Se encuentra usted aquí

.

‘El método de la cera perdida’ de Frente Cumbiero, un homenaje a la gaita

El cuarteto piloteado por Mario Galeano estrenó el segundo sencillo de su próximo álbum y reveló el nombre de la placa.
El método de la cera perdida
El método de la cera perdida
Por
Redacción Shock

Luego de presentar hace unas semanas la canción Porrovía, el cuarteto piloteado por Mario Galeano, el Frente Cumbiero, está estrenando un nuevo tema. Se trata del segundo sencillo de su próximo álbum homónimo, El método de la cera perdida. Placa que, si la pandemia lo permite, verá la luz a mitad de este 2020.

¿De qué se trata El método de la cera perdida?

El método de la cera perdida es un cumbión ácido y especial para el Frente Cumbiero porque, además de darle el título al disco, es un homenaje a la materia prima del instrumento que funge como columna vertebral de la cumbia: la gaita.  

“La gaita está construida en parte de cera perdida, y la gaita es el instrumento melódico principal de la cumbia, es su columna vertebral. Tiene una gama melódica bastante particular, pues es y suena diferente a la gaita europea. Y, además, es de origen indígena, por lo que tiene un valor singular para nosotros”, cuenta Mario Galeano.

¿A qué suena El método de la cumbia perdida?

Los elementos comunes en la formación del Frente Cumbiero, saxofón, bombardino, timbales y una sección electrónica (compuesta por máquinas de ritmos, teclados y sintetizadores), nos introducen, según Mario Galeano, en lo que será “el sonido del nuevo álbum”. El tema, que dura un poco más de cuatro minutos, es como un sube y baja con una base de campanas y timbales y campanas que llama la atención porque en los momentos en los que pierde protagonismo el saxo, el espectro lo ocupan juegos de sintetizador que suenan a psicodelia y que emulan las ondulaciones de un theremín.

¿Quién estuvo detrás?

El tema fue compuesto y producido por Mario Galeano e interpretado por el crew completo del Frente. Mario Galeano en los sintes y la guacharaca; Pedro Ojeda en los timbales y las campanas; Marco Fajardo en el Saxo Tenor y Sebastián Rozo en el Bombardino. Fue mezclado por Daniel Michel y masterizado por Eblis Álvarez.

 

Más contenido sobre: