Se encuentra usted aquí

Esto es lo que debe hacer una película para llevarse el Óscar 

¿Cuál de las nominadas de este año cumple los requisitos?
Algunas ganadora a Mejor película en los Óscar
Algunas ganadora a Mejor película en los Óscar
Por
Julián Ramírez

La carrera por el Óscar se pone cada vez mejor, sobre todo en su categoría más importante: Mejor película. Este año tenemos nominadas a Bohemian Rhapsody, Green Book: Una amistad sin fronteras, El Vicepresidente, La Favorita, El infiltrado del Kkklan, Roma y Black Panther

¿Cuál cree que va a ganar? Es una pregunta interesante. Todos los años nos gusta jugar a adivinar quién será la gran ganadora de la noche, pero usualmente nos dejamos llevar por nuestro gusto y elegimos nuestra favorita, no la que tiene más opciones de ser votada por la academia de ciencias y artes cinematográficas.

Por: Julián Ramírez // @Sir_Laguna 

¿Quiere ganar las apuestas de oficina? Entonces vamos a analizar las tendencias que han seguido los ganadores del Óscar en los últimos 20 años. Así, trataremos de encontrar un patrón que nos ayude a elegir a la más opcionada.  Dichas ganadoras son La forma del agua, Moonlight, Spotlight: en primera plana, Birdman, 12 años de esclavitud, Argo, El artista, El discurso del rey, Zona de miedo, ¿Quién quiere ser millonario?, Sin lugar para los débiles, Los infiltrados, Crash: vidas cruzadas, Golpes del destino, El retorno del rey, Chicago, Una mente brillante, Gladiador, Belleza americana y Shakespeare enamorado.

Las películas ganadoras del Óscar en este siglo: ¿Cuáles pasan la prueba?

Pero antes de comenzar ¿para qué sirve un premio a mejor película? ¿Por qué quieren la estatuilla los productores de estas cintas? Prestigio, más que nada. Al momento de ser elegidas como ganadoras, la mayoría de estas películas ya pasaron por las salas de cine y recaudaron la mayor parte de su taquilla. El ganar un Óscar puede aumentar la cantidad de compras de DVDs, Blu-Rays y de streamings, pero esto no se traduce en una ganancia considerable para el estudio que la produce.

En cambio, el prestigio ganado les puede permitir producir películas más caras y arriesgadas en el futuro. El director, los actores y demás artistas involucrados ven la posibilidad de lograr mejores contratos. ¿Cuántas veces no se ha promocionado una película con la mención a una ganadora del Óscar solo porque comparten un actor o productor?

No haga musicales ni películas bélicas  

Primero, hay que darnos cuenta que ciertos tipos de películas ya no suelen ganar. Por ejemplo: los musicales. En los últimos 20 años, solo 1 ha ganado: Chicago. La La Land estuvo increíblemente cerca en 2017, pero lo perdió ante Moonlight. Esto deja ver lo mucho que han cambiado los gustos de la academia a lo largo de los años. Otro de sus temas favoritos, la guerra, tampoco ha vuelto ser un gran ganador. Solo Zona de Miedo ha ganado las dos últimas décadas.

La Segunda Guerra Mundial da nominaciones pero no estatuillas 

Hablar sobre El Holocausto y la segunda guerra mundial también solía ser una forma fija de asegurarse la estatuilla, pero en este tiempo, películas como El pianista, La lectora, Bastardos sin gloria, La hora más oscura y Dunkirk se han quedado en la lista de nominadas. El único ganador que ha estado relacionado superficialmente con esos horribles eventos ha sido El discurso del Rey.

Inspírese en casos de la vida real 

A pesar de esto, las películas basadas en hechos reales sí han ganado consistentemente esta categoría. Además del ya mencionado filme sobre el Rey Jorge VI, otros cinco han resultado premiados desde 2009: Spotlight, 12 años de esclavitud, Argo, Una mente brillante y Shakespeare enamorado. De las siete nominadas este año, seis cumplen con esta regla, dejando por fuera a Black Panther.

Aborde tema raciales 

Pero hay más tendencias que podemos mirar. Una de ellas es el tema de la raza. Tras la campaña de #OscarsSoWhite, de la que hablamos en nuestro artículo sobre la nominación de Black Panther, es mucho más probable que elijan películas relacionadas. Hace dos años ganó Moonlight y en 2018 ganó La Forma del Agua, que aunque no habla específicamente sobre raza, si lo hace sobre la discriminación. Tampoco podemos olvidar que en 2014 se eligió a 12 años de esclavitud y en 2006 a Crash: Vidas cruzadas, lo cual no fue bien recibido pues Secreto en la montaña era la gran favorita.

Gracias a esto, este año tenemos varias nominadas con mucha representación de la raza negra: Black Panther, Green Book y El infiltrado del Kkklan. Pero no podemos dejar por fuera a Roma. Aunque el origen indígena de la protagonista no es un tema principal, las diferencias de clase y raza están muy presentes en su subtexto.

… pero no incluya personajes gays 

Y ya que estamos metiéndonos en temas sociales y políticos, ¿qué hay de la homosexualidad? Dos películas nominadas tienen como protagonista a un personaje gay: Bohemian Rhapsody y Green Book. Esta última también tiene el tema racial, igual que Moonlight hace dos años. ¿Le dará eso una ventaja? Probablemente no. Históricamente, este es un tema al que los votantes le han huido.

Como pueden ver, los Premios Óscar son un acto de balance. Premiar una película sobre otra puede hacer que se generen discusiones como ¿Por qué la academia odia los gays? (ya pasó en 2006). En 2014, Ellen DeGeneres incluso bromeó diciendo que acusarían a la academia de ser racista si no ganaba 12 años de esclavitud.

Pero hay otros elementos menos delicados que pueden inclinar la balanza a favor de un filme. Por ejemplo, 10 de las últimas 20 ganadoras han sido películas de época (aunque eso no nos ayuda tampoco en esta ocasión, pues cinco de las siete nominadas también lo son).

Recurra a historias de artistas 

Las historias sobre ‘artistas torturados’ también son algunas de las favoritas de los votantes de la academia. Después de todo, la gran mayoría de sus miembros son actores a los que les encanta ver su arte representado en pantalla. Es la razón por la que Birdman y The Artist fueron tan bien recibidos y se llevaron sus respectivos premios.

Incluya a miembros de la academia 

Una última cosa a tomar en cuenta: a la academia le encanta votar por los suyos. Si en una película trabajó uno de sus miembros, va a tener una clara ventaja sobre las demás. Esto le conviene a Green Book (gracias a Mahershala Ali), El vicepresidente (Adam McKay y Christian Bale), La Favorita (Emma Stone y Rachel Weisz) y Roma (Alfonso Cuarón).

Entonces, ¿Cuál de ellas va a ganar el Óscar a mejor película? Difícil saberlo, pero apostamos por Roma. Es un filme de época, con muchos temas sociales, una actriz que resalta sobre los demás, basada en hechos reales y escrita, dirigida y fotografiada por un miembro de la academia. Green Book también marca muchas de estas casillas, pero hay algo más. La victoria de Roma sería un gran gesto hacia México en un momento en que el gobierno estadounidense le está ‘atacando’ con sus intentos de crear un muro fronterizo que lo separe de ese país. A Hollywood le encanta mandar ‘mensajes’ de esa forma.

Eso sí, hay que recordar que la academia no es un monolito. Hasta donde sabemos, los votantes no se ponen de acuerdo para elegir una película específica (el voto es secreto). ¿Se hará realidad esta predicción? No podemos estar 100% seguros. Puede que el haber sido estrenada en Netflix juegue en contra de Roma, puede que a fin de cuentas decidan hacer historia y entregar la estatuilla a Marvel por Black Panther o que se enloquezcan y premien a Bohemian Rhapsody. No nos culpen si no ganan la apuesta de la oficina. Después de todo, cualquier cosa puede pasar.

Temas relacionados: