Se encuentra usted aquí

.

8 películas para entender las religiones del mundo de otra manera

Una lista de películas para entender las religiones desde diferentes puntos de vista, contextos e interpretaciones.
Ida, Madeinusa, El crimen del padre Amaro
Ida, Madeinusa, El crimen del padre Amaro
Por
Victor Solano

Llegó otra edición anual de la semana santa. Pero esta vez no podemos decir que “el cuerpo lo sabe”, porque en 2020 la experiencia religiosa (o vacacional) tendrá que vivirse en casa por culpa del coronavirus. Por eso, les dejamos una lista de películas para que aprovechen la ocasión y se pregunten por qué la fe sigue siendo el refugio de tanta gente alrededor del mundo.

Por Víctor Solano Urrutia

En cierto momento del año muchos nos preguntamos con ansías ‘¿cuándo es que es semana santa?’ con la esperanza de que el amigo o amiga creyente que se sabe las fechas nos levante la fe diciendo que falta poco. Y es que el calendario católico tiene tantas festividades que nos es complicado tener conocimiento pleno de lo que significa cada una más allá de la fecha festiva en el calendario. De alguna manera, para muchos, hoy nos es desconocida la religión de nuestros abuelos. O las formas religiosas en general.

Por eso hicimos una lista de películas para ver en semana santa y comprender esos aspectos de la vida que logran ser atendidos o, al menos, planteados por las religiones en diferentes contextos culturales.

  1. El crimen del padre Amaro (2002)

Protagonizada por un joven Gael García Bernal, está basada en la novela homónima de Eça de Queirós, que retrata la vida y controversia de un sacerdote de provincia conocido como el padre Amaro. Este sacerdote descubre cómo la iglesia aprovecha el caudal económico de un narco para enriquecerse mientras se hace el de la vista gorda frente a la persecución de sus devotos. Por si fuera poco, Amaro también se enamora de una joven con la que inicia una relación que debe permanecer en secreto ante los ojos del clero, del pueblo y del cartel.

No cabe dudas de que la película fue y sigue siendo controversial por tratar temas tabúes para la Iglesia como los nexos con la criminalidad, el celibato y el aborto. No obstante, ayuda a entender que lejos de Roma, más exactamente en el mundo campesino, la iglesia se involucra en otro tipo de dinámicas.

  1. La Isla (Ostrov) (2006)

Esta oscura cinta dirigida por Pavel Lungin describe la vida de un bizarro monje ortodoxo llamado Anatoly que pasa sus días en un apartado archipiélago ruso. Sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial, más por egoísmo que por milagro, Anatoly se convierte en un profeta mundano y cascarrabias que vive en una cabaña harapienta en casi completo ostracismo. A pesar de ello, ha ganado fama por sus poderes curativos y milagrosos, a título de ser el loquero de la isla.

Esta película describe muy bien la culpa y el peso del arrepentimiento en el contexto del cristianismo ruso ortodoxo, que de por sí es bastante místico y ‘darks’ por su relación entre la vida terrenal y la resurrección. Prueba de ello es la maravillosa escena del entierro anunciado del monje que registra magistralmente Lungin en este filme.

  1. Inch'Allah (2013)

La protagonista de Inch'Allah (que traduce del árabe “si Dios quiere”) es una médica canadiense que cada día atraviesa las fronteras imaginarias pero reales entre Palestina e Israel, territorios entre los cuales trabaja, duerme, hace amistades, comparte y pasa su tiempo libre. Una historia que inocentemente se va tornando desgarradora por tocar aspectos bastante crudos del conflicto palestino-israelí, que casi siempre suele pensarse como disputa religiosa.

¿Por qué incluir la película en esta lista? Porque si bien este conflicto es más que todo geopolítico, la religión juega un papel importante en cómo las personas de carne y hueso justifican su destino. Sin caer en caricaturizaciones, Inch'Allah desata los sentimientos del espectador hacia un contexto lejano pero más humano de lo que se cree. Vemos a musulmanes, judíos y cristianos en su día a día, obligados no obstante a proteger a sus familias por el miedo a lo desconocido y por el terror de perder lo que en su concepción es lo más sagrado. Una entrada interesante a este conflicto que sin duda le hará tomar partido.

  1. Madeinusa (2006)

Quizá la película más apropiada para ver en esta semana santa, quitándonos de encima los aburridos ladrillos que pasan una y otra vez por televisión. Madeinusa es la historia de una joven campesina de los Andes peruanos, hija de un gobernador indígena que, en medio de las fiestas del Tiempo Santo en su villa, se enamora (¿por oportunismo?) de un ‘gringo’ alelado que no entiende nada de lo que está pasando a su alrededor.

Cabe mencionar que en el mundo indígena andino las cosas tienden a invertirse y los roles sociales a ser, por un tiempo, mandados al traste. Dado que según el rito católico de semana santa “Jesús está muerto”, ésta es una semana de descontrol, sexo, alcohol y fiesta, en la que las mujeres pueden además elegir con quién meterse a diferencia del resto del año en el que el patriarcado se abre espacio.

Una película que no tiene héroes y que desmitifica a los hippies que buscan aventuras culturales. Una película para ver otras formas de vivir la semana santa amalgamando realidad y tragedia.

  1. Les voisins de Dieu (Los vecinos de Dios) (2012)

En el contexto israelí, Avi Assaf es un militante judío ultra-ortodoxo que se toma por cuenta propia el papel de policía de la moral en un barrio a las afueras de Tel Aviv. La función de Avi y su grupito de observadores de la ley abrahámica consiste en decirle a las mujeres cómo vestirse, evitar que los comerciantes abran sus tiendas los sábados, y hacer respetar la Torá a la fuerza, si es necesario… O al menos hasta que Avi se enamora de una atractiva joven ‘heterodoxa’.

Un filme a ratos fuerte, a ratos exagerado, que tiene como propósito cuestionar la rigidez de los esquemas éticos de la religión por medio de cuestionamientos sobre la vida cotidiana. ¿Qué es el pecado? ¿Qué es ser un buen judío? ¿Cuál debería ser el modelo a seguir para la juventud? Más que una crítica a la religión o al judaísmo en particular, Les voisins de de Dieu aprovecha las contradicciones para preguntarse cómo convive la tradición con el cambio.

  1. Los dos papas (2019)

Cuando empecé a ver esta película tenía mis dudas. ¿Cómo iba Netflix a vender una historia de tinte religioso en estos tiempos? Pero resultó siendo una grata sorpresa por la manera como integró de manera magistral la fidelidad biográfica, la crítica y la creatividad. En resumidas cuentas, Los dos papas retrata los encuentros entre el entonces papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger, interpretado por Anthony Hopkins) y el cardenal argentino Jorge Bergoglio (pre-Francisco, interpretado por Jonathan Pryce), momentos antes de que el primero resignara y de que el segundo fuera elegido por cónclave.

Si bien ya tocamos el catolicismo cuando hablamos de El crimen del padre Amaro, esta película no es del todo opuesta a pesar de tratar ese catolicismo apostólico y romano. El toque genuinamente interesante de la trama es el trasfondo de la vida de Bergoglio como un párroco muy humano, ambiguo a veces; astuto pero también contradictorio por experiencia; que tuvo que negociar y enfrentarse a dilemas éticos en tiempos de dictadura para salvar a sus curas, y que renunció a su amor sin dejar los colores de su San Lorenzo. Esta bio-pic permite entender, pese a ciertas inexactitudes históricas, la relación entre fe y política que en Latinoamérica ha estado marcada por la sangre y la teología de la liberación.

  1. Masaan (2015)

Masaan es una co-producción indo-francesa que desarrolla cuatro historias cruzadas en torno al río Ganges. La primera escena ya es lo suficientemente desgarradora: un par de jóvenes tienen relaciones sexuales extramatrimoniales, pero son descubiertos por la policía y acusados de comportamiento indecente. Para evitar la deshonra, el joven se suicida mientras a la mujer se le pide un soborno que su familia no es capaz de pagar, dado que pertenece a una casta intocable, lo que les obliga a marcharse de la ciudad para evitar señalamientos. Por otra parte, un apuesto muchacho que trabaja en la incineración ritual de cuerpos al borde del río aparenta ser de una casta elevada para ganar el amor de una joven a la que, sin embargo, no le importan las distancias sociales. Pero la tragedia también golpea repentinamente a esta pareja.

Lo maravilloso de las películas de la India (y del circuito Bollywood en especial) es la intensidad de las historias que prometen o llantos descontrolados durante semanas, o excelentes coreografías random. Esta película no es absurdamente dramática o extraña, pero logra entrelazar muy bien las historias presentando el drama de las castas como un trasfondo religioso no forzado. Es el hinduismo el sistema que permite entender el deshonor, la movilidad social, la inminencia e irrevocabilidad de la muerte, y la importancia espiritual del Ganges, que trabaja como la vena central de estos relatos.

  1. Ida (2013)

Momento para hablar del aclamado largometraje de Paweł Pawlikowski. Ambientada en Polonia en 1962, uno de los países más fervientemente católicos del mundo, Ida narra la historia de una novicia a punto de ordenarse como monja. Antes de ello, entabla contactos con su única pariente, una tía de carácter un tanto liberal quien le revela a la protagonista secretos sobre su origen judío y la acompaña a buscar los cuerpos de sus padres. Esta travesía está acompañada de una increíble belleza paisajística y de una sutiliza impresionante, al punto que la actuación es justa y estremecedora.

Ida merece la pena no sólo porque está muy bien ambientada, sino porque su significado radica en la identidad de la protagonista. Aunque se le impone una verdad que más parece una amenaza (“¿así que eres una monja judía?”), Ida encuentra otras dudas que la llaman a buscar alternativas a la vida de convento. ¿Y si no toma sus votos? ¿Y si renuncia y vive otra vida? La manera como ella resuelve estas tentadoras posibilidades sorprenderá a más de uno.

Películas que no podemos dejar pasar

Son muchas las películas que a lo largo de la historia reciente han tratado, desde diferentes puntos de vista, contextos e interpretaciones el asunto religioso. No podemos, desde luego, resumirlas todas. Este artículo brindó una pequeña selección contemporánea sobre las religiones situadas en el punto de vista de sus feligreses. Pero podríamos alargar  la lista con recomendaciones para quienes quieran ampliar su interés sobre algunas de las religiones de las que hablamos:

Películas sobre cristianismos (católico, evangélico, bautista, ortodoxo):

  • La cabaña (2017)
  • La religiosa (2013)
  • La misión (1986)
  • El nombre de la rosa (1986)
  • Andrei Rublev (1966)
  • The Witch (2015)
  • Silencio (2016)

Películas sobre el Islam

  • Bilal (2016)
  • El pan de la guerra (2017)
  • Wadjda o La bicicleta verde (2012)
  • Muhammad: el mensajero de Dios (2015)
  • La fuente de las mujeres (2011)

Películas sobre judaísmo:

  • One of us (2017)
  • The Chosen (1981)
  • Poco ortodoxa* (2020, *miniserie)
  • Son of Saul (2015)

Películas sobre budismo:

  • La copa (1999)
  • Siete años en el Tibet (1997)
  • Bu Ken Qu Guan Yin aka Avalokiteshvara (2013)
  • El arpa birmana (1956)
  • For the Benefit of All Beings (2011)
Más contenido sobre: