Se encuentra usted aquí

Documentales musicales para ver en Netflix

Culturícese y conozca la historia de grandes de la música desde la comodidad de su casa.
Foto Getty / Evening Standard/  Robin Jones / Guang Niu
Foto Getty / Evening Standard/ Robin Jones / Guang Niu
Por
Jenny Cifuentes

Dese una maratón musical en Netflix con poderosos documentales en que los duros son protagonistas. Quincy Jones, Bob Marley, Sepultura, Johnny Cash, Camarón de La Isla y otras estrellas, en historias que lo dejarán con los ojos hasta la barbilla. Coja provisiones, enciérrese y dele play.

Por: Jenny Cifuentes // @Jenny_Cifu

Quincy Jones

Directores: Rashida Jones y Alan Hicks

Quincy es un apartado extenso e irreductible de la historia de la música. El ‘Rey Midas’ de la producción del siglo XX, y genio influencia de generaciones, que definió el sonido de varias épocas y de un largo listado de músicos de ligas mayores: Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Frank Sinatra, Billie Holiday, Aretha Franklin, Ray Charles, Paul McCartney  o Michael Jackson, hoy tiene 85 años. Está por encima del bien y del mal, y ya no tiene nada que callar. Hace unos meses su entrevista para Vulture con declaraciones sobre la industria y sus personajes, encendieron el chisme y fueron carne pulpa para medios. Puso a revolotear a todo el mundo por “el escándalo” y hasta  sus hijas lo hicieron pedir perdón por lo dicho. Pero perro viejo late echado. Quincy se las sabe todas y tiene el diente afilado. Después de ser responsable tanta proeza, qué le va a importar.

Su hija Rashida y Alan Hicks unieron fuerzas para narrar en un documental, apartes de su agitado y alucinante expediente.  Jones, responsable de efemérides musicales, fue pionero en muchas actividades, quebrando no solo estándares sonoros sino además, fronteras raciales. Fue el primer vicepresidente negro de una compañía discográfica (Mercury), el primer compositor afro que hizo música para películas, y el primero también en ser nominado a Best Original Song en los Óscar.

Amante del licor y de la noche (bebió hasta los 80), desde que a los 14 se le acercó a Ray Charles con su trompeta y le dijo que quería tocar,  arrancó a cumplir su sueño de componer y arreglar. A los 29 despegó con Sinatra cuando el cantante estaba en la cima, y su música salió del planeta: los astronautas del Apolo 10 reprodujeron la canción Fly me to the Moon - versión Sinatra arreglada por Jones -, para la gente en la Tierra, a 250.000 kilómetros en el espacio.  Quincy siempre ha volado. Ha estado involucrado con cuanto género musical existe y produjo discos que hicieron historia: Off The Wall, Thriller y Bad de Michael Jackson. Fue artífice del tema We Are The World que recaudó millones de dólares en una campaña por África.  Ha participado en 40 películas (fue productor por ejemplo, de El Color Púrpura que por estos días está convirtiendo en un musical) y  productor del show de televisión El Príncipe del rap (protagonizado por Will Smith). Le han hecho decenas de homenajes, ya está santificado en el Salón de la Fama del Rock´n Roll, y en sus estantes luce 28 Grammys, un Óscar, un Premio Emmy y muchos otros.  

Esta cinta esencial que cuenta con la aparición de Dr. Dre, Kendrick Lamar o Lady Gaga, estampa a un tipo incansable, que afirma: “No se puede vivir sin agua ni sin música”. Señoras y señores, su majestad: Quincy Jones.

 

 

ReMastered: Who Shot the Sheriff? (2018)

Director: Kief Davidson

“Te quieren tanto, que te matan”, dijo Bob Marley. En diciembre de 1976 intentaron asesinarlo. Todos tenían una teoría. Unos decían que había sido la oposición, otros, que la CIA (Agencia Central de Inteligencia).  Algunos afirmaban que tenía relación con apuestas de la mafia, y muchos, que era parte de un complot para desestabilizar a Jamaica. Luego del atentado, el show continuó. Who Shot the Sheriff? permite acercarse al poder de la palabra de Marley y su influencia sobre todo un pueblo. A su fama de niveles desbordados, y a él como  símbolo de paz.

Esta, la primera de las ocho entregas de ReMastered, la docuserie sobre hechos históricos en la vida de íconos como Marley, Johnny Cash, Run – DMC, o Sam Cooke, aborda el exilio a Londres del cantante; la historia de canciones, entre otras, Ambush in the Night , sobre el tiroteo,  o el corte de denuncia Trench Town; la creación del álbum Exodus; la producción de ThSmile Jamaica Concert en diciembre del 76; el surgimiento del movimiento rastafari y  Bob firme cantando: “los rastas no trabajan para la CIA”. También exhibe la decisión de Marley, - en un momento de violencia en su país-,  de hacer un show por la paz previo a las elecciones, el histórico One Love Concert (1978) en el que  reunió a los dos rivales políticos, y que tuvo gran impacto social y musical.   

 

 

Sepultura Endurance (2017)

Director: Otavio Juliano

Un filme para tatuarse a Sepultura en la cabeza y gritar como el disco: “Sepultura, Under my Skin”. “La primera vez que oí Refuse Resist, parecía el f***ing  apocalípsis. Se me puso la piel de gallina. Pensé: cuando el mundo termine, es así que va a sonar. Era la cosa más pesada que había escuchado en mi vida” dice el guitarrista Scott Ian de Anthrax.  

La carrera de acero inoxidable de la banda brasilera, forjadora del poder metalero latino, ya curada de espantos y con una herencia sonora regada por el planeta, en este documento con testimonios de Lars Ulrich (Metallica), Phil Anselmo (Pantera) David Ellefson (Megadeth) o  Corey Taylor (Slikpnot).  En imágenes, su lucha, vivir en la ruta, cómo se construyó y se reconstruyó la banda.  Su fuerza bestial que en vivo mueve masas, hace temblar la tierra y sacudir melenas.  Ese  estilo particular con algo tribal, gestado escarbando en su tierra, que tuvo influencia de la música sertaneja, de la batida, de experimentación con instrumentos como la viola caipira, tamborín, pandero o triángulo (característicos de la percusión brasilera). Su evolución musical y temática, desde escribir sobre  vivencias particulares hasta mostrar la realidad de su país, la corrupción política y violencia policial.  

Apartes de la grabación de discos insignes: Arise, Roots o Kairos.  La salida del guitarrista y vocalista Max Cavalera y luego, la de su hermano Igor, el baterista (miembros fundadores).  Los músicos que pasaron y los que aún permanecen guerreando en la agrupación, los conflictos y hasta la novela de “La Yoko Ono” de Sepultura. Contenido brutal.

 

 

Camarón: The Film  (2018)

Camarón, flamenco y revolución

Director: Alexis Morante

No hay que saber de flamenco para verlo. Aunque usted nunca haya escuchado una canción  del género, se puede enganchar con la historia de su más grande cantaor, porque el efecto Camarón es imparable y es verdad lo que dicen: “Camarón es la garganta de dios”. Un tipo irrepetible, apodado así por rubio, blanco y menudito,  que nació en los 50, (cuando el flamenco era subterráneo y se oía solo en los patios) y se convirtió en un  terremoto que sacudió la música en España, encarnando así el símbolo del nuevo flamenco. Con él, ese ritmo pasó de ser música de culto encerada en las tabernas, a rebosar estadios.

El filme, que cuenta con la narración de Juan Diego (reconocido actor español), echa mano de animación, fotografías, testimonios y planos aéreos de Andalucía,  para narrar momentos relevantes de la vida del artista, como su partida hacia Madrid, su encuentro mágico con Paco De Lucía, - unión de alto calibre que  convulsionó el flamenco –, la alianza con su guitarrista Tomatito, su aparición en el cine, el paso por Nueva York, Paris, o su show en el Festival de Jazz de Montreaux. El video, que emociona,  lo muestra como fue: gitano virtuoso y humilde, apasionado por el cante, enganchado con las drogas, triunfador y enfermo al final de su vida.  

En apartes, se describe el surgimiento del himno Soy Gitano con The Royal Philharmonic Orchestra, grabado en los estudios Abbey Road y el más vendido de la historia del flamenco; la creación del disco La Leyenda del Tiempo, toda una osadía y una ruptura, incomprendido en su época y luego, uno de los más influyentes de la cultura en España; placas del talante de Como El Agua con las cuerdas de Paco y Tomatito o Potros de Rabia y Miel, su álbum final.  Camarón fue innovación, transgresión, estrella. Si no lo conocía, va a quedar adicto.

 

 

Hired Gun (2016)

Director: Fran Strine

Ellos incendian tarimas. Aplaudidos en estadios los fines de semana por miles de personas, y el lunes trabajando en algún almacén.  A veces en aburridas cuarentenas luego de extensas giras. Son los músicos de sesión de las de estrellas de rock. Los mejores de los mejores instrumentistas. De élite.  Con alta reputación entre los músicos.  Además de tocar en tours de los grandes, graban en los discos de diferentes figuras. El público no conoce sus caras, pero sin ellos, nada sonaría igual. “Hired gun significa asesino, y en el mundo de la música, es el mejor músico que se contrata para salir de gira”, se afirma en el documental,  que incluye las voces de Alice Cooper, Billy Joel, Rob Zombie, Steve Lukather, Jason Newsted, Steve Vai  y muchos otros.

El material, narra historias ocultas de esos virtuosos, como la de Richard Patrick, quien tocó guitarra con Nine Inch Nails en la gira Pretty Hate Machine, y pasó de domiciliario de pizzas a rockstar por una temporada, cuando armó la banda Filter y tuvo el hit Take A Picture. (Hace unos días Filter anunció su regreso con un disco que será la reunión de Patrick y Brian Liesegang, cofundador del grupo); o la de Nita Strauss, de las filas de Alice Cooper que fue noticia este año por ser  la primera artista femenina de la firma Ibanez, que lanzó su modelo de guitarra y lo vende en todo el mundo equipado tal como la rubia la toca en vivo. Hired Gun, para conocer secretos, alianzas, lo que ocurre tras escena, y que  el rock hay que sudarlo.

 

 

Nixon & The Man in Black (2018)

Directoras: Sara Dosa y Barbara Kopple

La música usada como arma por los políticos.  Sujetos situados en el poder apareciendo junto a ídolos musicales, aprovechando esa popularidad y el fervor de los fans, para inclinar hacia su lado la aprobación de la gente. Conciertos que visten con banderas de sectores políticos como estrategia para enganchar pueblo. Se ve desde siempre.

El segundo capítulo de la serie Remastered de Netflix, examina con lupa la vez que Johnny Cash ícono del country, el hombre de negro,  “El Rebelde”, al que muchos desprevenidos conocieron por la versión que hizo Nine Inch Nails en el 94 de su tema Hurt, fue invitado por Richard Nixon el presidente de Estados Unidos, a tocar en la Casa Blanca, en una época de alta tensión política, y plena guerra de Vietnam.  Cash, que entre muchos, grabó el famoso disco Folsom Prison Blues, en vivo actuando en una cárcel, o el álbum Bitter Tears: Ballads of the American Indian, que aludía a los problemas de los nativos en Norteamérica, y calaba tanto en la audiencia que tuvo hasta un espacio televisivo: The Johnny Cash Show en la cadena ABC, en el que presentó tocando a duros como Bob Dylan o Pete Seeger.  Por esa aceptación que propiciaba el cantante, y la empatía hacia él de un sector específico de la población, Nixon quiso usarlo como instrumento de sus intenciones políticas.  Lo subestimó, quizá ni se remitió a su discografía, ni supo que estuvo tocando en Vietnam etc. y lo que le tocó durante el show, fue retorcerse en su silla (y de pronto gritar un poquito en el baño). Johnny, nunca defrauda. Un trozo de la historia de la música, para no perderse.