Se encuentra usted aquí

A 16 años de la primera Spiderman, ¿Cómo ha cambiado el personaje?

La de 2002 fue un fenómeno de cultura pop. ¿La recuerda?
Marvel
Marvel
Por
Edgar Medrano

Después de 16 años, múltiples secuelas y dos reboots; la primera trilogía de Spiderman parece una reliquia del pasado. Aun así, no deja de ser muy recordada y querida por los fans de nuestro amigo arácnido.

Por Edgar Medrano

A esta trilogía se le atribuye el regreso de los superhéroes en la gran pantalla, después de varios fracasos en los 90 de este tipo de películas. Como hemos visto, el boom de las cintas de superhéroes sigue vigente y está lejos de terminar. Muchos se lo agradecen a las 3 primeras cintas de la saga, dirigidas por Sam Raimi.

En 2017, tras un acuerdo entre Sony (quienes produjeron la primera saga de "Spidey") y Disney (propietaria de Marvel) Spiderman se unió al Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) con Spider-Man: Homecoming, protagonizada por Tom Holland.

Dada la agitada y variada historia de nuestro héroe en la pantalla grande desde el estreno de la primera película en 2002, vale la pena preguntarnos, ¿Qué tanto ha cambiado Spider-Man después del universo cinemático de Marvel?

Lo emocional 

Para todos fue un alivio saber que Homecoming no nos iba a contar por enésima vez su origen, todos los conocemos y no necesita mostrarse de nuevo. Pero no mostrar la muerte del tío Ben, no significa que no deba sentirse. Las lecciones sobre el gran poder y una gran responsabilidad las aprendió en esa terrible noche y son la principal razón que lo hicieron el superhéroe que es. Spider-Man siempre ha sido inteligente, simpático y entretenido. Sin embargo, la última entrega omite este momento emocional, que motiva todas las acciones de Peter Parker como superhéroe.

El factor diversión

Es innegable que tanto Spiderman (2002) como Homecoming son divertidas a su propia manera. Sin embargo, es evidente que la trilogía tiene momentos más serios, principalmente por los infortunios de Peter por manejar la doble vida de un trabajador y un superhéroe.

Por otra parte, Homecoming sin duda es la película más divertida de Spider-Man hasta el momento. Se aferra a cada risa que pueda sacar de sus personajes, con gags visuales referentes a la torpeza adolescente de Peter, nos da un superhéroe alegre y hasta juguetón que marca el tono de toda la película.

El romance

En la trilogía, Peter Parker está luchando por el amor de Mary Jane todo el tiempo, hasta sus enemigos la usan como ficha para lograr los objetivos de sus planes. Homecoming por otra parte, tiene una trama romántica más sutil: durante la película está conociendo a Liz, su compañera de decatlón. Está relación se ve truncada de repente cuando ella se muda a Oregon, la semilla está plantada para un reencuentro en el futuro.

En este aspecto la trilogía es en definitiva más melodramática y “novelera”. El rol de Mary Jane de damisela en apuros ya se siente bastante gastado, además de verse exagerado y anticuado en comparación a la relación desarrollada en Homecoming.

La acción

Cada entrega de Spiderman está llena de escenas de acción icónicas. Cabe agregar que después de tanto tiempo muchas siguen siendo decentes. Por ejemplo, la escena del tren después de la batalla con el Doctor Octopus, pudimos apreciar a nuestro héroe llevado a su límite máximo, con un atractivo visceral que las entretenidas escenas de Homecoming no tienen y le dan ese impacto que las hacen tan memorables.

Peter Parker

Peter Parker es un gran personaje, más allá de sus habilidades como superhéroe. Por lo tanto, Tobey MacGuire y Tom Holland pueden ofrecen cosas muy diferentes en sus interpretaciones. McGuire nos muestra a un tipo raro, marginado, reservado y con habilidades sociales casi nulas. Empático y sacrificado a morir, así sea a costa de su propia felicidad y de la tranquilidad de su propia vida.

Holland por otra parte, nos da una interpretación fresca y peculiar con las incomodidades naturales de la adolescencia. Nos muestra a un tipo tranquilo que, con su mejor amigo y secuaz, es convincente representando a un estudiante de colegio.