Se encuentra usted aquí

Lecciones de cómo salir conmovido o indignado con La Mujer del Animal

Hablamos con Víctor Gaviria sobre La Mujer del Animal, una película aterradora y testimonial.
Por

Todo el que ha visto hasta el momento La Mujer del Animal, la más reciente película de Víctor Gaviria ha terminado perturbado, conmovido o indignado. Y no propiamente con el director, sino con una historia que nos muestra otro recoveco del lado oscuro de nuestra sociedad.

Aquel que aunque nos hagamos los de la vista gorda está ahí siempre acechándonos fortalecido por la impunidad, el miedo y la complicidad de muchos.

Un retrato de ficción basado en una historia real, que nos impresiona hasta el cansancio, porque todos conocemos algún caso de abuso en el que no podemos concebir cómo tanta humillación puede ocurrir sin que el culpable reciba su merecido. Tan solo basta con prender el noticiero.

La Mujer del Animal es aterradora, cruda y testimonial, y como dice Víctor Gaviria, "no había otra forma de contarla", por más de que nos duela. 

"La película es sobre una muchacha que se vuela de un internado de niñas pobres, luego de ser castigada por una travesura. Ella decide irse donde la hermana que vive en un barrio de invasión. Ahí conoce a un vecino que se ha escapado de la cárcel de Bellavista al que apodan El animal, con tan mala suerte que ese tipo decide al verla que va a ser su mujer y se la roba", cuenta el director paisa, conocido por encontrar y construir sus historias hablando con la gente de estos barrios pobres, con el objetivo mostrar condiciones sociales más auténticas y humanas, tal cual y como lo hacía en su momento el Neorealismo italiano.

Este jueves llegó el día de su estreno: 9 de marzo, por eso hablamos con el director paisa, célebre por películas como Rodrigo D, La vendedora de Rosas y Sumas y restas, para que nos diera su visión de la película, cómo encontró la historia y como luego de 10 años logró terminarla.

Además dialogamos sobre cine colombiano y su próximo proyecto que ya está en construcción. Foto: Gettyimages.