Se encuentra usted aquí

.

India y Catherine Oxenberg: un relato desde el interior de la secta de NXIVM

Madre e hija cuentan en una serie documental cómo lograron salir de las garras de la secta.
Cortesía de Starzplay
Cortesía de Starzplay
Por
Redacción Shock

En abril de 2018 las siglas NXIVM comenzaron a replicarse en titulares de prensa alrededor del mundo. La actriz Allison Mack, más conocida por su papel en la serie televisiva Smallville, se vio envuelta en un escándalo mediático pues se le acusaba de reclutar mujeres jóvenes para ser parte de una secta de tráfico sexual: NXIVM. 

Sin embargo Allison Mack no era la cabeza detrás de NXIVM (se pronuncia “Nexium”), sino apenas un engranaje más de una gigantesca maquinaria controlada por Keith Raniere, un especialista en tecnología informática que creó NXIVM, una especie de empresa multinivel que ofrecía cursos de superación personal, programas de éxito ejecutivo y programas de autodescubrimiento y que en este momento se encuentra en prisión en el Estado de Nueva York por tráfico sexual, concierto para delinquir, trabajos forzados y otros 4 cargos más. El 27 de octubre de 2020 se dictará su sentencia, que puede ser desde 15 años hasta cadena perpetua

Desde finales de la década de los 90 miles de personas de Estados Unidos, México y Canadá se han unido a NXIVM cautivadas por su promesa de brindar herramientas de autorrealización personal y para superar obstáculos psicológicos y emocionales. En México la organización es muy poderosa, y su representante legal, hasta hace poco, fue Emiliano Salinas, hijo del ex presidente Carlos Salinas. Algunos de los miembros de la organización, cautivados por Raniere, dejaron sus carreras para unirse por completo a NXIVM y así mantenerse cerca a su líder, Raniere. Es, sin embargo, esta cercanía, la que abrió las puertas a los rincones más oscuros de la organización, como DOS, un grupo clandestino dentro de NXIVM en el que las mujeres eran obligadas a brindar información y fotografías comprometedoras, marcadas con un fierro ardiente con las iniciales de Raniere y obligadas a cometer actos sexuales con él.

Lea también: ‘Jeffrey Epstein: Filthy Rich’: una fortuna gastada en comprar silencios

 

El secreto detrás de NXIVM se reveló gracias a muchas víctimas que en distintos intentos por contar la verdad  y salvar a otros miembros que seguían dentro del culto acudieron a la prensa y a las autoridades para hacer las denuncias pertinentes. Mark Vicente y Sarah Edmonson, ex-miembros de NXIVM, documentaron ese proceso de desencantamiento con la organización y de descubrimiento de la verdad y lo convirtieron en un documental titulado The Vow. Otros miembros han hablado para programas investigativos de cadenas como Discovery, E! Entertainment y más. 

Sin embargo, hasta ahora no se conocía un relato detallado desde el corazón de DOS, el culto sexual de NXIVM en el que mujeres jóvenes duraron años involucradas y sin posibilidad de salir. Este es el caso de India Oxenberg, hija de la actriz Catherine Oxenberg (Dynasty). El 18 de octubre Starzplay estrena Seduced: Inside the NXIVM cult, una serie documental en la que India y Catherine relatan el doloroso recuerdo de haber sido parte de este culto, cómo fueron reclutadas, por qué se quedaron y bajo qué técnicas de manipulación el culto las mantuvo dentro de sus filas. Catherine logró salir de NXIVM antes que India, quien entró a DOS, fue marcada y traficada sexualmente por Raniere y otros miembros de la organización. 

Seduced: inside the NXIVM cult es su historia. La serie habla sobre una madre, Catherine, que intenta salvar a su hija y sobre la recuperación después de este trauma. Además, la historia sigue la seducción, el adoctrinamiento, la esclavitud y la fuga de India así como su papel como "co-conspiradora" para ayudar al gobierno de Estados Unidos a derrocar a Raniere y su empresa criminal. Además de ser un examen riguroso y detallado del abuso a India y de su propia culpabilidad, explora cómo India y un equipo de otras mujeres todavía luchan por encontrarle sentido a su experiencia. La serie también muestra extenso metraje sobre el interior del culto y expone al círculo interno de habilitadores alrededor de Keith Raniere.

Hablamos con India y Catherine Oxenberg antes del estreno de Seduced: inside the NXIVM cult para Latinoamérica a través de la plataforma Starzplay.


En retrospectiva, ¿en qué momento identifica que se dio el cambio en la dinámica de lo que NXIVM prometía? ¿En qué momento sintió que pasó de ser una organización que brinda cursos y ayuda a la gente, a un culto?

India: Es una pregunta difícil porque tienen tanto poder de convencerte que no hay un momento tan específico. Creería que cuando ya comencé a ser coach y requería mucho tiempo, por no decir todo mi tiempo, para hacer parte de la organización. Ahí empecé a sentirme incómoda porque sentía que absorbía todo de mí, aunque pensaba que era parte del programa y que así debía ser, entonces continué. Solo fue hasta que me fui, que pude darme cuenta y reconocer que era un culto.

 

¿Por qué creen que es tan difícil salir de una secta? ¿A qué se aferran las personas dentro de ellas?

India: Porque existen personas completamente expertas y másters en hacer daño y en manipulación. Y son personas tan hábiles que escogen seres humanos buenos o con algún vacío que sean fáciles de manejar por el momento difícil de la vida que están pasando. Cuando alguien es bueno jamás se imagina que haya tanta maldad y no creen en las cosas malas que dicen acerca de estas sectas.

Explotan gente buena con su tiempo, su dinero hasta con sus vidas. Pero estás tan metido y tan involucrado en todo lo que te hacen, lo que dicen, que terminas convenciéndote que lo que ellos te dicen es lo mejor.

Pienso que las personas se aferran al ideal o a aquello que te prometen cuando comienzas a involucrarte en ella, realmente es difícil salir de allí. Lo único que queremos y estamos buscando al hablar del tema es que las personas no caigan más en esta trampa e identifiquen este tipo de personas con perfiles similares.

 

¿Qué recomendación les harían a otras personas, especialmente a mujeres jóvenes, para evitar seguir este mismo camino?

India: Mi madre contesta esta pregunta de una forma que lo describe perfectamente, así que le robo sus palabras para contestar: No dejes que nadie te haga pensar de manera negativa sobre tu vida. Si estás en una relación con alguien y te dice que eres menos, que él es la única persona que puede amarte, que no eres nadie sin él y empieza a hacerte sentir menos y a pordebajearte para controlarte y te dice que esto es amor, es una gran señal que ahí no debes estar y de que debes irte. No hay amor de esta manera, ni tiene que ver el amor con la manipulación, el abuso o con el control hacia la otra persona. El amor no se disfraza de esta manera.

Algo importante es que no solo tienes que estar en una secta para ser manipulada o coaccionada, puedes estar en una mala relación, tener amigos o novios tóxicos, va mucho más allá y no es solo NXIVM. Esto es lo bueno de esta historia, que es un llamado a la gente para evitar el maltrato en todo sentido.

 

¿Cómo haber pasado por esto las cambió como personas? ¿Qué lecciones les dejó esta experiencia?

India: Aprendimos todas las lecciones de la vida sin pensarlo. Esa es la lección, no vimos todas las advertencias, todas las banderas rojas que nos decían salte ahí. Pero nunca lo vimos y al comienzo nos arrepentimos mucho por eso, pero nos dimos cuenta que de nada vale ver al pasado, sino vivir el presente. Algo muy valioso que me dejó es entender la importancia de la familia y no darlo por sentado. Porque sé que mi mamá y yo aprendimos lo valioso que es el amor y la unión familiar. Solo nos dimos cuenta cuando sucedió todo esto.

 

¿Cómo está ahorita su relación madre-hija? ¿Qué les ha permitido sanar después de esta experiencia?

India: El amor entre madre e hija es un vínculo muy difícil de romper y ni siquiera NXIVM o Keith Raniere fue capaz de hacerlo. Actualmente no me alcanzo a imaginar mi vida sin mi mamá. Incluso así hubiera tenido momentos donde no sabía qué hacer y estaba muy presionada internamente dentro de NXIVM, siempre supe cuánto quería a mi madre y mi vida con ella. La situación en la que estuvimos ha tenido que ir sanando poco a poco. Pero ahora somos más unidas, nos respetamos más porque sabemos qué es lo que queremos hacer y hacia dónde queremos ir. Estamos acá, estamos juntas y somos más fuertes.

Catherine: India sabe que yo hasta arriesgaría mi propia vida por ella, y así lo vivimos con esta situación, así que esto fortaleció nuestros lazos.

 

¿Qué esperan que la gente piense o sienta al conocer su historia en la docuserie?

India: Espero que la gente sienta y vea un poco de ellos mismos reflejada en esta historia. De pronto identifiquen un momento donde estuvieron perdidos. O incluso un momento donde vieron un familiar o un amigo que estuvo perdido o en un periodo de transición extraño que no entienden su vida. Y que tengan compasión por estas personas cercanas porque todos tenemos un viaje de la vida única y diferente. A veces es muy difícil encontrar el camino y darle un giro a la vida para salir de una situación compleja y debemos ayudarlos y darles la mano. Adicionalmente, lo que hace y de lo que es capaz el amor por la familia.

Por otro lado, salvar y educar a muchas personas que aún no se enteran que esto sucede y que pueden estar cayendo en este tipo de trampas. Afuera a muchísimos más casos como estos que ni siquiera se han denunciado, no es solo NXIVM.

 

¿Por qué se animaron a compartir su historia, que es tan dolorosa, en una serie documental?

India: Al comienzo, y por mucho tiempo, yo no quería hablar con la prensa, porque sentía que no era el momento, que no estaba preparada. Me tomé el tiempo para sanar internamente y hacer mi proceso sola.

Luego llegué a esta producción, me acerqué a los realizadores y me dijeron que querían darle la mirada femenina de la manipulación, el maltrato, la sanación y la complejidad de la coacción que tienen este tipo de sectas y grupos de control. Para mí se convirtió en algo muy importante porque si quería compartir mi historia, era para educar y para salvar a las personas que estaban pasando por algo así. Y no solo hablar por hablar sin tener un impacto. Esto no es un tema divertido de hablar y duele, duele mucho recordar para poder hablar del tema.

Pero luego también lo vi como una oportunidad de aclarar y mejorar mi imagen porque se habían dicho muchas cosas negativas sobre mí, que no eran ciertas.

 
Más contenido sobre: