Se encuentra usted aquí

.

10 grandes series sobre política y poder

Clásicas, recientes, y para todos los gustos.
House of Cards // Netflix
House of Cards // Netflix
Por
Redacción Shock

Sabemos que cuando se trata de política, la realidad cada vez más supera la ficción y para adentrarnos en escándalos de corrupción, abuso de poder o teorías conspirativas internacionales solo tenemos que ver el noticiero. Pero estas 10 series ofrecen 10 miradas diferentes y apasionantes a la manera en la que funcionan las grandes esferas del poder.

Las 52 series (de tv y online) que hay que ver antes de morir

House of Cards

La historia de House of Cards se centra en el soberbio, analítico y conveniente congresista Frank Underwood (Kevin Spacey) y sus retorcidas estrategias que usa para llegar hasta la presidencia de Estados Unidos. Junto a él está su impecable, aún más ambiciosa y desalmada esposa Claire (la perfecta Robin Wright): una mujer decidida a conseguir que las aspiraciones de ambos se cumplan a la perfección, y a quien no le importa pasar por encima de nadie con tal de conseguir su cometido. En una relación poco convencional, Frank y Claire Underwood son dos maquiavélicos personajes a los que prácticamente todo les sale bien, sin conflictos, ni dilemas. Una serie impecable hasta la última temporada, en la que, debido la salida de Kevin Spacey por denuncias de acoso sexual, los conflictos se resolvieron de forma acelerada y forzada, hubo giros inconclusos y el final dejó más preguntas que respuestas. Sin embargo, no deja de ser una necesaria radiografía de cómo funciona el poder en la actualidad. // Johana Arroyave

House Of Cards: la puerca política global pero con personajes fotogénicos

Scandal

Si cuando hay alguna crisis en el gobierno se han puesto a pensar en lo estresante que puede ser estar en esa posición, esta serie les puede dar una idea. Scandal está basada parcialmente en la vida de Judy Smith, jefe de prensa de George W Bush y coproductora ejecutiva de la serie. Olivia Pope, protagonista de la serie interpretada por Kerry Washington, fue el primer personaje de raza negra en protagonizar un drama televisivo en EE.UU. en más de 40 años. La lealtad y ambición de Pope, así como su estilo y elegancia, la convirtieron en uno de los personajes favoritos de la TV reciente. La mezcla de la serie  entre actualidad política, melodrama y comedia resultó sumamente atrapante. // Paula Ricciulli

Distrito salvaje

Si la política gringa está llena de intrigas y mentiras, la colombiana no se queda atrás. Distrito salvaje, la primera producción 100% colombiana de Netflix, es una serie que resume bien las noticias de las últimas décadas en Colombia: conflicto armado, corrupción, reinsertados y reclutamiento forzado. Su protagonista es Jhon Jeiver Trujillo, alias ‘Yei Yei’, un reinsertado de la guerrilla que ahora asume el rol de infiltrado para el gobierno. Una mirada a la Colombia actual a través de una historia apasionante con muy buenas actuaciones. En 2019 se estrenó la segunda temporada, y aún no se sabe si habrá una tercera. // Paula Ricciulli

Distrito Salvaje: ¿Las series de Colombia deben dar una buena imagen del país?

Veep

Es una comedia estilo mockumentary o falso documental (ver The Office, Parks and Recreation) que relata la vida de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus) y su equipo de trabajo. Antes de seguir les haré una pregunta clave: ¿saben a qué se dedica el vicepresidente de un país? Nosotros tampoco. Es más: Selina Meyer, personaje protagonista de la serie, tampoco lo sabe. Así que esta serie se trata más de un grupo de personas que trata de influir en la política de la primera potencia mundial y termina haciendo apariciones de cortesía en rodeos y ferias de vaqueros. ¿Cómo sería llegar al poder por accidente? Desafortunadamente los contextos nacional e internacional nos lo están demostrando. ¡Pero en esta serie aparece Julia Louis Dreyfus! Y ya lleva varios Emmy por su actuación. // Gabriela Sáenz

Veep: Nos reiríamos más si no fuera tan realista

The Politician

Es creada por Ryan Murphy (Glee, Pose y otros hits), así que ya tenemos una idea de lo que nos vamos a encontrar en esta comedia juvenil llena de política y ambición. Payton Hobart (interpretado magistralmente por Ben Platt) es un joven (algo sociópata, para ser sinceros) que siempre ha querido ser presidente, y cada una de las decisiones de su vida ha estado orientada a ese propósito. Su primer paso es la presidencia de cuerpo estudiantil y se lo toma muy en serio, al mejor estilo de la inolvidable película Election de 1999, protagonizada por Reese Witherspoon. Una sátira política envuelta en una serie adolescente perfecta para maratonear. // Paula Ricciulli

The Crown

La serie narra la vida de la Reina Isabel II desde su boda en 1947. Por supuesto, las rivalidades y tensiones políticas no pueden faltar en el momento de declive del Imperio Británico y de una reestructuración completa de la geopolítica mundial. Vemos a un tremendo Winston Churchill, intepretado por John Lithgow. Desde la muerte de la Princesa Diana en 1997, la monarquía británica ha ganado gran atención entre el público. Esto sumado a un muy buen guion, un excelente diseño de producción hacen que esta serie una de las favoritas de muchos hoy. Es ideal para recordar algunos eventos históricos clave y su impacto en la actualidad. // Paula Ricciulli

Commander in Chief

Pasó primero en la ficción que en la realidad: una mujer en la presidencia de Estados Unidos. La gran Geena Davis interpreta a Mackenzie Allen, quien llega a ocupar el cargo más importante del mundo luego de que el entonces presidente sufriera un derrame cerebral. Davis ganó un Golden Globe en la categoría de Mejor Actriz de Drama en serie de TV por un papel impecable. Commander in Chief empezó fuerte con el público y la crítica, pero fue cancelada luego de 1 temporada y 18 capítulos.  Sin duda un personaje inolvidable si hablamos de roles de mujeres fuertes y poderosas. // Paula Ricciulli

The West Wing

Hubo un momento en el que los servidores públicos tenían en mente, ante todo, el bien de la sociedad: todos, sin excepción, y sin importar sus convicciones partidistas. De es época es esta serie, que narra la presidencia imaginaria de Josiah Bartlet (1999-2006). Bartlet era un exgobernador de New Hampshire que antes de llegar a la presidencia ya había recibido un Premio Nobel de Economía. Entre sus asesores había becarios Rhodes, abogados de Harvard que decidieron abandonar sus muy lucrativas carreras para seguir a este soñador empedernido, y, cómo no, C.J. Cregg: la mejor jefe de comunicaciones de todos los tiempos. El atractivo de The West Wing recae 80% en Aaron Sorkin, el guionista que le dio al mundo The Social Network, Miss Sloane y la grandiosa Steve Jobs de Danny Boyle. // Gabriela Sáenz

The West Wing: la política como todos la soñamos (sí, sin corrupción)

Designated Survivor

Luego de un ataque terrorista que afecta al gobierno Estados Unidos, Tom Kirkman (Kiefer Sutherland) un funcionario no muy importante, asume el rol de presidente. Sutherland hace un papel totalmente diferente al que nos acostumbramos en 24, para interpretar a un hombre de bajo perfil que debe enfrentarse a adversarios que piensan no está listo para la responsabilidad que tiene. Aunque Kirkman quiere "hacer las cosas bien", no le va a ser tan sencillo demostrar que tiene con qué gobernar. Tras ser cancelada después de 2 temporadas en la televisión estadounidense, Netflix salvó la serie con una tercera, que ya está disponible en la plataforma. // Paula Ricciulli

Secret City

Esta serie empieza con Harriet, una periodista que descubre un crimen que le resulta sospechoso y al indagar termina metiéndose en una conspiración política internacional. A medida que Harriet va descubriendo más detalles, la serie se hace más atrapante. Un thriller político que muchos han llamado “el House of Cards australiano", que aunque parece que no tiene mucho en común con nuestros países, es universal el atractivo por las teorías conspirativas y el poder en la geopolítica. Aunque iba a ser inicialmente una miniserie, tuvo una exitosa segunda temporada. // Paula Ricciulli

 

Más contenido sobre: