivo. Una explosión comercial muy bien producida para un evento de tan alta talla.

‘Time of our lifes’ por Il Divo junto a Toni Braxton – Alemania 2006
Una combinación más bien extraña para la ocasión. Cuatro talentosos jóvenes intérpretes de ópera pop acompañados por la prodigiosa voz de la morena Toni Braxton. Una canción llena de glamour y estilo sobre el césped de un estadio. Una mezcla entre el mundo contemporáneo y una pasión que el pueblo en general lleva por dentro.

Sudáfrica 2010
En este año hay un empate a dos goles entre la cantante colombiana Shakira con su Waka Waka y el productor, músico y poeta somalí K’Naan con Waving Flag. Las dos canciones han sido nombradas, por separado, como oficiales del mundial, sin embargo, aún no es claro cuál de las dos es la elegida así que dejamos en tablas y las dejamos las dos para que sean ustedes los lectores quienes escojan su preferida.