Se encuentra usted aquí

Una vez más fuimos testigos del poderoso flow de Alexis Play

Alexis Play y Dj Wala incendiaron una fría noche bogotana.
Por
Mariangela Rubbini

Por: Mariangela Rubbinni @Bilirubbini // Fotos por: Jonathan Edery

Viernes en la noche. La fiesta de Latino Power competía con un desmadre que se ha institucionalizado en la ciudad y que agota entradas: La Universidad de la Champeta. Sin embargo, El Monosóniko Champetúo se armó de todos sus fierros sonoros y calentó el ambiente del icónico bar de la 58 con 13 para quien sería su relevo pasada la medianoche: Wala, el dj que acompañaría a Alexis Play durante su show en Bogotá. Al llamado respondieron muchos paisanos y grandes amigos. Mulatho, Lía Samantha, Lucas Silva, Slow, Tostao y Goyo, y hasta Catalina García, voz líder de Monsieur Periné, estaban en el lugar. La pista de Latino Power comenzó a calentarse y cuando Alexis subió al escenario, ya casi a la una de la mañana, el público estaba más que listo y emocionado para recibirlo después de tanto tiempo de no verlo pasar por un escenario de la capital.

Alexis ha dedicado su talento musical y su brillantez creativa a producir a otros en su tierra natal. Él, quien también es en buena parte responsable del sonido ChocQuibTown,  sabe que se estaba demorando en presentar más allá de los límites del pacífico colombiano, lo que desde hace ya un buen rato ha venido cocinando desde la ciudad que es su inspiración: Quibdó.

Alexis Play nos puso a bailar a ritmo de rap, Chirimía y otros sonidos del pacífico. Demostró una vez más que su flow, su fraseo intenso y su poder de improvisación son únicos. Su sonrisa, y la de todos los que estábamos en el lugar, estallaron en el momento en el que sus hermanos de la vida y ex compañeros de ChocQuibTown, subieron a la tarima para interpretar junto a él Ritmo Violento. Antes de bajarse del escenario, Tostao, incitante y contundente, gritó varias veces Alexis y todos al unísono respondimos Play. Nos lo dijo Slow en medio de la fiesta: “siempre que este man llame, ahí hay que estar”.

Fue una noche bonita, porque por momentos nos olvidamos del frío y lluvia  bogotanos y no sentimos bailando descalzos a orillas del Río Atrato en las fiestas de San Pacho. 

alex_play_latinopower-19.jpg

alex_play_latinopower-20.jpg

alex_play_latinopower-25.jpg

alex_play_latinopower-31.jpg

alex_play_latinopower-28.jpg

alex_play_latinopower-15.jpg

alex_play_latinopower-11.jpg

alex_play_latinopower-33.jpg

alex_play_latinopower-27.jpg

alex_play_latinopower-12.jpg