Se encuentra usted aquí

Estas celebridades que encontraron el éxito tarde lo harán sentirse mejor

Tranquilos, hay esperanza. No todos tienen éxito en su juventud
Getty Images
Getty Images
Por
Juliana Abaúnza

Que Damien Chazelle, de 32 años, sea la persona más joven que ha ganado Óscar a Mejor Director es una de esas cosas que lo ponen a uno a replantear su vida. “¿Yo qué he hecho?”, “¿Soy un fracaso?” o “Tengo casi 30 años y mi logro más grande ha sido aprenderme los diálogos de El Padrino” son algunas de las cosas que pasaron por mi cabeza. Que existan personas como Chazelle, Jennifer Lawrence (escogida como Mejor Actriz a los 22), Paul Thomas Anderson (que escribió Boogie Nights a los 27) o  Matt Damon y Ben Affleck (que ganaron Óscar a Mejor Guión por Good Will Hunting a los 27 años) es algo que causa mucha ansiedad, pero tranquilo, hay muchas personas en Hollywood que nos dan esperanza. Estas personas tuvieron éxito después de los 40 años, así que la próxima vez que alguien le insinúe que no ha hecho nada con su vida puede decirles que todavía tiene una década más para ser exitoso.

Por: Juliana Abaúnza

KATHY BATES

Kathy Bates llevaba muchos años siendo actriz de teatro pero alcanzó la fama hollywoodense con Misery, en 1990, cuando tenía 42 años. Por su papel de fanática psicópata en esta adaptación de Stephen King, Bates ganó un Óscar y un Golden Globe. Desde eso, Kathy ha sido nominada a más Óscares, Golden Globes y Emmys.

ALAN RICKMAN

Alan Rickman (Q.E.P.D, lo amaremos por siempre) empezó su carrera actoral a los 42 años. No es que se haya vuelto famoso a los 42 después de décadas de tener papeles secundarios. No. A los 42 años tuvo su primer papel en el cine y fue un papel memorable: el villano Hans Gruber en Die Hard. Desde eso, tuvo una carrera exitosa que incluyó papeles memorables como el del profesor Snape y premios como un BAFTA, un Golden Globe y un Screen Actor Guild Award.

SAMUEL L. JACKSON

Es muy raro pensar en una época en la que Samuel L. Jackson no era una super estrella pero la verdad es que antes de Pulp Fiction, película que hizo a los 45 años, Jackson solo había tenido unos pequeños papeles de reparto. Desde entonces, Jackson ha estado en películas muy taquilleras como Avengers, Django Unchained, The Hateful Eight, Unbreakable, Die Hard 3, Kingsman, Los Increíbles y es una de las estrellas de Hollywood más conocidas.

LESLIE JONES

Esta comediante ha trabajado en cine y televisión desde los 90 pero su nombre empezó a sonar realmente desde 2014, cuando se unió al elenco de Saturday Night Live a los 47 años. Un par de años después, Jones se hizo más famosa cuando se unió al elenco del remake de Ghostbusters.

MORGAN FREEMAN

Morgan Freeman es de esas personas que desde que tengo memoria, es viejo. Eso es porque se volvió famoso a los 52 años, cuando actuó en películas como Glory y Driving Miss Daisy. Ahora es tan famoso que es el actor en el que muchos pensamos cuando nos dicen “Dios”.

BRYAN CRANSTON

Bryan Cranston es de esos actores que mejora lo que sea en lo que aparezca (para la muestra: la última película de Godzilla) y en este momento todo el mundo acepta que es uno de los mejores actores de esta generación. Pero su éxito no fue pura suerte; Cranston trabajó duro durante los 80 y los 90 y su éxito más grande había sido un papel secundario en Seinfeld. Una década después, a los 44 años, consiguió el papel de papá en Malcolm in the Middle y 8 años después, a los 52, consiguió el papel que lo hizo inmortal: Walter White en Breaking Bad. Ahora Cranston ya es un actor consagrado que ha ganado Golden Globes, Emmys y hasta un Tony.

CHRISTOPH WALTZ

Christoph Waltz actuaba en teatro y en pequeños papeles de televisión europea hasta que llegó Quentin Tarantino y le ofreció aparecer en Inglorious Basterds. El papel del Coronel Hans Landa fue, en opinión de muchos, lo mejor de la película y volvió a Waltz inmediatamente en una estrella de Hollywood a sus 53 años. Desde entonces, Waltz ha trabajado constantemente y ha ganado dos Óscar.

VIOLA DAVIS

Viola Davis es una de las actrices más talentosas de esta generación y tal vez la actriz que mejores discursos da. Con mucho trabajo arduo, Davis pasó del teatro a la televisión y después al cine. Fue cuando, a sus 43 años, actuó en la película Doubt junto a Meryl Streep que el mundo dijo “¿esta quién es?”. Davis recibió una nominación a Actriz de Reparto por ese papel y después otra como Mejor Actriz por su papel en The Help. Ahora a sus 51 años recibió su primer Óscar a Mejor Actriz por su actuación en Fences y dio un discurso que puso a llorar al mundo entero (o al menos a mí).

RICKY GERVAIS

Gervais es uno de los comediantes británicos más conocidos e innovadores pero fue hasta que tuvo 40 que logró tener un éxito real: la serie The Office, que escribió y protagonizó. Después de su éxito, vendió los derechos para que los gringos hicieran un remake con Steve Carell y ha hecho películas, programas de radio, realities y documentales.

STEVE CARELL

Ya que hablamos de The Office, Steve Carell es otro que logró un papel gigante después de los 40. Durante los 90 y principios de los 2000, tuvo papeles pequeños en películas y en programas como The Daily Show. Y aunque hizo un papel chévere en Anchorman, no fue sino hasta que cumplió 43 años que consiguió el papel protagónico del remake gringo de The Office. Hacer de Michael Scott le permitió a Carell mostrar sus habilidades de comediante como nunca antes. Ese mismo año, protagonizó la película Virgen a los 40 y eso ya terminó de convertirlo en uno de los nuevos comediantes más importantes de Hollywood.

JANE LYNCH

A los 43 años, Jane Lynch consiguió el papel de una entrenadora de perros lesbiana en la película Best in Show y a los 45 el de jefe de Steve Carell en Virgen a los 40. Pero su éxito más grande fue el papel de Sue Sylvester en Glee, a los 49 años. Ahora, Lynch ya está consolidada como una comediante hollywoodense.

¿Ve? No tiene por qué sentirse mal. Deje que los jóvenes ambiciosos y ñoños tengan éxitos temprano. Ejemplos de gente que floreció tarde sobran (y eso que no incluí en esta lista a gente menor de 40 como James Gandolfini que consiguió el papel de Tony Soprano a los 38). La próxima vez que se sienta mal por no haber hecho nada en su vida, recuérdese que usted va lento pero seguro, como Morgan Freeman. 

                                                                                                 

Temas relacionados: