Se encuentra usted aquí

5 pesadillas de la ciencia ficción que ya están a la vuelta de la esquina

Una guía para prepararse para el fin del mundo.
Por
Álvaro Corzo

Por estos días en que millones de personas –entre adictos a las teorías de conspiración, esquizofrénicos sociales y gente de a pie de todos los colores y sabores dentro y fuera de este planeta–, se preguntan por el fin del mundo, realizamos una pequeña guía para quienes se quieran poner al día. Cinco joyas del Sci-Fi que lo pondrán al tanto, sí o sí, con lo que para muchos se nos viene pierna arriba.

La consolidación del crimen preventivo

Minority Report (2002) 

Para los que siguen pensando que las revelaciones de Snowden son una pendejada del pasado, que la recolección de información de nuestras llamadas, mensajes de texto, correos y redes sociales son por nuestro bien y que eventualmente nos salvaran la vida, están muy equivocados.  A diferencia de Minority Report, donde tres pitonisas pronostican quién va a cometer un crimen, hoy se utiliza una tecnología que pareciera sacada de esta joya de Steven Spilberg. Un aparato que usa la Agencia Nacional de Seguridad gringa (NSA) revisa la metada de la información a la que el gobierno estadounidense accede a diario a través de las compañías de telecomunicaciones en ese país.

Activistas, protectores del medio ambiente, de la seguridad alimentaria y de los animales están siendo hostigados de esta forma hoy en Estados Unidos. Las boronas digitales que han dejado regadas en sus llamadas, mensajes y todo tipo de conversaciones han sido recolectadas sin su permiso y son hoy utilizadas en su contra para prevenir cualquier tipo de actividad de protesta o investigación que estén realizando. El día en que este información se use para perseguir a cualquier ciudadano que hable a favor o en contra de quien esté en el poder está a  la vuelta de la esquina. Es solo cuestión de tiempo para que el crimen se combata preventivamente como en cinta protagonizada por Tom Cruise.

Aunque empresas como Facebook, Google, WhatsApp, así como las telefónicas y de proveedores de internet dicen no hacer de espías en nombre del gobierno, se estima que a diario se recogen y se almacenan metada de conversaciones, emails, chats y transacciones electrónicas de más de 700 millones de personas en el mundo entero. Desde que regalamos irrevocablemente nuestro derecho a la privacidad por el placer de poder postear “en tiempo real” hasta la foto del desayuno de esta mañana nuestra suerte fue marcada. Querámoslo o no, la tecnología es como el sexo y no entiende de razones, solo el deseo de más y más. La hora de que nos pasaran la cuenta de cobro ha llegado.

La consolidación de la Corpocracia

Incorporated (2017)

En esta serie, no muy lejana de la realidad, los gobiernos no existen y son las corporaciones las que mandan el planeta. El líder del mundo es la corporación más poderosa de todas, SPIGA, la misma que fabrica las semillas de toda la comida que se siembra en la Tierra así como la farmacéutica que hace los medicamentos base del sistema de salud mundial.  Cualquier parecido con lo que se viene con la fusión entre Monsanto y Bayer es pura coincidencia.  ¡Qué horror!

En este mundo que toma lugar en 2074, nadie vive más allá de la voluntad de la corporación, ella manda y dicta sobre la vida de todos, lo que compras, en lo que  trabajas y hasta en el tamaño de la familia. Come, trabaja y compra las 24 horas del  día y ya está. Más que una pieza de ciencia ficción Incorporated, producida por Matt Damon y Ben Affleck, es una cruda radiografía de nuestro futuro. Un mundo donde las fronteras serán cada vez más estrictas para los humanos más nunca para el capital, la especulación financiera y las corporaciones. Un lugar donde los medios de comunicación no existen, las mujeres y sus derechos reproductivos han sido secuestrados por sus empleadores y donde la resistencia  ha sido aplastada a punta de bolillo y mermelada.

En su primera temporada en SyFy la serie la sacó del estadio asegurando una segunda parte con 10 capítulos más que llegarían a finales de 2017. 

 

Un mundo sin inmigrantes

A Day Without A Mexican (2004)

Sin duda una de mis cintas favoritas. La sátira de este apocalipsis migratorio los pondrá a volar. Todo empieza cuando un día cualquiera se descubre que todos los mexicanos han desparecido insospechadamente del estado de California en Estados Unidos. Sin tan solo un inmigrante para cocinar en los restaurantes, cortar el césped, recoger las cosechas entre millones de otros oficios, California entra en un caos muy cercano al que se ha de formar cuando ICE y Trump terminen de soltar los perros para detener y deportar a los once millones de indocumentados que hay hoy día en los Estados Unidos. Exactamente igual que la ultraderecha europea quiere hacerlo con los inmigrantes árabes en el viejo continente.

Este clásico del 2004 fue dirigido por Sergio Arau, un cerebrito mexicano que ha dejado huella no solo en la música (Botellita de Jerez) sino detrás del arte plástico y del cine en su país.  Un día sin mexicanos pone sobre la mesa en una exquisita comedia negra y con un soundtrack sin igual sobre lo que sería un mundo donde los ciudadanos de segunda clase dejarían de existir. 

 

El día en que perforamos el mundo en busca de petróleo

A Crack In The World (1965)

Es irónico pensar que mientras seguíamos llorando porque no se había logrado nada substancial en las cumbres sobre cambio climático en Copenhague ni en París y hoy vemos cómo Estados Unidos, el segundo país que más contamina en todo el planeta, nombra a Rex Tillerson (ex director de Exxon) como su negociador ante el mundo entero. Estamos hablando de quien fuera el jefe de la petrolera más poderosa del planeta y quien prometió sacar hasta la última gota de crudo que existiera bajo tierra.

Así es Crack in the World, o Una grieta en el mundo, una joya retro del sci-fi apocalíptico de los sesenta que muestra un desastre ambiental que se cocina gracias a la codicia de científicos y zares del petróleo mundial que deciden ir un paso más allá perforando con un misil el centro de la tierra donde se encuentran cantidades ilimitadas de energía.  En esta ocasión la búsqueda por más recursos termina por desatar una cadena de desastres que acaban por partir el planeta en dos. 

 

Compro luego existo

La antena (2007)  

 

No se puede hablar de Sci-Fi apocalíptico sin hacer referencia a esta joya del cine latinoamericano. La antena, del argentino Esteban Sapir, es una exuberante pieza  Dark-Noir que le pone la cereza a esta lista por su lapidaria predicción: un mundo donde todos hemos perdido la voz gracias a que ha sido robada por el Sr. TV, un magnate malvado que maneja el mundo y los medios de comunicación. Esta es una referencia perfecta al lavado de cerebro tan áspero del que somos victimas gracias a la televisión y al consumismo. Un mundo donde los ciudadanos se han convertido en compradores y los soñadores en clichés del sobreconsumo: habitantes que solo consumen comida sintética y sueños prefabricados.

En un formato que no tiene igual, lleno de viñetas, textos y efectos de animación análogos, La antena es una sinfonía de cine mudo que no puede faltar en el arsenal del cine para afrontar el fin del mundo.  Estrenada en 2007 la cinta recorrió todos los festivales de cine fantástico llevándose el abrazo de la crítica que la llegó a comparar con la madre de todas, Metrópolis (1927) del austriaco Fritz Lang.

B-sides post-apocalípticos

Para todos los amantes de la contracultura y del cine ciberpunk también están otras joyas del cine las cuales no se pueden perder. Brave New World (1980), Snowpiercer (2013) y Soylant Green (1973) son piezas increíbles sobre del día cero. Aunque estas últimas proponen escenarios más macabros y distantes de nuestro futuro cercano no dejan nada que desear a la cadena de eventos que han desatado desde hace años el engranaje que dará con el fin del mundo.

Temas relacionados: 
Publicidad