Se encuentra usted aquí

.

La historia del infame ‘Snyder cut’ de La Liga de la Justicia

Las expectativas son muy altas. ¿Estará a la altura?
Foto: DC.
Foto: DC.
Por
Julián Ramírez

Cuando La Liga de la Justicia llegó a los cines en noviembre de 2017, nadie esperaba mucho de ella. La primera aparición en la pantalla grande del equipo conformado por Superman, Batman, Mujer Maravilla, Flash, Aquaman y Cyborg debía ser el evento cinematográfico del año, pero terminó pasando por los cines con más pena que gloria.

Por Julián Ramírez // @Sir_Laguna

Aunque no se puede decir que le fue mal en taquilla —recaudó más de 600 millones de dólares, duplicando su costo de producción—, Warner Bros. esperaba que este filme alcanzará el billón de dólares. Además, la crítica lo destrozó. El desinterés de la audiencia fue justificado a causa de la terrible recepción que tuvieron Batman v Superman y Escuadrón Suicida, las cuales resultaron demasiado serias y violentas para el tipo de personajes que las protagonizaban. Mujer Maravilla y Aquaman, que se alejaron del estilo oscuro de las anteriormente mencionadas, terminaron superando por mucho a La Liga de La Justicia en taquilla y los fanáticos las recibieron con más cariño. Las siguientes entregas del Universo Extendido de DC —Shazam! y Aves de Presa— tuvieron un estilo más desenfadado y cómico.

Parecía que el mundo había superado rápidamente el fracaso de esta película, pero las cosas no pararon ahí. Un grupo de fanáticos comenzó lo que parecía ser una “teoría de la conspiración”. Según ellos, Warner Bros. tenía una versión diferente de La Liga de la Justicia que no estrenó en cines y se dedicaron a una intensa campaña para que la pusieran al alcance del público.

Y ganaron.

Esta es la historia del infame Snyder’s Cut o ‘versión del director’ de La Liga de la Justicia.

Quienes vieron La Liga de la Justicia, ya fuera en cine, Blu-Ray o ‘streaming’, se pudieron dar cuenta que los créditos dicen que su director es Joss Whedon, conocido por Buffy: La Cazavampiros, Firefly y dirigir las dos primeras películas de Avengers. Sin embargo, casi toda la producción del filme se hizo bajo la supervisión de Zack Snyder, quien dirigió El Hombre de Acero y Batman v Superman. Antes de que pudiera terminar su trabajo, una catástrofe familiar lo obligó a dejarlo atrás, por lo que el estudio contrató a Whedon no sólo para que terminara la película, sino para que le diera un nuevo rumbo.

Verán, los rumores dicen que Warner Bros. y Snyder no se estaban entendiendo. El estudio quería abandonar el ‘estilo oscuro’ de los anteriores filmes, pero el director no daba su brazo a torcer. No solo eso, sino que su visión era un filme extremadamente largo, no adecuado para cines. Cuando Whedon llegó, le pidieron cambiar todo eso.

El trabajo del director de Avengers no fue fácil. Son varios los cineastas que han expresado lo difícil que es trabajar con algo que ha sido filmado bajo la batuta de otra persona. Convertir el trabajo de Snyder en algo más colorido y divertido requirió no solo un extenso trabajo de edición, sino grabar nuevas escenas que crearon su propia controversia. Por ejemplo, Henry Cavill se negó a cortarse el bigote para grabar (lo necesitaba para Misión Imposible: Repercusión), lo que resultó en un mediocre efecto de CGI. Finalmente, fue un filme poco interesante. Algunos argumentan que Whedon hizo lo mejor que pudo con lo que tenía. También dicen que el ambiente de trabajo bajo ese director fue terriblemente tóxico.

Pero para el momento en que llegó Whedon, el corte de Snyder debía estar bastante avanzado. Todas las escenas que grabó y que eliminaron del filme que llegó al cine debían estar en algún lado. Esto es lo que llevó a muchos a creer en la existencia del ‘Snyder Cut’. De inmediato surgió una petición en línea para que lanzaran esta versión que logró casi 180.000 firmas. Los fanáticos crearon el popular hashtag #ReleaseTheSnyderCut en redes sociales que ganó bastante tracción.

De este modo comenzó una campaña que incluyó enormes anuncios en Comic-Con y hasta donaciones masivas a campañas de prevención del suicidio. Todo en aras de promover el lanzamiento de esta versión de La Liga de la Justicia. El mismo Snyder dijo que apoyaba el movimiento, echando leña al fuego al decir que efectivamente había un corte de más de tres horas que él mismo supervisó al que “solo le faltaba un poco de CGI”. Actores como Jason Momoa (Aquaman), Gal Gadot (Mujer Maravilla) y Ben Affleck (Batman) publicaron fotos en Twitter apoyando el hashtag y el mismo Snyder comenzó a mostrar fotos de producción que revelaban elementos nunca antes vistos en la red social Vero.

Pero había un problema. El ‘Snyder Cut’ no existía en realidad. Es verdad que podían haber versiones preliminares del filme (que suelen ser llamadas ‘workprints’), pero no estaban en ningún estado que se pudiera mostrar al público. ¿Recuerdan una versión de Wolverine que se filtró al mercado pirata y tenía escenas sin CGI o efectos de sonido? Algo así. Terminar una versión como esta podía requerir millones de dólares más y el trabajo de decenas de personas.

Por si fuera poco, había fanáticos extremadamente tóxicos que apoyaban la campaña de formas groseras y desagradables. El hashtag #ReleaseThe SnyderCut comenzó a ser usado para acosar a personas que criticaban el trabajo de Zack Snyder o que expresaban preferencia por las películas de Marvel Studios. Esto causó que el movimiento se volviera infame y que sus miembros tuvieran fama, a veces injustamente merecida, de ser abusadores que no toleraban visiones del universo DC que no fueran oscuras, violentas y ‘serias’.

Comportamientos tóxicos o no, el movimiento a favor del Snyder Cut ganó su batalla. En mayo de 2020, la cuenta oficial de HBO Max anunció que Zack Snyder’s Justice League, la versión de La Liga de la Justicia de acuerdo a la visión de su director original, llegaría en 2021 exclusivamente a ese servicio de ‘streaming’.

Efectivamente, el ‘Snyder Cut’ no existía, pero el lanzamiento de HBO Max y la necesidad de crear contenido para éste fue una buena oportunidad de darle al director el dinero que necesitaba para terminar su obra. Ya se dijo que esta no será una película como tal, sino que será presentada en formato de miniserie, con una duración de más de cuatro horas.

Desde entonces, han surgido nuevos detalles sobre esta nueva versión de La Liga de la Justicia. La mayor revelación fue el tráiler presentado en el evento digital DC Fandome, que mostró nuevas escenas, al villano Darkseid, un nuevo diseño para Steppenwolf y a Superman en un traje negro como que el lució en algunos cómics de los años noventa.

Algo que vale la pena mencionar es la musicalización del tráiler. Esta canción es Hallelujah, de Leonard Cohen, la cual ha sido usada en infinidad de filmes. Snyder ya la había usado en una escena de Watchmen, lo cual atrajo numerosas críticas negativas. Que haya decidido usar esta canción en este momento es considerado por muchos como una burla o respuesta hacia todos sus críticos.

Sin embargo, este tráiler no cayó bien a todos. El CGI usado aquí, especialmente para representar a Darkseid, ha sido calificado de mediocre. Muchos temen que el presupuesto que le dieron al director para terminar el ‘Snyder Cut’ no sea suficiente para ofrecer elementos visuales de calidad.

¿Será el ‘Snyder Cut’ una mejor versión de La Liga de la Justicia que la que vimos en cines? ¿Era en realidad una obra insalvable? Nos daremos cuenta cuando se transmita en 2021, exclusivamente en HBO Max.