Se encuentra usted aquí

.

‘Perdón’, el viaje experimental de Pavlo, Amantina y Siempre Perdida

Tres fuerzas emergentes de la música nacional unen fuerzas para cantarle a la reconciliación
FOTO: NICOLÁS ACUÑA
FOTO: NICOLÁS ACUÑA
Por
Redacción Shock

Aquí estamos, como de costumbre, con nuevos temitas, pero queremos recordarles que tenemos un especial completo con reseñas de discos colombianos (álbumes de estudio y EP) para que conozcan y se empapen de la diversidad musical del país. También pueden echarle un ojo a los mejores temas y álbumes nacionales del 2019 en este especial. 

PERDÓN - PAVLO, AMANTINA, SIEMPRE PERDIDA

¿Quién está detrás? Pavlo es un cantante, compositor y productor musical de Medellín, con una novedosa propuesta con el pop como eje principal, además de la experimentación con otros géneros como la electrónica y los elementos de la música alternativa. Amantina es el proyecto de un joven que ha vivido entre Colombia y Ecuador, territorios que lo han llevado a tener un personaje musical con bastante personalidad. Siempre Perdida es el proyecto solista de Ivanna Palacio, frontwoman de Encarta 98 y Cruel Cruel. Este proyecto se acerca más al indie folk, inspirado por artistas como Julien Baker, Angel Olsen y Sufjan Stevens. La fusión de los tres en este track es una apuesta fuerte por los nuevos artistas emergentes de Colombia.

perdon_pavlo_amantina.jpg

¿De qué trata? En palabras de Pavlo, “es una canción que habla sobre el tiempo porque en ocasiones me cuesta mucho estar presente. Siempre estoy divagando en cosas que debí hacer en el pasado o ansioso esperando otras que están por pasar. Esta canción la escribimos entre los tres y me parece muy bello cómo cada uno en su verso le da su propio toque en composición e interpretación”.

¿A qué suena? Es una pista experimental en la que se sincroniza de forma acertada las voces de los tres cantantes. Detrás de la masterización de Perdón estuvo Sebastián Lopera, quien ha trabajado con Maluma, Farina, Lianna, Alcolirykoz, entre otros.

¿Sobre el video qué? Fue grabado en el imponente Desierto de Sabrinsky, ubicado en Mosquera, Cundinamarca. En el clip cada uno representa el tiempo: Pavlo el presente, Amantina el pasado y Siempre Perdida el futuro.

¿Cuándo escucharla? Uno como humano suele darse mucho látigo y de vez en cuando hay que detenerse para perdonarse por las cosas que nos hacemos así mismos. La canción es bastante introspectiva e invita a eso, a hablar de reconciliación con el propio ser.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by PAVLO (@callmepavlo)

Para ver | Reggaetón: 10 años después de la portada en Shock que juntó a la movida paisa

#LaMúsicaNosUne

 

Más contenido sobre: