Se encuentra usted aquí

Gretel y Hansel: el terror regresa a los cuentos de hadas

Una guía para ver la nueva ‘Gretel y Hansel’. 
Película Gretel y Hansel
Película Gretel y Hansel
Por
Julián Ramírez

Cuando pensamos en las hadas nos imaginamos pequeños y adorables seres voladores con poderes mágicos que ayudan a princesas y aventureros. Sin embargo, muchas mitologías las presentan como entes aterradores y peligrosos que buscan hacer daño a los humanos.

Por: Julián Ramírez // @Sir_Laguna

Lo mismo ocurre con los llamados ‘cuentos de hadas’. Solemos verlos como historias para contar a los niños y niñas antes de dormir, en los que la princesa se casa con el príncipe y el mal es derrotado. Pero originalmente, muchos de estos cuentos eran crueles y oscuros. Buscaban que los pequeños se asustaran y no se alejaran mucho de casa.

Durante el siglo XX, los cuentos de hadas perdieron esa característica aterradora gracias a las versiones de Disney, pero hay quienes quieren que la fantasía vuelva a ser oscura. Un gran ejemplo de esto es Gretel y Hansel, la nueva versión del clásico cuento de los hermanos Grimm que se estrenará en Colombia el 30 de enero de 2020.

El cuento alemán de Hansel y Gretel, publicado originalmente en 1812, es bien conocido. Los protagonistas son una pareja de hermanos que son abandonados en el bosque por unos padres que no pueden mantenerlos a causa de la hambruna. Allí encuentran una casa hecha de dulces habitada por una bruja que trata de devorarlos, pero ellos son más astutos y queman a la bruja en su propio horno, quedándose con sus tesoros.

Esta historia ha tenido muchas variaciones a lo largo de los años. Algunas de ellas la hicieron ‘más amable’ con el público. En algunas versiones, los niños no son abandonados, sino que se pierden. No queremos que los niños de hoy en día crean que sus padres pueden abandonarlos tan fácilmente, ¿cierto?

Gretel y Hansel: un siniestro cuento de hadas no va a ser tan condescendiente. Esta será una historia de terror pura y dura. No solo se mantiene el elemento de los niños abandonados, sino que jugará con un elemento muy interesante que no está en el original: la responsabilidad fraternal. 

Hay una notable diferencia de edad entre los protagonistas. Gretel, la mayor, siente que su deber es proteger a su pequeño hermanito. Esto la ha vuelto generosa y desinteresada. Pero también siente algo diferente en su interior: un poder mágico no muy diferente al de la bruja que eventualmente los acoge. ¿Podrá Gretel proteger a Hansel o sucumbirá a las tentaciones que se levantan dentro de ella?

Esta es un importante cambio respecto a la historia original que está reflejado en el nombre de la película, poniendo el nombre de la chica de primero (además de hacer que sea mucho más fácil de buscar en Google). En algunas de las más viejas versiones del cuento, Gretel —a pesar de ser quien finalmente arroja a la bruja al fuego— es mostrada como una niña llorona y temerosa que no hubiera sobrevivido de no ser por la astucia de Hansel.

El poder de Gretel podría funcionar como una metáfora de un dilema que tienen muchas mujeres modernas: la familia o la independencia. Nos daremos cuenta por cuál se decide, o si logra encontrar un equilibrio entre ambas cosas, cuando veamos la película.

Como se puede apreciar en el tráiler, esta versión será bastante aterradora. Estará llena de imaginería satánica y sugiere la presencia de temas como canibalismo y sacrificio de niños. Este no es el primer filme que trata de mostrar el lado más oscuro de los cuentos de hadas. El séptimo arte nos ha dado una buena variedad de ‘fantasías oscuras’ para disfrutar en la gran pantalla.

Esta tendencia comenzó en los años ochenta. Durante esa década, Jim Henson nos ofreció clásicos de culto como El Cristal Oscuro y Dentro del Laberinto, que usaban escenarios e ideas de cuentos de hadas de forma algo retorcida, pero sin perder toda su ternura. Esos años también nos dieron otras historias similares como Leyenda y En compañía de lobos, la cual llevó los clichés de Caperucita Roja al mundo del horror.

Este subgénero alcanzó su punto más alto en 2007, cuando El Laberinto del Fauno —de Guillermo del Toro— fue nominada al Oscar como mejor película extranjera. Esta maravillosa obra mezcla los horrores de la guerra civil española con las fantasías de una niña que se ve a sí misma como una princesa de un reino fantástico. En 2009 tuvimos la encantadora Coraline, basada en un cuento moderno de Neil Gaiman, y en 2015 vimos Tale of Tales, que muestra el lado más perturbador de algunos cuentos de hadas italianos algo desconocidos en Latinoamérica.

Incluso grandes estudios como Disney han comenzado a descubrir el encanto que tiene el darle un giro más serio a algunos de los cuentos de hadas que ellos mismos popularizaron en el pasado. Películas como Blanca Nieves y el Cazador, Maléfica, En el Bosque y La Chica de la Capa Roja han presentado temas más maduros como la guerra, conflictos de sucesión, el despertar sexual y hasta el abuso de pareja. Aunque no son explícitamente películas de horror, sí son un paso en la dirección de la fantasía oscura.

Volviendo a Gretel y Hansel, esta es protagonizada por Sophia Lillis, a quien vimos interpretar a Beverly Marsh en la primera parte de It. Ya sabemos que tiene experiencia interpretando a alguien que debe enfrentar a una fuerza maligna. Su director, Oz Perkins, tiene bastante experiencia en las películas de terror centradas en la experiencia femenina. Él es el responsable de The Blackcoat Daughter y I am the Pretty Thing That Lives in the House, dos filmes que han recibido mucho amor entre los círculos de amantes del terror.

Con algo de suerte, Gretel y Hansel avivará el interés que hay en las versiones terroríficas de los cuentos de hadas. En el futuro podríamos ver nuevas historias de terror inspiradas en cuentos como Rumpelstiltskin, El mensajero de la muerte, Rapunzel y Blanca Nieves, que ya tuvo su propia película aterradora en los años noventa.