Se encuentra usted aquí

.

10 cosas que tal vez no sabía de El príncipe del rap

El origen del baile de Carlton, entre otras.
Por
Redacción Shock

Entre 1990 y 1996, El príncipe del rap nos entretuvo con su humor y sus situaciones familiares. El carisma de Will Smith nos cautivó, pero personajes como Carlton, Hilary o el Tío Phil también lograron robarse el show.

Fue una serie que marcó nuestra infancia y también fue definitiva para el público afroamericano en Estados Unidos. Una de las sitcoms más exitosas de la historia nos hizo reír con los chistes pero también nos trajo reflexiones importantes sobre la familia y la raza.

Aquí algunas cosas que tal vez no sabía sobre El príncipe del rap.

1. Will Smith participó en la serie porque le debía mucha plata al Estado gringo en impuestos. En las primeras temporadas gastó cerca del 70% de su sueldo para pagar la deuda. 

2. El apellido de Geoffrey, el mayordomo, es Butler (mayordomo en inglés). Su segundo nombre es Barbara. 

3. Jada Pinkett Smith audicionó para ser novia de Will en un capítulo. No se quedó con el papel, pero sí con Will: se casaron en 1997. 

4. La serie se iba a acabar en la cuarta temporada cuando Will regresa a Filadelfia Fue tanta la presión del público que se quedó por 2 temporadas más. 

5. El baile de Carlton fue inspirado en el video Dancing in the Dark, de Bruce Springsteen. La protagonista del video es Courteney Cox. 

6. La escena de Jazz despedido por la puerta fue grabada solo una vez y se repite en cada capítulo en que lo echan. Para evitar errores de continuidad, le ponen la misma camisa cada vez que lo van a echar de la casa. 

7. Aunque hoy la banda sonora de la serie está disponible en todas las plataformas, en su momento solo fue lanzada en Holanda. 

8. La serie es una de las favoritas de los reclusos de la prisión de Guantánamo. 

9. Aunque durante años circuló el rumor de que el taxista del intro era el reconocido productor Quincy Jones, después se comprobó que no era así. 

10. La escena en la que Will llora con el tío Phil fue improvisada. Will recordó lo que vivió con su padre real y así logró una escena inolvidable. 

Hace 25 años vimos la escena más triste de 'El príncipe del rap'.