Se encuentra usted aquí

.

Nina Rodríguez y Pilar Cabrera seducidas por el bolero en ‘Luna blanca’

El nuevo sencillo de Nina viaja a la nostalgia y al deseo de encontrarse con uno mismo.
Foto Cortesía Nina Rodríguez
Foto Cortesía Nina Rodríguez
Por
Redacción Shock

Nina Rodríguez y Pilar Cabrera no solo las une la amistad, ambas han explorado sonidos que han aportado personalidad a su propuesta musical. Este nuevo sencillo de Nina Rodriguez es una muestra clara de esta búsqueda musical. Luna Blanca es una canción estilo bolero con una mezcla de beat rítmico, voces melancólicas y mood de mantra repetitivo, un canto a la luna reflejando al amor propio.

¿Quién está detrás?

La escribimos en el estudio con Felipe Rendón y Sebastián Paneso. Felipe empezó a tocar los  acordes de un bolero y la canción salió muy rápido no tuve que pensar tanto.

¿A qué suena?

Me suena como a esa añoranza de la música con la que crecí, pero también con esa mezcla de ese trap que está detrás, hablar de mirar hacia atrás pero desde hoy.

¿Cómo se dio la colaboración?

Siempre había querido trabajar con Pilar, es una de mis grandes amigas y una de las artistas que más admiro y no habíamos tenido la oportunidad de hacerlo. Cuando el bolero estuvo listo, le pedí que escribiera un verso y que lo cantara porque sentí  que su voz era perfecta para la intensión que tiene la canción.

¿De qué trata la canción?

De mirar a la luna como si fuera el ojo que todo lo ve, como si fuera una reflexión de esos momentos, cuando uno le  habla a la luna y le pide respuestas Habla de la ironía del amor, que uno a veces está buscando mucho el amor afuera, cuando la respuesta está adentro.

¿Cuál es la historia detrás del video?

Quisimos hacer un video que fuera muy natural muy orgánico, donde estuviéramos Pili y yo sentadas cantándonos la una a la otra y que se trasmitiera como ese espíritu que tiene la canción. El video fue dirigido por Daniel Acosta y producido por Alejandra Quintana.

¿Cuándo recomienda escucharla?

Tomándose el primer café de la mañana antes de dormir, si quieren tener un momento de meditación, de conexión , es una canción que tiene algo mántrico y es perfecta para esos momentos .

Más contenido sobre: