Se encuentra usted aquí

.

Catalina Ávila hace fácil las despedidas con ‘No es un día para llorar’

La cantante bogotana estrena una canción con sonidos andinos, reggae y blues.
Foto Cortesía Catalina Ávila
Foto Cortesía Catalina Ávila
Por
Redacción Shock

Aquí estamos, como de costumbre, con nuevos temitas, pero queremos recordarles que tenemos un especial completo con reseñas de discos colombianos (albumes de estudio y EP) para que conozcan y se empapen de la diversidad musical del país. También puede echarle un ojo a los mejores temas y álbumes nacionales del 2019 en este especial. 

Catalina Ávila ha ido develando poco a poco las canciones de su próxima placa discográfica, después de lanzar Todo por decir, junto a Fernanda Takai de Pato Fu, estrena No es un día para llorar, una canción que combina varios sonidos que buscan ser la banda sonora de la despedida.

¿Quién está detrás?

No es un día para llorar fue escrita y producida por Catalina. Participa David Espitia enel violonchelo y Andrea Sánchez y José Alemán en los coros.

¿De qué trata?

La Canción está inspirada en el Hoponopono, una tradición hawaiana dirigida a la resolución de problemas interpersonales, basada en la reconciliación y el perdón. a raíz de una situación de salud que tuve, pero siento que aplica para todo y para lo que estamos viviendo en Colombia ahora.

¿A qué suena?

Es una mezcla de ritmos, tiene algo de reggae, de caribe, de blues y de ritmos latinoamericanos.

¿Cuándo escucharla?

Cuando necesite la compañía de una buena melodía para soltar y dejar ir.