Se encuentra usted aquí

.

10 vestidos icónicos que he marcaron la historia del cine

El cine y la moda siempre han ido de la mano.
Atonement / Desayuno en Tiffanny's / Sex and the city
Atonement / Desayuno en Tiffanny's / Sex and the city
Por
Redacción Shock

El vestuario es una de las categorías más importantes en el medio audiovisual. Para ambientar bien sus historias los directores y equipos de producción se apoyan en diseñadores y profesionales en la moda que les ayudan a completar la visión que tienen de sus personajes. Es así que el cine se convirtió en una gran plataforma para imponer tendencias, y a su vez el vestuario puede convertir una escena de una película en una imagen icónica que trascienda del tiempo. 

Recopilamos 10 momentos fashionistas en el cine que han quedado marcados en la cultura pop.

 

El vestidito negro de Holly Golightly en Desayuno en Tiffany’s

Lo han dicho los grandes diseñadores: toda mujer debería tener en su armado un elegante vestido negro o “little black dress”. Una prenda siempre elegante, versátil y atemporal. El vestido negro más icónico del cine es el Givenchy que usó Audrey Hepburn en Desayuno en Tiffany’s, que junto al peinado y el collar de perlas se ha convertido en una imagen inconfundible de la cultura pop. 

 

El bikini dorado de la princesa Leia

Tanto para fanáticos de la saga de Star Wars como para aquellos que no están familiarizados con ella, la escena en la que Leia es esclavizada por Jabba The Hut. Carrie Fisher dijo en varias entrevistas que odió el traje y que cuando George Lucas se lo mostró pensó que era una broma. Sin embargo lo usó en una de las escenas más memorables de la saga: el escape de los rebeldes y el asesinato de Jabba the Hut.

 

El vestido verde de Expiación

Esta adaptación de la novela de Ian McEwan fue protagonizada por James McAvoy, Saoirse Ronan, Kiera Knightley y un vestido verde hecho por Jacqueline Durran. A pesar de la trama de la película y las excelentes actuaciones (le mereció su primera nominación al Oscar a Saoirse Ronan con apenas 13 años), es el vestido verde el que se lleva las miradas, tanto que varias revistas de moda lo han elegido como el vestido más memorable del cine.

 

El traje de Leeloo

Jean Paul Gaultier fue el encargado de diseñar el vestuario de esta película de ciencia ficción protagonizada por Bruce Willis y Mila Jovovich. Para El quinto elemento quiso evocar una imagen futurista incorporando una paleta de colores brillantes y estallados, sin embargo es el sencillo traje de tiras blanco que usa el personaje de Jovovich el que se llevó toda la atención.

 

El estampado a cuadros de Cher

Clueless se estrenó en 1995 y 25 años después sigue siendo un clásico del cine juvenil. Alicia Silverstone es Cher, una adolescente consentida y fanática de la moda y de los trajes monocromáticos que logró que a mediados de los noventa el estampado de cuadros dejara de asociarse con el grunge para ser incluído en tendencias más populares y femeninas.

 

El vestido de novia de Carrie Bradshaw

Sex and the city siempre se caracterizó por ser una serie en que la moda era protagonista, y no fue sorpresivo que la película que se hizo tras el final de la serie tuviera grandes momentos, como aquella escena en la que Carrie se mide varios vestidos de novia para una editorial de Vogue y termina recibiendo como regalo, por parte de Vivienne Westwood, el vestido para usar en su matrimonio.

 

El vestido rosado de Marylin Monroe

Después del vestido blanco volando por el viento que sale de una alcantarilla, tal vez la imagen más representativa de Marylin Monroe es la del vestido rosado en el que interpreta Diamonds are a girl’s best friends en Los caballeros las prefieren rubias

 

El cambio de look de Sandy en Grease

Después de que conocemos a una Sandy inocente, virginal y que se viste con colores pastel y siluetas voluminosas, la icónica película de finales de los setenta cierra con un cambio de imagen. Conocemos a una nueva Sandy más arriesgada y sensual. 

 

El traje de Barbarella

Jane Fonda, con Barbarella, fue musa para que Paco Rabanne experimentara con siluetas y materiales para crear el traje verde que es icónico de esta película. Sin embargo el vestuario de la película fue un trabajo colaborativo entre Jacques Fonteray y Sartoria Farani.

 

El vestido blanco en Bajos instintos

Tal vez más icónico que el mismo vestido blanco cuello tortuga y ceñido al cuerpo que vistió el personaje de Sharon Stone en Bajos Instintos, es la confianza con que la actriz lleva en traje y como se sienta en esa silla, la fuerza de sus movimientos, sus respuestas al interrogatorio y el inolvidable cruce de piernas.

 

Más contenido sobre: