Se encuentra usted aquí

Por favor Dios: ¡necesitamos estas series y películas en Netflix ya!

Un listado de series de “parabólica” que ya deberían estar en streaming.
Series de Televisión
Series de Televisión
Por
Jorge Asmar

Aunque Netflix es un caudal de diversión y esparcimiento, en ciertas ocasiones se pifia de manera tan absurda por no tener esa serie o esa película que buscamos, que hasta nos pone a pensar si es necesario seguir pagando esta plataforma.

Por: Jorge Asmar

Sí, te odio Netflix, no siempre, pero a ratos sí te detesto con todo el sentimiento que siente mi alma holgazana un domingo a las 3 de la tarde por no encontrar esa serie, esa película o ese director que anhelo ver para arruncharme e hibernar con mi cobija 4 tigres.

Netflix es la plataforma ideal para quedarme en casa y evitar los llamados del diablo que se disfrazan en frases como: “pasemos un rato y ya” o la típica “una y nos vamos”. Sin embargo, aún le falta uno que otro contenido para convertirme en un monje puritano del templo streaming que solo medita con las frases de Black Mirror y Stranger Things.

Por eso hago esta lista de series que pasan por la “parabólica” –y me tienen pagando el por un decodificador hediondo e inservible– y que espero lleguen muy pronto a Netflix.

KILOS MORTALES

Aún no logro descifrar por qué me gusta tanto esta serie. Su trama se basa en seguir casos de personas gringas postradas en sus camas por causa del sobrepeso, que recorren un largo camino para adelgazar y así poder recuperar el control de sus vidas. Esta serie del canal Discovery se convierte en un llamado de atención para quienes comemos sin control. Tal vez me gusta por el lagrimón que recorre mi mejilla cuando logran caminar después de mucho tiempo o ese espíritu de apoyar siempre al débil.  Kilos mortales debe estar en Netflix sí o sí para llenarnos de sentimiento lindo y ser testigos de que los cambios positivos siempre son posibles.

LOS SIMPSONS

Sí, ya sé, es todo un cliché poner en la lista esta serie creada por Matt Groening, pero no podemos negar el nivel de convocatoria que logra un capítulo de aquellos que nos hace reír sin parar aun sabiendo qué va pasar. Todos tenemos un pariente, amigo, vecino, profesor, alguien en la vida que para decir algo cita una frase de Los Simpsons, entonces ¿por qué no darles espacio a los buenos capítulos de las viejas temporadas? Porque dejémonos de vainas, FOX pasa con desespero los nuevos capítulos con esas voces horribles que no, para nada, nadie sabe ni conoce algo sobre las últimas temporadas.

Entonces Mr. Netflix, evítele el dolor de cabeza a FOX, ponga este programa en su parrilla de contenido y así pueda hacer mi maratón con los mejores empleos de Homero.

BROAD CITY

Protagonizada por Ilana Glazer y Abbi Jacobson, esta serie comenzó como un proyecto de serie web que ahora es transmitida por Comedy Central y va para su quinta temporada. Trata sobre 2 amigas que hacen lo que sea para sobrevivir a la caótica y salvaje New York contaminada por hipsters y snobs. Con aventuras desquiciadas, sucesos poco convencionales, mucha marihuana y un excelente, grandioso, genial, bendecido soundtrack, hacen de esta serie digna para maratonear y reírse sin parar.

Además es una excusa perfecta para ver a Ilana Glazer que es mi amor platónico, entonces aprovechando este espacio: Ilana if you reed this: you’re so fucking mamacita linda.

PORTLANDIA

Vine a dar con esta serie por un canal que se llama ISAT, que a veces pone cosas muy cool como un especial sobre Ingmar Bergman y otras veces ponen unas películas del orto que repiten en cualquier lado cada 8 días, pero bueno, en fin. Retomando, Portlandia habla sobre lo maravillosa que es la ciudad de Portland, Estados Unidos. La pintan como el paraíso hípster: libre de robos, habitantes alternativos que navegan en muffins sin gluten, bicicletas ochenteras, personajes con barba, gafas vintage y mujeres intelectuales que embellecen el panorama con sus tatuajes y sus vestidos de los 70. Además, es uno de los muchos proyectos de Fred Armisen, ex Saturday Night Live, programa que luego de su salida se fue al carajo.  

GASPAR NOÉ

Este es el director ideal para Netflix, poner sus películas en la plataforma sería compartir un pensamiento disruptivo y trasgresor que muchas veces se necesita para darle un alto a esta rutina y estupidez que ronda en los medios de comunicación. Gaspar Noé tiene un método de asquear, asustar y encantar al mismo tiempo con escenas que se llenan de colores y música magnética que encanta y atrapa sin cesar. No me alcanzan los adjetivos para describir sus maravillosas obras, lo único que puedo hacer como espectador es contemplar en silencio y sin interrupción sus películas para tratar de descifrar cuál es mensaje oculto que está detrás de cada una de sus genialidades cinematográficas.

A propósito de este Dios del cine; el 19 de noviembre se estrena Clímax, película presentada en Cannes y que se describe como un rave con sangría y LSD donde sus asistentes danzan al ritmo de la paranoia. Magistral.

EL POLICÍA BACHILLER

No, no hay ninguna serie con este título.

Este apartado se llama así porque convoca todas esas series que vemos en ese hermoso estado corporal llamado “policía bachiller”: presente de cuerpo cuyo espíritu está levitando. Es ese momento de la mañana en que el cuerpo está demasiado cansado para moverse, pero el cerebro se encuentra muy despierto para dormirse; surge por llegar en la mañana a casa feliz del carnaval o porque es domingo 6 a.m., despertamos y no queremos mover ni un músculo y mucho menos pensar.

En fin, espero que mi explicación científica les sirva para entender dos programas que vemos en este estado: El Chavo del 8 y Cuentos de los Hermanos Grimm. Me encantaría verlos en mis cinco sentidos, estar sagaz y atento a la trama. Por eso, querido Netflix, ayuda a tus hijos que prendemos el televisor y somos unos zombies que sin entender solo nos reímos de estos programas.

¿Y LOS CLÁSICOS?

La invasión de series y películas nuevas de Netflix son de un montón de adolescentes fumones, súper parranderos y muy promiscuos (esa juventud de hoy en día, de por favor). Pero, ¿y dónde está lo viejito, esos clásicos que ponen emoción? Por ejemplo, Chaplin y Cantinflas, genios que pueden potenciar su servicio por la sencilla razón de valorar más las raíces que las nuevas tendencias. Y sí, de paso serviría para crear nuevos memes con la trillada tendencia de “los Millenialls descubren que” porque sería increíble que algunos de estos seres contemporáneos gracias a Netflix vieran alguna de sus películas y reconocieran lo que realmente es actuar.

LA IDEA DEL MILLÓN

Si estuviera en la sala de juntas de Netflix, en una reunión llena de gerentes y presidentes, de gente muy tesa y súper millonaria, abriría mi jeta para decir: “¿y si transmitimos un evento deportivo en vivo? No sé, se me ocurre, la UFC, o la WWE o algún partido de fútbol o tenis”. Estoy seguro que me harían gerente general del mundo mundial de la parte creativa de Netflix.

A ver, el único rincón que le falta tocar a esta plataforma es hacer transmisión en vivo. Ojo, ya lo intentó con un talk show de Chelsea Handler y nahh, muy picho. Los eventos deportivos son lo único que realmente tiene a muchos usuarios pagando televisión por cable. Dicen los chismosos que alguien ya me robó la idea ya que Netflix junto con Movistar quieren pasar la Liga Española de Fútbol. Amanecerá y veremos dijo el ciego.

No siendo más solo espero que me escriban y me envíen todas esas series y películas que no están en la plataforma para que Netflix nos escuche, y si no nos ponen atención, pues entonces: ¡HARÉ MI PROPIO CANAL DE STREAMING CON TODAS LAS SERIES QUE ME GUSTAN, CON JUEGOS DE AZAR Y MUJERZUELAS! De hecho, saben qué, olviden el asunto, Te amo Netflix.