Se encuentra usted aquí

.

10 falsos documentales sobre música que hay que ver

Cuando el límite entre realidad y ficción no queda muy claro.
Foto: Poster This is Spinal Tap.
Foto: Poster This is Spinal Tap.
Por
Redacción Shock

Cuando se trata de hacer humor satírico o jugar con las expectativas del usuario de qué es real y qué no, el formato de falso documental, en inglés llamado “mockumentary” (juego de palabras que une “documental” y “burla”), es sumamente útil. En décadas recientes ha habido grandes ejemplos y reconocidos directores como Woody Allen y Orson Wells experimentaron con este formato.

Hoy recordamos 10 ejemplos de documentales falsos en los que la música es protagonista.

This is Spinal Tap (1984)

Narra la historia de una banda de hard rock ficticia (Spinal Tap) y su intento por volver a ser relevantes. No solo se considera una de las mejores películas de la historia, sino una pionera del género de documental falso y sigue siendo de culto para miles de fans. La banda incluso llegó a grabar varios álbumes y dar varios conciertos.

Fear of a Black Hat (1993)

Su título es una referencia al icónico álbum de Public Enemy, Fear of the Black Planet. Similar a This is Spinal Tap, usa el formato de documental falso para parodiar: en este caso, a la reconocida banda de hip hop N.W.A, que aquí se llama Niggaz Without Hats, que aunque no es tan talentosa, sí es muy buena para crear controversia. 

CB4 (1993)

Otra para los fans del hip hop y se denomina "rapumentary" (unión entre "rap" y "documentary"). Con la actuación de Chris Rock, nos muestra a un grupo con mucho en común con bandas como 2 Live Crew o N.W.A.Sigue lMC Gusto, Stab Master Arson, y Dead Mike en su camino a la fama, aunque no sepan mucho de rap. 

Popstar: Never Stop Never Stopping (2016)

Cuando Conner Friel, ex miembro de una boyband, descubre que su álbum en solitario es un fracaso, hace todo lo posible para mantener su estatus de celebridad. Es protagonizado por Andy Samberg y aunque no tuvo mucho éxito en taquilla, sí le fue bien con la crítica. Aunque es clara la referencia a Justin Bieber, también se burla de artistas como Beastie Boys o Macklemore. 

I’m Still Here (2010)

Dirigido por Cassey Affleck, sigue al actor Joaquin Phoenix (quien se interpreta a sí mismo) en su camino por convertirse en cantante de hip hop. Phoenix estuvo en varias entrevistas reales afirmando su cambio de carrera. Muchos se lo creyeron hasta que se estrenó la película y Affleck aclaró que todo era falso. 

2gether (2000)

Así como This is Spinal Tap se burla de las bandas de hard rock, 2gether se burla de boybands como Backstreet Boys o Nsync y todos los clichés asociados a ellas. 

The Rutles: All you need is cash (1978)

Una clara parodia a The Beatles realizada por Eric Idle, de Monty Python. Los momentos clave en la vida de The Rutles se presentan paralelos a los de los Beatles y sospechosamente tienen mucho en común. 

Tu madre es puta (2017)

Sigue los pasos de un grupo con el mismo nombre que lanza su álbum Ensalada de coño (con una portada que fue censurada en las plataformas). Es una pieza que se burla de todo lo que pensamos que está mal burlarse. 

Sons of Provo (2004)

Una boyband mormona tiene gran éxito entre el público de Utah. El gupo se llama Everclean y buscan ser la banda más espiritual (y también la más "cool") de todo el estado. 

Gangsta Rap: The Glockumentary (2007)

Luego de problemas con la policía, administración comercial sombría, problemas con sus contratos y muchas demandas, el grupo más temido del hip hop firma un acuerdo con Innersounds Records. Si suena a parodia de N.W.A y a otras bandas similares, lo es.  

 

Más contenido sobre: