Se encuentra usted aquí

.

'Marriage Story': 5 verdades que nos deja sobre las separaciones

Las separaciones pueden llegar a sacar lo peor de la gente.
Netflix
Netflix
Por
Redacción Shock

Aunque la película se llama Marriage Story (Netflix), sabemos que más que la historia de un matrimonio, es la historia de 2 personas que alguna vez se amaron, compartieron muchas experiencias, y ahora toman la decisión de tomar caminos distintos. La cinta, escrita y dirigida por Noah Baumbach, nos habla de Charlie (Adam Driver) y Nicole (Scarlett Johanson), una pareja que descubre que las separaciones pueden llegar a sacar lo peor de la gente.

Marriage Story está nominada en 6 categorías de los Premios Óscar y se ha llevado varios galardones en la categoría de actriz secundaria gracias al papel de Laura Dern como Nora Fanshaw, abogada de divorcios.

Uno de los elementos que más ha gustado de la película es la forma tan auténtica en la que presenta la separación. Es una historia compleja y emocionalmente difícil que nos recuerda lo complicado que es dejar atrás una relación. Marriage Story es una historia desoladora y divertida al mismo tiempo. Así como habla del divorcio, también habla de los pequeños momentos en los que nace y se manifiesta el amor.

La razón por la que la cinta se siente tan realista es, en parte, porque está inspirada en la historia real de Baumbach, quien en 2013 se divorció de la actriz Jennifer Jason Leigh. Aquí algunas grandes verdades del fin de las relaciones que aprendimos con Marriage Story.

Las separaciones son difíciles  

Charlie y Nicole no tuvieron una relación problemática y fueron felices durante gran parte de su matrimonio. Aunque al inicio ambos buscaban un divorcio tranquilo y amigable, todo resultó siendo agotador emocionalmente (y de paso muy costoso) para los dos. Para cualquiera, un divorcio puede ser muy difícil de afrontar, incluso si la relación se acabó en buenos términos. De ahí la conocida frase “todo el mundo sabe con quién se casa, pero no con quién se divorcia”.

Existen más expectativas sobre la madre que sobre el padre

En el brillante monólogo de Nora, la abogada explica cómo de la mujer se espera que sea la madre perfecta, mientras que en el hombre no se tienen expectativas tan altas. Aunque es frecuente que en estos casos se le de prelación a la madre, lo cierto es que Charlie demuestra que no le interesa solamente cumplir con lo mínimo necesario: es un papá amoroso y comprometido con el bienestar de su hijo.

Los miembros de una pareja pueden tener visiones distintas de la relación

Aunque Charlie pensaba que Nicole estaba satisfecha con los triunfos de él en la compañía de teatro, ella sentía que no estaba siendo tenida en cuenta y quería enfrentar nuevos retos en su carrera. “No sabía cuál era mi gusto porque no me habían pedido usarlo” es una de las frases memorables de Nicole. No es sino hasta que se divorcian que muchas parejas empiezan a entender lo que busca el otro.

No siempre hay un culpable en una separación

Es frecuente que al momento de una separación se busque quién fue el responsable de la ruptura. Sin embargo, Marriage Story no busca decir quién fue “el bueno” y quién fue “el malo”. Muestra que ambos tuvieron buenas intenciones con el otro, e igualmente, también cometieron errores durante la relación.Si bien se conoce que Charlie fue infiel, no es esa la razón principal del divorcio. 

Sí es posible quedar en buenos términos

Aunque hay relaciones que no terminan bien, muchas logran salir adelante y tener una unión que los beneficie a ambos. Tras varias peleas, Charlie y Nicole logran tener una buena relación por el bien de su hijo y aún se preocupan por el otro (prueba de ello es cuando Nicole le amarra los zapatos a Charlie en una de las últimas escenas). Si estábamos acostumbrados a el final “vivieron felices para siempre”, aquí vemos el “vivieron felices para siempre, aunque separados”.

Más contenido sobre: