Se encuentra usted aquí

'American Horror Story': el mensaje apocalíptico de su temporada 8

El mundo se va a acabar. O por lo menos, ese es el mensaje de la nueva temporada de AHS.
FX
FX
Por

Con Apocalypse, American Horror Story inicia su octava temporada, que muestra un sombrío y no muy lejano panorama mundial.

Por Jorge Asmar 

American Horror Story (AHS), una de las pocas series que sobreviven fuera del monstruo del streaming que es Netflix, arrancó su 8 temporada, Apocalypse. Tal vez no con tanta expectativa como otras, sin tanto cartel, y sí: sin Lady Gaga, que aunque actuó bien en la temporada llamada Hotel, tampoco fue la maravilla.

Pero ahondemos en lo que importa: Sarah Paulson es una diosa, Kathy Bates es una genio de la actuación y el regreso de la grandiosa Jessica Lange.

Si usted jamás ha visto esta serie pues le cuento: American Horror Story, creada por Ryan Murphy, es una antología de 8 temporadas con sucesos desenfrenados, diabólicos, cultos, brujería y una base actores que aparecen en todas las temporadas, adaptando un carácter diferente que se acomoda al tiempo espacio de forma sutil y etérea. Las actuaciones polifacéticas como icono de la saga de AHS.

Cada temporada tiene su tono, su año y el desarrollo de un trasfondo que se acerca a lo que pueda causar mayor controversia. Por ejemplo, la temporada 7: Cult, trató sobre cultos a personalidades, asesinatos en serie y un Evan Peters que parecía un Charles Manson millenial. Esta temporada tuvo como arranque el triunfo de Trump sobre Clinton en las elecciones presidenciales de USA, y sí, AHS lo pintó como el inicio del caos (nada lejos de lo que está pasando). 

Pero lo importante acá es la reseña a la octava temporada, por lo tanto: ¡ALERTA DE SPOILER! Pero tranquilos, no es tan grave. 

Apocalypse arranca con el anuncio en los noticieros de ataques nucleares, el comienzo de la III guerra mundial. Entre caos y miedo aparecen unos personajes muy al estilo Hombres de Negro recogiendo a unos pocos elegidos por su ADN, quienes son salvados para pertenecer al nuevo inicio del mundo. El resto del planeta se fue al carajo.

Luego de 2 semanas encerrados en un refugio, Timothy y Emily llegan a The Cooperative, dónde están más “elegidos” e inicia la magnífica puesta en escena de Sarah Paulson como Wilhelmina Veneable y Kathy Bates como la señora Meade, anfitrionas y dueñas de este resguardo sombrío y tenebroso.

La tensión se mantiene debido a que este edificio que en teoría debería preservar el bienestar de sus elegidos, se convierte en una cámara de torturas, dónde se pone la misma canción sin parar todos los días, no hay luz eléctrica, los recursos alimenticios son escasos, pero sobre todo porque se convierte en la jaula de castigos de Veneable.

Ahora, lo más importante y lo que mantiene en vilo a los fans de AHS: Antes del lanzamiento de esta temporada, como promoción se habló que Apocalypse es la fusión de 2 temporadas pasadas Coven y Murder House en la cual todos los personajes se mezclaran para darle un hilo de unión a esta serie.

Esto qué significa: Sarah Paulson interpretando 3 personajes en una misma temporada, sí 3 personajes –por eso digo que es una diosa– y el regreso de Jessica Lange quien es toda una institución en esta serie, gracias a su experiencia y su facultad de mezclar elegancia con terror y manipulación, ella es la actriz ideal para AHS y sobre todo porque su ausencia en Hotel se hizo notoria.

También marca el retorno de Emma Roberts en su rol de bruja rebelde de Coven, y la esperada y necesaria vuelta de Connie Britton quien participó en la primera temporada, Murder House. 

Más no sé, o bueno, sí sé, pero para qué les arruino la oportunidad de ponerse al día con esta creación que ya anunció va otras 2 temporadas, entonces: tenemos AHS para rato. Por lo tanto es su deber como personaje culto y conocedor de las maravillas televisivas ponerse al tanto y porque no, motivarlo a que se disfrace en este Halloween del payaso Twisty, uno de los mejores personajes de la saga.

 

Temas relacionados: