Se encuentra usted aquí

Los Óscar 2019 no tendrán host. ¿Por qué nadie quiere presentarlos?

Es la noche más importante de Hollywood, ¿Por qué nadie quiere presentarlos?
Por
Redacción Shock

Por primera vez en 30 años, los premios Óscar no tendrán host, según confirmó Variety. La noticia se da luego de la controversia por el comediante Kevin Hart, quien renunció a ser presentador de la edición 91 por el hallazgo de algunos de sus tuits de hace varios años, considerados homofóbicos.

Ellen Degeneres, presentadora de la ceremonia en 2014 (y abiertamente lesbiana), invitó a Hart a que reconsiderara su posición y presentara los premios, en una entrevista en su programa. “Somos muchos los que te queremos y queremos verte en los Óscar”, dijo Ellen.

“Sé que no tengo ni un solo hueso homofóbico en mi cuerpo. He hablado del tema y me he disculpado. Me ha tomado 10 años hacer realidad esa disculpa. Tengo que volver a la versión inmadura del comediante que alguna vez fui”, dijo Hart. “Quiero acabar esta conversación. No quiero tener más esta conversación porque sé que ya no soy esa persona”, añadió.

Aunque los Óscar son considerados la noche más importante de Hollywood, presentarlos no es algo que muchos quieran hacer. Se dice que famosos como Oprah, Tina Fey y Justin Timberlake han rechazado conducir la ceremonia.

“Es un evento en el que todos los ojos están sobre ti. Y cuando haces algo que está en el spotlight, con esa intensidad, vas a recibir muchas opiniones de mucha gente. Estoy tratando de recordar la última vez que leí una reseña de los Óscar en la que todo el mundo tuviera comentarios positivos”, declaró a Entertainment Weekly el comediante Seth MacFarland quien presentó la ceremonia en 2013.

MacFarland agregó “Lo que pasa con las entregas de premios es que son un formato tan nuevo como un show de variedades de los 50. Siempre hay un esfuerzo por hacerlo interesante y emocionante para los televidentes que están acostumbrados a algo totalmente diferente y es como introducir una ficha cuadrada en un agujero redondo. No es un trabajo fácil, y no me sorprende que estén en problemas tratando de encontrar quién lo haga”.

Debido a que los ratings de la ceremonia son cada vez más bajos, a quien elijan para presentar tiene una gran presión encima. Esto sin mencionar que muchas cosas pueden salir mal (no olvidemos la cagada de La la land en 2017), y cualquier error en un evento tan importante puede ser garrafal.