Se encuentra usted aquí

Frozen: ¿Por qué Elsa sigue siendo tan popular?

Niños y niñas sueñan con disfrazarse de la reina del hielo. Elsa es uno de los personajes más populares de los últimos años
DISNEY
DISNEY
Por
Julián Ramírez

El pasado 31 de octubre, en un recorrido vespertino por las calles de Pereira, pude observar los disfraces de los pequeños que celebraban Halloween pidiendo dulces de la mano de sus padres.

Por: Julián Ramírez // @Sir_Laguna

En el caso de los niños, disfraces como Spider-Man y Superman se repetían por montones. En las niñas, la Mujer Maravilla era incluso más popular que el tradicional vestido de princesa. Sin embargo, había otro disfraz que les hacía competencia: Elsa, de Frozen. Algo muy apropiado para el frío que hacía ese día.

Resulta curioso que Elsa siga siendo tan popular. Frozen se estrenó hace casi seis años y muchas de esas niñas probablemente no habían nacido entonces. Aún faltaban semanas para que la secuela que volvería a poner al personaje en la pantalla grande llegara a los cines. Pero no es tan raro, Frozen es omnipresente en la vida de nuestros niños gracias a los DVD, BluRay y constantes emisiones en el Canal Disney.

¿Pero por qué Elsa? Anna también es un buen personaje y se puede argumentar que es la verdadera protagonista de la película —tiene más tiempo en pantalla y muchos más diálogos—, pero no se ven tantas niñas con cuadernos, disfraces o muñecas de la princesa con capa magenta como de su hermana.

Hay muchas razones.

Elsa es una superheroína

Gracias a las películas del Universo Cinematográfico de Marvel, los superhéroes están más de moda que nunca. El pasado Halloween fue un gran ejemplo de eso. Dada la triste falta de mujeres protagonistas en esta clase de historias, las niñas, que también fantasean con ser personajes con poderes y habilidades especiales, tienen que buscar ídolos en otros filmes.

Elsa puede arrojar hielo por las manos y eso la hace un personaje único en el mundo de las populares Princesas Disney. En la película vemos cómo usa esta magia para defenderse y atacar a aquellos que buscan hacerle daño. Aunque en las películas animadas no faltan personajes femeninos valientes como Jasmine, Ariel, Bella y Tiana, ninguna de ellas tiene realmente habilidades que les permitan pararse frente a sus adversarios. La mayoría de ellas terminan siendo salvadas por el príncipe o héroe de turno. Elsa tiene la capacidad de salvarse a sí misma.

En Frozen 2 vemos a Elsa enfrentarse con sus poderes a varias fuerzas espirituales. Algunas de estas escenas son tan emocionantes que parecen sacadas de una película de Marvel.

En resumen. Anna puede ser muy divertida, valiente —incluso más que Elsa— y salva a su hermana al final del primer filme, pero no tiene poderes y eso hace que tenga un poquito menos de gracia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Disney’s Frozen 2 (@disneyfrozen) on

♪ Libre soy, libre soooooy

Hubo un tiempo en que esta canción sonó tanto en las fiestas infantiles como el ‘happy birthday’. Es tan omnipresente e icónica de la película que los niños más pequeños se refieren a Elsa como “Libresoy” en lugar de su verdadero nombre.

Tanto la versión en español como Let it go, la original en inglés, son canciones excelentes y endemoniadamente pegajosas. Como buen musical Disney que es, Frozen tiene excelentes canciones: ‘¿Y si hacemos un muñeco?’ es muy emotiva y ‘Finalmente y como nunca’ es bastante divertida, pero ninguna de esas tiene la fuerza emocional de Libre Soy.

Esta es una canción que habla sobre dejar atrás lo que el mundo espera de nosotros y revelar lo que en verdad somos. Inicialmente había sido escrita para una villana, pero los sentimientos detrás de ella son tan universales, especialmente para las mujeres, que el concepto detrás de la letra ayudó a tomar la decisión de convertir a Elsa en una heroína.

♪ La reina vive en mí

El viento ruge y hay tormenta en mi interior,

Una tempestad que de mi salió

Lo que hay en ti, no dejes ver,

Buena chica tu siempre debes ser

No has de abrir tu corazón 

Pues ya se abrió

Libre soy, libre soy

No puedo ocultarlo más

Libre soy, libre soy

Libertad sin vuelta atrás

Aceptación, liberación, enfrentar lo desconocido. Estos son temas que apelan a sentimientos que muchos tenemos dentro y llevó a grandes y chicos a identificarse con Elsa. Cuando esto se combina con una melodía tan poderosa tenemos una canción tan genial que ganó sin esfuerzo un Oscar, un Grammy y muchos premios más.

En Frozen 2 tenemos más canciones similares. Mucho más allá y Muéstrate continúan con estos temas de exploración de la identidad y desear más de la vida. Ambas son cantadas por Elsa y seguro que también se convertirán en éxitos que nos enamorarán más del personaje.

Un ícono LGBTI

En el canon de Disney, al final de las películas, la princesa se casa con su amado y viven felices para siempre. Fue verdaderamente revolucionario tener una historia que se burla de la idea del amor a primera vista y en la que una de las protagonistas no tiene un interés romántico.

Pero muchos vieron algo más allá. El arco argumental de Elsa puede interpretarse como una metáfora de la vida de una persona homosexual. Es una mujer que ‘nació siendo diferente’, es obligada a ocultar un aspecto de su personalidad a los demás y que finalmente decide dejar salir su verdadera naturaleza con la espectacularidad de una obra de Broadway.

Muchos dicen que este simbolismo es intencional y que los escritores de verdad pretendían convertir a Elsa en la primera protagonista LGBTI de una película animada de Disney. Si es verdad, es altamente improbable que la conservadora casa de Mickey Mouse acepte esto abiertamente. 

En Frozen 2, Elsa tampoco tiene un interés romántico, pero el subtexto sobre su orientación sexual sigue ahí, dando material a los fanáticos para alimentar teorías al respecto.

Verdad o no, Elsa se ha convertido en todo un ícono para la comunidad gay.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Disney’s Frozen 2 (@disneyfrozen) on

¡La moda!

La pinta es uno de los aspectos más importantes en el diseño de un personaje y los trajes que viste Elsa a lo largo de las películas y cortometrajes son increíbles. Desde el conservador traje que lució en su coronación hasta su apariencia final en Frozen 2, Elsa ha demostrado tener un fantástico sentido de la moda que siempre refleja bien las emociones del momento.

Esto, obviamente, es un enorme atractivo para el público interesado en la alta costura. Miles de cosplayers han reproducido sus trajes y las niñas aman las muñecas que pueden vestir de diversas formas.

Estas son solo algunas de las razones por las que este personaje se ha convertido en parte tan importante de la cultura popular y en una permanente presencia en los cuadernos, loncheras y maletines de millones de niñas (y niños también) en todo el mundo. Seguramente el próximo Halloween vamos a seguir viendo muchas ‘reinas de hielo’ correteando por ahí, tarareando la letra de Libre soy.

#ElLadoSDelCine

Más contenido sobre: