Se encuentra usted aquí

Zoe, un álbum de firmas viviente

Por
Redacción Shock

La fanática de 27 años  hace valer el esfuerzo de sus recorridos por los más grandes escenarios del mundo a través de tatuajes.

A mediados del 2003, en medio de un tumulto de gente, Zoe pidió a la cantante de Blondie: Debbie Harry un autógrafo sobre su brazo, lugar que sorprendió a la vocalista y que de hecho provocó una emocionante sensación en  la fanática, quién a partir de ese momento decidió tatuarse los autógrafos de aquellas celebridades que tanto admira.

Esta joven confiesa que prefiere que firmen sobre su  piel y una vez conseguido corre hacia un tatuador para que estampe la firma como un recuerdo imborrable.

Aunque ha gastado miles de dólares en viajes y horas esperando  la entrada a conciertos, estrenos de películas y ruedas de prensa, Zoe asegura que su esfuerzo  ha valido la pena. Cada uno de los tatuajes lleva un valor aproximado a los 500 dólares, por eso se da el lujo de ser selectiva a la hora de escoger quién firmará su espalda y hasta el momento ningún famoso, le ha negado un autógrafo.
 
Los nombres de Celine Dion, Lionel Richie, Grace Jones, Angelina Jolie Ronnie Wood's , Kylie Minogue, Penélope Cruz y The Edge, son algunos de los tatuajes que exhibe en su cuerpo. El que más se distingue es el de la australiana Kylie Minouge, como homenaje y solidaridad a las mujeres que padecen el cáncer de mama.
 
Zoe  no quiere que su peso limite el número de autógrafos, ella desea estampar su cuerpo  entero con firmas, "Los tatuajes son adictivos. Me encanta no saber cuál será el próximo en firmarme. Ojalá fuese Tina Turner, es una leyenda viva".