Se encuentra usted aquí

5 documentales para entender cómo jodimos a la mujer

Relatos preciosos de situaciones de horror.
Por
Estefanía Piñeres

Los documentales se han convertido en una poderosa y subestimada herramienta para contar los secretos del mundo y exponer la realidad desde una mirada menos contaminada por los intereses –o desintereses– económicos, políticos y sociales de quienes controlan los medios de comunicación. En una época donde las luchas de las mujeres cada vez son más fuertes, ¿cuáles son los títulos infaltables que hay que ver?

Por: Estefanía Piñeres // @estefaniapidu / Foto:  The Invisible War 

La situación real que padece el género femenino está jodida. Violaciones, homicidios, genocidios, infanticidios. Una tormenta bajo la aparentemente quieta superficie de la vida cotidiana. Una silenciosa guerra física y psicológica de la que hombres, mujeres, religiones, estados y medios hacen parte. 

Aquí está una lista de algunos documentales sobre mujeres que harán abrir los ojos sobre el mundo sexista, violento y desequilibrado contra la mujer:

 

The Hunting Ground (2015)

Director: Kirby Dick

 

 

Ocho de cada diez mujeres en el mundo experimentan alguna forma de acoso sexual en el transcurso de sus vidas. Recientemente, un artículo sobre una epidemia de conductas sexualmente violentas en las más importantes agencias de publicidad del país, generó algo –no demasiado– de revuelo. Sus victimarios permanecen impunes por una sola razón: poder. Este escalofriante documental narra la historia de mujeres acosadas y abusadas sexualmente también de manera epidémica en las universidades norteamericanas. Desde instituciones pertenecientes a la Ivy League –como Harvard– hasta escuelas estatales como Florida State University, son tierra de nadie cuando de violaciones se trata. En este relato se desenmascara su complicidad con los victimarios. Todo, en un orquestal esfuerzo por mantener su reputación intacta, sus cuentas bancarias llenas y el marcador de los partidos fútbol victorioso. Además, demuestra el imbatible récord de las fraternidades –similar al de las agencias de publicidad– en abuso sexual colectivo. Ahora los campus parecen asemejarse a un territorio de cacería.

 

Miss Representation (2011)

Directoras: Jennifer Siebel Newsom, Kimberlee Acquaro

 

 

Este documental, en el que participan grandes figuras del feminismo como Oprah Winfrey, Ellen DeGeneres, Gloria Steinam, Hillary Clinton, Katie Couric, Tina Fey y Madonna, es un análisis crudo, ácido y voraz sobre el rol femenino en los medios de comunicación. Con entrevistas –tanto de tinte político como ligeras y agudas– expone el perverso mensaje que la televisión, la publicidad y la prensa vociferan constantemente sobre lo que significa ser mujer. No hay duda de que los medios tienen una altísima –por no decir absoluta– influencia sobre lo que nos gusta, cómo nos vemos y, especialmente, cómo queremos que nos vean.  De pensar lo contrario, fíjense en las fotos de sus padres, tíos y acudientes embutidos en speedos que, aún hoy, no pueden explicar más que con un: “estaba de moda”. Así, el bombardeo mediático –y social-mediático– de tetas, nalgas y filtros ha reducido los estándares de belleza femeninos a tres números –noventa-sesenta-noventa– impidiendo que otros órganos –al parecer, prescindibles– como el cerebro ocupen el lugar que merecen, casi extinguiéndolos de la anatomía femenina aceptada socialmente. En conclusión: si no sirve para reproducirse, entonces “eso pa’ qué”. 

 

It’s a Girl! (2012)

Director: Evan Grae Davis

 

 

Aunque en la mayor parte del mundo los sistemas políticos y religiosos han sido cómplices del control de los derechos reproductivos de la mujer bajo el lema “pro-vida”, en algunos países ejercen el efecto contrario bajo el lema “pro-hombre”. China e India son las naciones más afectadas por la epidemia de abortos y abandonos de niñas en el mundo. Sus creencias religiosas y leyes se han encargado de promover el infanticidio. Así, más de cinco millones de bebés son ahogadas y estranguladas cada año solo en estos dos países. A eso, habría que sumarle una cifra de mayor tamaño para aquellas que son abandonadas. Este relato desgarrador ahonda en las raíces psicológicas, sociológicas y culturales del conflicto y las herramientas implementadas por el estado y las organizaciones religiosas para promoverlo. 

 

The Invisible War (2012) 

Director: Kirby Dick

 

 

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos son una de las instituciones más poderosas del mundo. Mucho se ha hablado –susurrado, tal vez– sobre su tóxica relación con los abusos sexuales en territorio de guerra. Sin embargo, este documental plantea una dinámica –si se puede– más patológica: violaciones al interior de la organización encubiertas por la rama militar del gobierno americano. Estos “héroes” tienen carta blanca para acosar y abusar a sus colegas, siempre y cuando lleven el número indicado de medallitas incrustadas en el pecho y la bandera bien doblada bajo el brazo. Aún bajo amenaza, un grupo valiente de ex-militares denuncia a sus abusadores en un doloroso e indignante documental. 

 

She’s beautiful when she’s angry (2014)

Directora: Mary Dore

 

 

“No estamos tan mal… Podemos trabajar… y votar… y… 

Alguna vez estuvimos peor.”

 

Este es un homenaje a las que se “emberracaron”, se olvidaron de la timidez y la complacencia para enlistarse en una batalla social épica. Son generaciones de mujeres alrededor del mundo que, contra viento y marea –divorcios y amenazas–, han asumido la responsabilidad de defender los derechos reproductivos de la mujer, reducir la brecha salarial, procesar victimarios de abusos sexuales, educar sobre la “humanidad” del género femenino –créanlo o no, al igual que para la comunidad afro-descendiente, nuestra humanidad estuvo en duda–, conquistar la posibilidad de perseguir nuestras metas laborales y proteger la libertad sexual de todos los individuos. Un apasionante recorrido histórico enmarcado en la lucha de quienes tuvieron ovarios –no pelotas– para pelear por todas.

´

Temas relacionados: 
Publicidad