Se encuentra usted aquí

.

The Boys: “Qué se pudran los superhéroes”

¿Que se pudran los superhéroes o que se pudra la humanidad? Un repaso por ‘The Boys’, el cómic y la serie.
AMAZON PRIME VIDEO - THE BOYS
AMAZON PRIME VIDEO - THE BOYS
Por
Nick Martínez

¿Es The Boys una de las adaptaciones más importantes del año como se expresa en las redes sociales? ¿Sabían que hay una historia mucho más oscura, sangrienta y sexual en los cómics? Hagamos un repaso por las dos temporadas y el cómic de The Boys, aunque de entrada les digo, esta no es una historia de superhéroes salvando al mundo con sus habilidades sobrehumanas, superioridad moral y odas de superación personal en un mundo expectante a un poético final. Aquí, los superhéroes no son como los pintan.

Por Nick Martínez // @NickXtatic | Fotografías Amazon Prime Video - The Boys

¿Por dónde empezar? Si bien aquí les hablo de la serie adaptada de Amazon Prime Video, de la que mucho se ha estado hablando desde que se estrenó el 29 de julio de 2019, es imposible no hacer un primer acercamiento a ella desde su origen en los cómics. Tengan presente que esta historia es lo opuesto a un mundo perfecto, pero cuenta con el reflejo de una sociedad mucho más visceral, manipulable, hipócrita y egocéntrica, cuya naturaleza humana puede ser más cruda e insípida que unas papas fritas a medio cocinar.


A partir de aquí, ojo con los spoilers. ¡Quedan advertidos!

the-boys-amazon-prime-video-9.jpg


The Boys (2006-2012) llegó a los cómics gracias al escritor Garth Ennis que junto a Darick Robertson como dibujante, lograron llegar a los 72 números con la ayuda de las editoriales Wildstorm y Dynamite Entertainment, siendo la primera una filial de DC Comics y la causante por la cual, después de seis exitosos episodios, la serie de cómics se fuera a Dynamite para continuar con sus historias en EXCESO sexuales, sanguinarias, violentas, políticas e irreverentes. DC Comics solo quería apartarse del camino ya que consideraba a The Boys demasiado “antisuperhérores”, y en eso tenían razón, no por haber sacado a la serie de sus filas (no tenían el estómago para soportarlo, según creo yo), sino por creer que era la otra cara de la moneda, la que ponía a los superhéroes en evidencia.

En The Boys se demostró que la capa también se llenaba de sangre y no precisamente por salvar al mundo, que la depravación sexual en TODOS los sentidos es el pan de cada día en la sociedad y que las personas “normales” que han sufrido por la hipocresía de “los súper” no tenían por qué limpiarle las botas (o besarle el trasero, como quieran describirlo) a estos personajes hipócritas de poderes aleatorios. Una serie de cómics que nace como una ruda sátira al gastado discurso de Marvel, DC y varios más, que puso en duda la capacidad de Amazon para hacerle justicia a lo que se veía en el papel en la historia original al mandar al carajo a todos los superhérores en medio de espionaje, chantaje y homicidios. Ojo, no vamos al detalle de los 72 números y además la serie, vamos con los momentos clave que han detonado en el éxito de la adaptación a través de un cómic mucho más explosivo.


the-boys-amazon-prime-video-3.jpg


Como lo hemos visto en las dos temporadas desarrolladas por Eric Kripke (creador de Supernatural), aquí los superhéroes son manejados por Vought, una gran corporación encargada de explotar hasta la última gota la imagen de “los súper”. Son una máquina casi infinita de hacer dinero con el objetivo de que las personas los amen, compren su mercancía, asistan a los eventos y, sobre todo, le sigan la pista a Los Siete, los MVP de la compañía, las siete caras insignia que permiten que todo esto se convierta en un monopolio con superpoderes de por medio.

Todo es un show en Los Siete, para pertenecer al grupo cuando hay vacantes se debe pasar por un casting. Las películas al mejor estilo de Marvel son protagonizadas por ellos mismos. Los eventos a los que ellos asisten para conocer a las personas no son gratis. Hay toda una franquicia con su imagen. Son los influenciadores de Vought en medio de una absurda privatización de la seguridad nacional, disfrazada de paz.


the-boys-amazon-prime-video-5.jpg


Para que Vought llegará a este nivel de imperio, tuvo que monopolizar en gran medida la creación (en su momento altamente secreta) del “Complejo V”, la droga para crear a Los Súper, un compuesto que es capaz de alterar el ADN de cualquier humano el cual es altamente costoso. Si bien en los cómics, varios países han desarrollado esta droga (a medias), una que nació en medio de la ciencia retorcida de la Alemania Nazi, ninguna cuenta con la calidad del compuesto de Vought, que, en la serie, aún trata de mantenerse en Norte América de forma oficial, a pesar de las filtraciones de este en diferentes partes del mundo. Falta ver qué nos traerá la tercera temporada de The Boys.

En los escritos de Ennis, Los Siete (directa sátira a la Liga de la justicia, Los Vengadores y en general todos los grupos de héroes) no es el único grupo, hay más alrededor del mundo con diferentes capacidades que pueden llegar a rayar con la incipiente ironía de llamar a uno de estos Superduper: héroes con retraso mental. En consecuencia y ante la imposibilidad de las fuerzas militares más avanzadas de detener a los súpervillanos, como también se demuestra en la serie, el gobierno se escuda ante la capacidad de Vought en el manejo de estas situaciones críticas, pero no sin crear equipos secretos de espionaje para lograr acabar con ellos. Debido a esa necesidad, Los Siete se convierten en la imagen nacional de “los mejores superhéroes” que están ahí “para servir y proteger”. Se puede decir que es la oportunidad perfecta para convertir a sociópatas funcionales en héroes patrióticos. ¿Les suena familiar?


the-boys-amazon-prime-video-8.jpg


the-boys-amazon-prime-video-4.jpg


Ante esto, hay algo que puede aterrar a cualquiera y es ver cómo el poder actúa como juez y verdugo en medio de la decisión sobre qué crímenes son rentables para el país y a qué billonarias cifras ponen a cualquier superhéroe en alquiler en cada una de las ciudades para que estas puedan estar seguras. Tanto en los cómics como en la serie, The Boys retrata muy bien esto: el maldito y sensual capitalismo salvaje que está a la vuelta de la esquina.

Todo tiene una causa y un efecto, por un lado tenemos a los héroes que en el trascurso de la historia se ve cómo han perdido el interés por salvar el mundo y se aprovechan de su popularidad para hacer ver lo que ellos quieren que el país vea, por el otro lado tenemos al contrapeso, al grupo que le da nombre a la serie; The Boys es un grupo conformado secretamente por la CIA con los mercenarios más sanguinarios, capaces de doblegar a cualquiera, literalmente a cualquiera, que interfiera en su espionaje y chantaje contra Los Súper para exponerlos ante el mundo entero, por supuesto, en ese camino mezclado entre la venganza y el odio, van a encontrar nuevas personas que se unen al equipo que tal vez no son tan bestiales como ellos. En la serie los conocemos así.


the-boys-amazon-prime-video-6.jpg


Los Siete está conformado por:

  • Vengador (Antony Starr), una mezcla entre Superman y Capitanazo de La casa de los dibujos.
  • Queen Maeve (Dominique McElligot), una Mujer Maravilla que se debate entre la moralidad para mantener vivas tanto a ella como a su novia Elena de las manos de Vengador.
  • Audaz (Jessie T. Usher), el Flash de la historia que busca mantenerse en lo más alto de la fama sin importar lo que deba hacer.
  • Translúcido (Alex Hassell), el Hombre Invisible que desdibuja lo que muchos quieren con su poder, ser unos asquerosos pervertidos.
  • Noctámbulo (Nathan Mitchell), el Batman de la serie, aunque sin billones de dólares en la cuenta, capaz de acabar con todo gracias a sus habilidades en las artes marciales, pero un ser débil ante las nueces.
  • Profundo (Chace Crawford), el Aquaman del grupo, un acosador con complejos y un infinito amor (literal) por los animales marinos…
  • Estrella (Erin Moriarty), es la nueva, la que aún no se corrompe como sus compañeros. La cristiana del equipo (hasta que se da cuenta que la religión no es más que un sistema de control social). Maneja la electricidad que tiene en su entorno generando campos de fuerza y pulsos electromagnéticos.
  • Tormenta (Aya Cash), en los cómics no es una mujer, pero en la serie se hace ese cambio. Es la primera superheroína creada con el “Complejo V”. Antes era conocida como Libertad. No envejece como los demás, puede volar y manipular rayos a voluntad. Se une a Los Siete después de la muerte de Translúcido bajo el seudónimo de Tormenta. Nació en medio de la Alemania de Adolf Hitler. Es una **** Nazi.
  • Mención de honor, o bueno tal vez deshonor cuando lo conocemos: Farolero (Shawn Ashmore), exintegrante de Los Siete (sale del grupo para controlar la creación de más Súper en instalaciones secretas), capaz de manejar el fuego a voluntad e incinerar a bebés, niños, mujeres, animales, todo lo que se le cruce en su camino.

the-boys-amazon-prime-video-2.jpg


En medio del anonimato (hasta que empiezan a descubrirlos), The Boys son:

  • Billy Butcher (Karl Urban): Exagente de Actividades Especiales de la CIA en Fuerzas especiales. Experto infringir toda clase de dolor con violencia extrema. El espionaje y la intimidación son parte de su naturaleza alimentada por el odio hacia Vengador y todo lo que Vought ha construido.
  • Leche Materna (Laz Alonso): Padre de familia, meticuloso y germanofóbico. Es una persona que en un principio de se unió al grupo alimentado por la venganza que acabó con la vida de su padre a manos de Los Súper hasta que todo terminó horriblemente mal en manos de Farolero. Hasta que Butcher lo busca una vez más para seguir con su cruzada y acabar con Vengador y compañía de una buena vez.
  • Frenchie (Tomer Capon): Un experto químico y especialista en armas contra superhéroes. Las drogas & el tráfico de armas son su pasado y presente, de hecho, le jugaron una mala pasada dejando ir a Farolero y que en consecuencia esto disolviera al grupo en un principio.
  • Kimiko (Karen Fukuhara): Es la super del equipo capaz de regenerarse (¿Wolverine eres tú?). Desde su complicada llegada al grupo, los ha apoyado en su cruzada rompiendo caras, arrancando ojos y quebrando huesos.  
  • Hughie Campbell (Jack Quaid): Ha perdido a todas las personas que le importaban. Primero fue su novia Robin quien fue brutalmente atravesada y hecha pedazos milimétricos por Audaz, luego de que este había consumido Compuesto V. Luego fue su padre, que por consecuencia de haber apoyado [Hughie] a Butcher en el asesinato de Translúcido, tuvo que acceder a un programa de protección de testigos de la CIA. Por último, pasó por una situación de amor y odio con su novia: Estrella. También sufre del síndrome del colon irritable… Son datos y hay que darlos.

Más que una parodia del género, este universo es una absoluta afrenta a la ridícula moralidad de los superhéroes. Como era de esperarse, la adaptación de The Boys en Amazon Prime Video tiene una visión limitada en cuanto a la violencia retratada en los cómics y eso que es una serie bastante gráfica (imagínense el cómic).

La violencia sexual, característica del cómic (que también tengo mis observaciones sobre esto que cuento más adelante) se restringe bastante, por ejemplo: Ezequiel es homosexual, no es el evangélico violador pedófilo que se folla todo lo que se mueve y, Vengador no se baña en la sangre de los bebés que desgarra porque es un absoluto sociópata. De hecho, si llega Tek Knight a la serie, dudo mucho que aparezca practicando el bestialismo al gato de su psicólogo. En efecto, aún hay ciertas situaciones que las productoras no están dispuestas a presentar a pesar de “contar las libertades del streaming”. Ningún personaje en la serie es 100% retratado como en el cómic, dejando en evidencia la necesidad de ser un producto preparado para el mainstream, alejado de esa oscura historia que deja a más de uno con la boca abierta y con una expresión de literal asco por las situaciones tan crudas impresas en las páginas.


the-boys-amazon-prime-video-7.jpg


Sin embargo, aplaudo la posibilidad de ver una historia en la pantalla con el potencial de explorar nuevos caminos y que esto genere interés por la historia original. Algo que espero no sea adaptado al pie de la letra es el abuso de la violencia gráfica con un enfoque masculino, en los cómics es fácil encontrarse con la misoginia, desde los textos hasta la extrema sexualización y tabúes en el arte.

Aunque en la serie se conservan bastantes principios violentos escritos por Ennis, también se pierden cuestionamientos importantes de nuestra sociedad. The Boys (cómic) es un espejo que parodia nuestra realidad a fin de cuentas y la serie lo desplaza al no transportar el origen de los superhéroes a un contexto histórico real, perdiendo ese factor de discusión y controversia inmerso en nuestro tiempo para que entendamos nuestra relación con él y que Los Súper no son muy diferentes a nosotros, ni a mí ni a ustedes que terminaron de leer esto. ¿Que se pudran los superhéroes o que se pudra la humanidad? A pesar de lo positivo y lo negativo de las adaptaciones, The Boys de Amazon Prime Video es una serie que vale toda la pena ver.


Más contenido sobre: