Se encuentra usted aquí

Justice League: ¿le cumple o no a sus fans?

Lo bueno y lo malo de la película de superhéroes más esperada de los últimos tiempos.
Liga de la Justicia
Liga de la Justicia
Por
Kaito

Por primera vez en la pantalla grande tenemos el gusto de ver reunidos a estos superhéroes que salieron de las páginas de los comics para convertirse en iconos de la cultura pop por más de cincuenta años. ¿Será que cumplen el deber de entretenernos mientras salvan el mundo?

Por: Kaito @El_Fotis

Cinco años atrás, de la mano del director Zack Snyder y con Christopher Nolan como productor (sí, el director de la trilogía de Batman) nos fue presentado un nuevo Superman. Man of Steel fue algo diferente a lo que estábamos acostumbrados, con un tono más serio algo criticado, y que no mostró a ese Superman defensor de la verdad y la justicia con el que todos crecimos. Con críticas mixtas estuvimos ante la primera película de este universo cinematográfico de DC; un universo que no cuenta con bases sólidas gracias a películas como Suicide Squad o Batman vs Superman (gracias a la presión/temor de Warner si me lo preguntan), pero que gracias a Wonder Woman se ha podido dar el siguiente paso para llegar a la primera película coral de nuestros queridos héroes.

¿Es Justice League la película que sacará del tornado de malas críticas al universo de DC?

Aquí les contamos lo bueno y lo malo.

gettyimages-820999498.jpg

LO BUENO

Empecemos por lo básico, su historia. Sin entrar en detalles, al final de Batman vs Superman el héroe de la capa roja muere y tras ese suceso vemos un gran peligro acercarse a la tierra. Bruce Wayne/Batman teme por no poder enfrentarlo solo así que con la ayuda de Diana Prince/Wonder Woman reúne a un grupo de metahumanos. En el epílogo de esta película se muestra el futuro reclutamiento de Barry Allen/The Flash, Arthur Curry/Aquaman y Victor Stone/Cyborg para formar la alianza que defenderá la tierra. Las subtramas de estos personajes vistos por primera vez fueron breves, pero cumplieron en dejarnos con ganas de ver más en futuras adaptaciones. Las referencias a anteriores películas funcionan como conducto en esta nueva historia, están bien enlazadas y logran que la narrativa de la historia fluya de manera natural.

Aunque Justice League sigue el mismo rumbo de héroes llenos de luz y humanidad de Wonder Woman, lo que hace diferente a Justice League es el enfoque dinámico y divertido. El humor que tan criticado estuvo por su ausencia en entregas anteriores, funciona aquí de manera correcta para que los diálogos entre nuestros héroes fluyan de manera natural y divertida estableciendo una relación creíble. La química entre ellos es algo innegable. En cierta medida este “humor” también ayuda a que los momentos dramáticos no se sientan tan pesados.

Bruce Wayne/Batman (Ben Affleck): Es el innegable líder de este equipo. Después de ver un Bruce Wayne cansado de ser Batman, pelear contra villanos y enfurecido a tal punto de querer asesinar a Superman en la anterior película, nos encontramos a un Bruce Wayne con una fe restaurada y con ganas de creer en la humanidad. Todo por el sacrificio de Superman. Ben Affleck sin duda alguna es el puto Batman (¡Christian Bale no sos nadie!) y nos vuelve a entregar un Batman sacado literal de los cómics, sus gadgets, su forma de combate y su inseparable mayordomo Alfred.

Diana Prince/Wonder Woman (Gal Gadot): Es el corazón, la bondad y sabiduría hecha mujer. Su relación con Bruce va tomando más fuerza y la vemos como una gran apoyo para los nuevos miembros de la Liga cuando el momento lo requiere, en especial con Cyborg. Si a ustedes les gustó Diana en su película, van a terminar amándola en esta.

Víctor Stone/Cyborg (Ray Fisher): Con el debut de este personaje tenía mis reservas y es que no es del agrado de muchos fans que sea uno de los miembros fundadores de la liga. Sin embargo en esta oportunidad supieron adaptarlo de una forma genial y su trama es vital en el desarrollo de la historia de la película. La tecnología de Cyborg no es de última generación, él es el futuro y lo saben plasmar perfectamente. Queda uno con ganas de ver cómo sale su película individual.

Arthur Curry/Aquaman (Jason Momoa): Es todo un badass. Momoa nos quita de la mente la imagen de un Aquaman roscón montado sobre un caballo de mar. Este man le da a su personaje lo necesario para quererlo con esa actitud de tipo duro pero que lleva dentro un gran corazón. También nos presentan un pedacito de su mundo acuático de cara a la película que se estrenará el otro año y donde obviamente queremos ver más de la mamasita de Mera (Amber Heard).

Barry Allen/ The Flash (Ezra Miller): El casting de este joven actor fue el más criticado junto al de Ben Affleck en su momento, pero al igual que Affleck, fue menuda la sorpresa que nos ha dado en esta versión. Podría decirse que Barry Allen es el corazón de la película. La alegría, lo más humano y lo más divertido recae sobre Flash. Les aseguro que les va a encantar pues estamos ante un Flash novato conociendo el alcance de sus poderes y aun en el momento más serio saca risas.

Clark Kent/Superman (Henry Cavill): Si bien fue el gran ausente en toda la promoción de la película porque se sabía que su personaje había muerto, acá aparece. No les vamos a decir cómo es su vuelta a la vida, pero hay que decir que podríamos estar ante la redención de Superman como personaje. Es el héroe que empatiza con los demás, que es alegre y lleno de luz, le vemos sonreír y trae esa esperanza que estaba tan perdida en las anteriores películas.

LO MALO

Steppenwolf: Una vez más el villano flaqueó, y es que como antagonista Steppenwolf es presentado como el malo que más la caga, con una fuerza brutal compuesta por grandes ejércitos y la constante amenaza de destruir el mundo. Se queda corto en cuanto a su presentación debido a unos regulares efectos especiales que no están a la altura de lo que debería ser para una película como esta. Hubiera sido mejor ver a alguien caracterizado, a lo Gollum en El Señor de los Anillos, y no 100% animado como pasó en esta ocasión. Esperemos contar con un mejor villano para futuras adaptaciones.

La banda sonora: No hay nada más bonito que salir del cine mientras uno va tarareando la canción que llegó al corazón o llenó de emoción pero de aquí no se saca nada. El experimentado Danny Elfman (compositor de la música de más de 150 películas y de, nada más y nada menos que la canción de Los Simpsons), se encargó de la banda sonora de un modo tan engreído que fue capaz de desechar temas tan espectaculares y épicos como los de Man of Steel o Batman v Superman del genio Hans Zimmer y Junkie XL. Para Justice League incluyó temas genéricos que se mezclan de mala manera con viejas glorias como el tema de Superman de 1978 y el de Batman de 1989. Incluso nos puede sonar algo parecido a lo que hizo con The Avengers. Es una pena que su banda sonora sea tan olvidable como el villano de la película.

A DESTACAR

Estamos ante una película que hace las delicias de los fanáticos, así que les recomiendo estar atento a todos los guiños incluidos, especialmente al flashback a las amazonas y la guerra de Wonder Woman. Pero si hay algo que levante el furor por los cielos son sus dos escenas post créditos. La primera se refiera a un cómic muy famoso y la segunda los va hacer gritar y aplaudir porque anuncia lo que se viene con este universo cinematográfico que es una cosa maravillosa.

En definitiva, Justice League es una película que cumple con sus objetivos, entretener y preparar para las futuras películas individuales de sus personajes y una posible secuela. A pesar de los errores anteriores de Warner estamos ante un nuevo y correcto rumbo. 

 

Temas relacionados: 
Publicidad