Se encuentra usted aquí

Game of Thrones: lo que debe saber antes del capítulo 2 de la temporada 8

La guerra ya empezó y no nos dimos cuenta.
Game of Thrones - HBO
Game of Thrones - HBO
Por
Redacción Shock

Como cada vez está más cerca el final del fenómeno televisivo de la cadena HBO, Game of Thrones. Por eso, debemos prepararnos cada ocho días y mirar con lupa cada episodio. Acá revivimos lo más destacado del primer capítulo de esta temporada decisiva, titulado Winterfell.  ¿Qué puede pasar ahora?

[Alerta spoiler] Si no ha visto el primer episodio, no siga. 

Como siempre en cada inicio de temporada, aunque no hubo mucha acción, el capítulo sirvió para armar nuevas telarañas que tendrán que desenredarse en alguno de los próximos cinco episodios.

La primera, y la más importante, desde luego, es la gran guerra. ¿Quién va a quedarse con el trono? ¿Los vivos o los muertos? El capítulo 1 empieza dejando claro que está próximo el combate. Un niño trepa un árbol para ver la caravana que llega con un ejército enorme, comandado por Jon Snow y Daenerys Targaryen. Tal y como hizo Bran en el principio de la serie. Si recordamos que la temporada 7 terminó cuando el dragón que revivió el Rey de la noche derrumba el muro, de entrada lo sabemos que se armó y que no va a tardar en pasar.  

A la llegada de Jon a Invernalia, se dan los respectivos encuentros con sus hermanos, excepto con Arya, con quien se vería después. Bran Stark, que desde que volvió del otro lado del muro habla casi tanto como La Montaña, no los deja intercambiar formalismos y les avisa que no hay tiempo, y que el Rey de la noche tiene al dragón de Daenerys.

Pero hay otras subtramas pendientes. La de más tensión es la relación Sansa – Daenerys. Si bien la mamá de los dragones intentó hacerle cumplidos a Sansa, la joven Stark ya no confía ni cree en nadie. Hay un cruce de miradas incómodas y Arya se pone del lado de Sansa. También se lo hace saber a Jon.

Esa desconfianza en Invernalia, que despidió un rey y recibió al súbdito de una Targaryen, se tradujo en la gente de las casas del norte.

Ahora los guerreros escasean. ¿Quién más va a pelear?

Cuando planean la batalla, se revela también que la casa Glover, que siempre había sido leal a los Stark, no mandará ninguna tropa.

Sansa también duda de la inteligencia de Tyrion Lannister. El buen Tyrion demuestra su inocencia (¿o no?) cuando le dice a los Señores del norte que su hermana enviará también un ejército Lannister. Al final, podemos ver que el único en ir fue Jaime, quien a su llegada tiene un encuentro incómodo.

Hay romances cocinándose.

Lo de Jon y Daenerys cada vez es más formal. Al fin y al cabo, salieron a pasear en dragón. Pero más inesperada es la tensión entre Gendry y Arya. ¿Habrá por fin una verdadera alianza Baratheon –Stark?

¿Está embarazada Cersei?

Al final de la séptima temporada, había quedado claro que Cersei tendría un hijo de Jaime. O eso decía. Y también se lo hizo saber a Tyrion. Pero luego de que Euron Greyjoy entregara a la Compañía dorada y se acostara con Cersei, la reina en el sur apareció tomando vino.

¿Es Daenerys la reina legítima?

Ya lo sabíamos hace mucho, pero Jon, que nunca sabe nada, por fin supo, de la mano de Bran y Sam, que era un Targaryen. Y ahí entraron los nuevos conflictos: el incesto, el trono de Daenerys, la relación familiar con sus hermanos Stark. Además,  Sam introduce otro drama: la nueva novia/tía de Jon mató a sus padres.

Pero, volviendo a la guerra, lo realmente importante: los caminantes blancos están a poco de llegar a Invernalia. De hecho, ya arrasaron con la casa Umber. Es allí donde Tormund y la guardia de la noche se encuentra muerto a Ned Umber, que había ido recientemente a pedir carretas y caballos. Allí también, hacen cálculos de tiempo para llegar antes que los caminantes blancos a Invernalia y avisar que la guerra está más cerca de lo que esperaban.

Temas relacionados: