Se encuentra usted aquí

.

Alice en Batwoman: mucho más que una "Joker" femenina

¿Qué hace tan especial a la villana de Batwoman?
Cortesía HBO.
Cortesía HBO.
Por
Julián Ramírez

A finales de abril publicamos una entrevista con Rachel Skarsten, la actriz que interpreta a Alice en Batwoman, la exitosa serie que pertenece al mismo universo televisivo que Flash, Arrow y Supergirl. En esa charla, ella describe a su personaje de la siguiente forma: "Alice es a Batwoman lo que el Joker es a Batman".

Por: Julián Ramírez // @Sir_Laguna

A pesar de estas comparaciones con el archienemigo del hombre murciélago, Alice ha demostrado a lo largo de la primera temporada de Batwoman que es mucho más que una ‘Joker femenina’. Su trágica historia, su relación con la protagonista y los macabros planes que tiene para Ciudad Gótica la alejan del ‘payaso príncipe del crimen’ y la convierten en una fuerza del mal única que nos dice cosas muy interesantes sobre la naturaleza de los traumas emocionales y las relaciones familiares.

Pero antes, vamos a recordar un poco su historia.

A continuación encontrarán ‘spoilers’ de Batwoman.

Kate Kane y Beth Kane —Batwoman y Alice— son hermanas mellizas. Esto no es realmente un ‘spoiler’, pues es algo que se sugiere con fuerza en el primer episodio de la serie y es confirmado poco después. Esta relación es, sin duda, la columna vertebral de la historia y una gran fuente de dramatismo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Batwoman (@cwbatwoman) on

Tras un accidente de auto en su infancia, Beth y su madre fueron dadas por muertas, pero la niña sobrevivió. Lamentablemente, cayó en las garras de un psicópata que la tuvo secuestrada por años para que le sirviera de compañía a su hijo Johnny, un tímido niño desfigurado. Ambos se hicieron amigos y se apoyaron el uno al otro para sobrevivir a los abusos psicológicos a los que eran sometidos por el padre y la abuela de Johnny. Años después, aceptando que nunca sería rescatada, Beth adoptó una especie de nueva identidad para proteger su psique y ‘enterrar’ en lo más profundo de su mente su anterior personalidad. Esta nueva identidad se bautizó a sí misma como Alice en honor a la protagonista de Alicia en el país de las maravillas, un libro que la acompañó en los momentos más duros de su secuestro.

Fue una frase de Alicia en este libro la que finalmente rompió la mente de Beth y la llevó a aceptar su nueva y horrible realidad: "No puedo volver al ayer, porque ya soy una persona diferente".

Eventualmente, Alice asesinó a la abuela de Johnny y escapó junto a él. Desarrolló un odio visceral por su anterior familia por seguir adelante sin ella y no rescatarla durante los años que estuvo secuestrada. Descubrió que la nueva esposa de su padre forjó pruebas de la muerte de Beth para que pudieran ‘seguir adelante’ y decidió comenzar su venganza.Cuando Alice regresó a Ciudad Gótica, Batman ya llevaba varios años desaparecido. Esto le permitió a su propio grupo criminal, Wonderland Gang, tomar la ciudad por sorpresa cometiendo atentados terroristas. Estos eventos fueron los que llevaron a Kate a tomar el manto de Batwoman y enfrentarse a su propia hermana para proteger la ciudad.

Durante buena parte de la primera temporada de Batwoman, Kate no desea más que tener a su hermana de regreso. Descubrir que Beth está viva, pero se ha convertido en una psicópata asesina, la pone en conflicto con su propia identidad como superheroína. Ella permite en varias ocasiones que Alice escape o permanezca en libertad, guardando la esperanza de que se reforme y poder tener de nuevo a Beth a su lado. Pero eso no ocurre. En realidad, Alice usa el sentimiento de culpa y síndrome de superviviente de Kate para manipular la situación y acercarse más a la venganza que desea. 

Esta dinámica es lo que hace de esta una serie tan atractiva. Es muy sencillo comprender el dilema al que se enfrenta Kate al lidiar con Alice y sabemos que no hay una solución sencilla para lo que ocurre. Es similar a la forma en que Batman se niega a matar al Joker a pesar de que de esa forma salvaría muchas vida, pero la relación fraternal la hace mucho más personal.

Es por eso que el giro introducido por el crossover Crisis en las Tierras Infinitas resultó tan impactante.

A causa de los eventos que destruyeron el multiverso (algo normal que ocurre cada cierto tiempo en el mundo de los cómics), una versión de Beth que nunca sufrió el trauma del secuestro cruza a la dimensión de la serie. En ella, Kate encuentra a la hermana perfecta que siempre quiso tener. Pero la realidad resiente tener dos versiones de la misma persona y tanto Alice como Beth comienzan a morir.

Batwoman tiene la posibilidad de salvar a una de ellas a costa de la otra. Decide salvar a la Beth de otra dimensión y acompañar a Alice en su fallecimiento entre lágrimas. Finalmente, las cosas no salen como esperaban y es Alice quien sobrevive. Interpreta la decisión de Kate como la traición definitiva.

A pesar de lo fantástico que resulta, el dilema de ‘las dos Beth’ resulta realmente interesante de analizar. Aunque ambas eran la misma persona y la nueva Beth era la realización de los deseos de Kate, no le resultaba fácil considerarla su ‘verdadera’ hermana. Las lágrimas que la acompañan cuando toma su decisión de dejar morir a Alice dejan ver que, a pesar de que la villana es una persona completamente diferente a lo que sería Beth si no hubiera vivido la tragedia, simplemente no puede dejar de considerarla como su hermana.

Durante los siguientes episodios, Alice continúa manipulando continuamente los sentimientos de Batwoman. Siempre dejando en sus diálogos un asomo a la posibilidad de ‘volver a ser Beth’ y culpando a Kate y a su padre de la existencia de Alice.

Es claro que Alice no está bien. Tiene graves problemas mentales y dificultad para lidiar con la realidad. Sin embargo, la forma en que busca excusar todos sus actos de crimen y violencia detrás de “lo que tuvo que sufrir” es un problema. Las enfermedades mentales y traumas de pasado no son una excusa para tratar a los demás de la forma en que ella los trata. La identidad de Alice no es solo una protección mental, es la forma que ha adoptado para dar rienda suelta a sus peores emociones y sentir que no tiene por qué pagar las consecuencias.

Hay una escena en la que Alice está en custodia y le permiten llevar su libro de Alicia en el País de las Maravillas. Ella usa un anzuelo escondido en la portada para liberarse y escapar. Es una buena representación de la forma en que la obra de Lewis Carroll le sirve como protección y escape tanto literal como simbólico. 

Durante todo este tiempo, Alice trata que Kate vea el mundo de su manera. Según ella, el sufrimiento que ha tenido que soportar debería ser suficiente para que la sociedad le permita hacer lo que ella quiera en retribución. Pero las cosas no funcionan así. Hay traumas difíciles de superar, hay otros que no se superan nunca y es verdad que para poder sobrellevarlos necesitamos el apoyo y comprensión de los demás. Sin embargo, permitir que estos sirvan como excusa para acciones tóxicas o directamente criminales no puede ser tolerado.

Este enfrentamiento también revela una compleja dinámica sobre el privilegio y las personas que quieren hacer el bien. A pesar de la discriminación que sufrió por su orientación sexual, Kate creció en un ambiente amoroso y con dinero. Ella sabe que no puede comenzar a entender lo que sufrió su hermana y ese deseo de apoyarla es lo que le lleva a cometer tantos errores y a permitir que Alice cometiera tantos crímenes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Batwoman (@cwbatwoman) on

Como pueden ver, Alice es un personaje increíblemente complejo. Una víctima y victimaria. Tan merecedora de nuestra comprensión como de nuestro odio. Ver la forma en que esta mujer pone en acción sus planes y sigue poniendo en jaque a Batwoman es lo que nos tiene regresando a esta serie semana tras semana. Queremos que sea atrapada y pague por sus crímenes, pero también hay algo en nosotros que sufre por ella y quisiéramos que pudiera dejar la villanía atrás para ser feliz.

Este contraste también está bien reflejado en su personalidad. La mayor parte del tiempo parece estar interpretando a un personaje. Actúa de forma alegre y sonriente incluso en medio de las acciones más crueles. Esa es Alice. De un momento a otro, sobre todo cuando está hablando o recordando su pasado, sale una Beth llena de rabia y desesperanza que no se parece en nada al personaje de la obra de Carroll.

¿Cómo terminará su historia? Aunque faltan pocas semanas para el final de temporada, es poco probable que se quieran deshacer tan pronto de un personaje tan atractivo y popular. En los cómics, ella eventualmente se convierte en la antiheroína Red Alice, para luego volver a la vida de crimen. ¿Veremos estos eventos en la serie? Esperamos que sí.

Más contenido sobre: