Se encuentra usted aquí

Alguien en Brasil organizó un robo como el de La casa de papel

Oro, máscaras, fusiles, policías falsos y un plan ejecutado de forma quirúrgica. En Brasil hicieron un robo cinematográfico.
La casa de papel - Netflix
La casa de papel - Netflix
Por
Redacción Shock

El pasado jueves 18 de julio un grupo de ocho hombres ejecutaron en Sao Paulo, Brasil, un robo de proporciones cinematográficas. Fue un delito particularmente sonado, precisamente, por las semejanzas que guarda con la hiperpublicitada serie española La casa de papel, transmitida por la plataforma de streaming Netflix.

Alerta spoiler

El hecho ocurrió en un hangar del aeropuerto internacional de Sao Paulo. Tal y como sucede en la tercera temporada de La casa de papel, los hombres ingresaron disfrazados como policías en busca de un cargamento de 750 kilogramos de materiales preciosos, incluyendo 720 kg de oro, que, según informa la prensa, tenía como destino las ciudades de Nueva York, en Estados Unidos, y Zúrich, en Suiza. Falsos policías buscando robar oro: la trama se repitió.

En el caso brasilero, después de dos minutos y medio ejecutando el plan quirúrgicamente, los ladrones lograron escaparse con el botín. La noticia se extendió en Brasil por un video viral en el que se ve entrar y salir a los hombres. Luego se supo el resto del plan.

El día anterior los asaltantes habían dado el primer golpe. Tomaron como rehenes a los familiares de un alto empleado de la empresa que debía transportar la carga, valorada en al menos US$30 millones, y lo forzaron a darles información. Cuatro adultos y cuatro niños estuvieron en poder de los criminales durante unas 20 horas. Después de terminado el robo, fueron liberados.

La estrategia de entrada se asemeja mucho más a la de La casa de papel si tenemos en cuenta que la operación utilizada por los ladrones para entrar en el hangar fue pintar las camionetas en las que iban para hacerlas casi idénticas a las de la policía federal brasileña. También llevaban máscaras, fusiles y pistolas, pero no necesitaron de violencia para llevar a cabo el robo.

Los hombres, que huyeron en las camionetas y las dejaron abandonadas, son hoy buscados por las autoridades locales.

Más contenido sobre: