Se encuentra usted aquí

.

Universo Oscuro: la historia de un fracasado universo cinematográfico

Tras el éxito de Marvel, muchos estudios quisieron su propio universo cinematográfico.
'La momia' - Universal Pictures.
'La momia' - Universal Pictures.
Por
Julián Ramírez

No lo sabíamos en ese momento, pero la llegada de Iron Man al cine en 2008 cambió para siempre la industria cinematográfica. Esa fue la primera semilla del llamado ‘Universo Cinematográfico Marvel’ que llegó a dominar las carteleras de todo el mundo y se convirtió en una de las franquicias más taquilleras de todos los tiempos.

Por Julián Ramírez // @Sir_Laguna

De inmediato, todos los estudios de Hollywood se pusieron a mirar en sus propiedades, buscaban películas que pudieran convertir en un ‘universo cinematográfico’ y aprovechar el éxito de este modelo. Así surgieron el Universo Expandido de DC, el nuevo ‘monsterverse’ de Godzilla y King Kong, el universo de El Conjuro y hay planes de seguir adelante con muchos otros, como el universo Hasbro. Unos tuvieron algo de éxito y otros fueron un fracaso. Pero hay uno de ellos cuyo nombre se quedará en la infamia porque, a pesar de tener grandes planes y nombres muy importantes vinculados a las que serían sus primeras películas, solo una de ellas llegó a los cines antes de desmoronarse y ser abandonado. Nos referimos al Dark Universe (Universo Oscuro).

Pero antes, hay que explicar algo. ¿Qué carajos es un ‘universo cinematográfico’? Eso se refiere a un grupo de películas que se desarrollan en el mismo mundo. Los eventos que vemos en una de ellas pueden afectar a las demás. No son necesariamente secuelas y no siempre comparten personajes. Eso sí, es común que algunos de ellos aparezcan en varios filmes del mismo universo y que eventualmente se unan en una misma película, como Avengers.

El Universo Oscuro pretendía hacer esto con los monstruos clásicos de la literatura y mitos victorianos. Entre ellos se cuentan Drácula, el Hombre Lobo, la Momia, el Hombre Invisible, la Criatura de la laguna negra, el monstruo de Frankenstein y muchos más. Entre los años treinta y cincuenta, Universal Studios produjo decenas de filmes con estos personajes que, efectivamente, formaron un universo cinematográfico. Los personajes se encontraron en películas como Frankenstein meets the Wolfman y House of Dracula.

Los planes del nuevo Universo Oscuro comenzaron en 2013. La idea era hacer una película con cada uno de los monstruos principales —con algunos personajes y elementos en común— y finalmente vincularlos a todos en una gran confrontación. En ese momento, el estudio se encontraba preparando Drácula: la historia jamás contada. Consideraron vincularla de forma retroactiva a este universo, pero no tuvo buenos resultados en taquilla así que desecharon esa idea.

La siguiente oportunidad de comenzar este universo cinematográfico se dio con La Momia, la cual sería estrenada a mediados de 2017. Con ese propósito en mente, llenaron el guion de referencias a los otros monstruos y crearon una organización ficticia llamada Prodigium. Este grupo sería el equivalente a S.H.I.E.L.D. de las películas de Marvel y se encargaría de investigar ‘amenazas de criaturas sobrenaturales’ para proteger a la humanidad.

La Momia tenía nombres importantes asociados a ella. Su protagonista sería el incombustible Tom Cruise, a quien nos encanta ver sufrir. La momia en cuestión sería Sofia Boutella, que se estaba haciendo un nombre en el cine de acción gracias a filmes como Kingsman y Star Trek: Sin límites. Por último, el gran Russell Crowe interpretaría al Dr. Jekyll/Mr. Hyde. Además de ser el legendario monstruo, él era el líder de Prodigium y se supone que aparecería en todas las película de la franquicia (algo similar a lo que se hizo con el Nick Fury de Samuel L. Jackson en las primeras películas del Universo Cinematográfico de Marvel).

En Universal estaban tan confiados en el éxito de este proyecto que comenzaron a planear las siguientes películas. En mayo de 2017, pocas semanas antes del estreno de La Momia, hicieron la presentación oficial del Universo Oscuro. Además de los protagonistas del inminente filme, presentaron a Johnny Depp como el Hombre Invisible y a Javier Bardem como el monstruo de Frankenstein. Ambos aparecerían en futuras películas. La próxima sería La novia de Frankenstein, que se estrenaría en 2019 bajo la dirección de Bill Condon (La Bella y la Bestia).

Pero detrás de escenas, las cosas no iban tan bien. Algunos meses antes, se presentó un tráiler con la cinta de sonido equivocada tanto en cines como en internet. Este tenía música y efectos de sonido perdidos, lo cual le dio un aire cómico que se convirtió en el hazmerreír de la red durante varias semanas. Esto, sumado a reportes sobre la forma en que Tom Cruise se apoderó de la producción —incluso alterando el guion y la edición para beneficiar a su personaje— hicieron que muchos perdieran la fe en la película.

Las cosas no mejoraron después del estreno. La Momia tuvo críticas devastadoras. Era una película que se tomaba demasiado en serio a sí misma. El guion estaba más dedicado a explicar conceptos, maldiciones y elementos importantes para futuras películas que en desarrollar a los personajes o enfocarse en la trama principal. Nick Morton —el personaje interpretado por Cruise— era antipático y completamente carente de carisma. Los efectos especiales no tenían la calidad a la que estamos acostumbrados y no dio espacio alguno al humor del que gozó la excelente versión de La Momia que protagonizó Brendan Fraser años atrás.

El único elemento de La Momia que gustó fue la actuación de Boutella, que hace lo que puede para hacer interesante su personaje.

Aunque finalmente recaudó más de 400 millones de dólares en taquilla a nivel mundial, la película fue considerada un fracaso por el estudio, ya que esperaban acercarse a los mil millones de dólares. Universal comenzó a replantear seriamente sus planes para el ‘Universo Oscuro’. Antes de que terminará 2017, La Novia de Frankenstein había desaparecido del calendario de estrenos. Durante un par de años, los ejecutivos involucrados aseguraron que el Universo Oscuro seguía vivo, que solo estaban ‘repensando’ la situación y pronto volveríamos a saber al respecto.

Nunca volvimos a saber al respecto.

Lo triste del asunto es que esta era una buena idea. Los monstruos clásicos se hubieran prestado a la perfección para lo que Universal Studios quería lograr, pero lo enfocaron mal. El éxito que tuvieron estas películas en la primera mitad del siglo XX se debió a que eran producciones de, relativamente, bajo presupuesto, por lo que las ganancias eran enormes. Estos personajes, aunque tienen potencial en las historias de acción y aventuras que querían crear, funcionan mucho mejor en el género del terror. Es claro que el estudio quería películas que toda la familia fuera a ver, pero ya que se iban a alejar del horror, debieron demostrar con La Momia que no temían ofrecer un producto amable. Ese fue el mismo error que cometieron con el Universo de DC. Al hacer películas ‘serias y oscuras’ terminaron alienando al principal público de los superhéroes: los niños.

Mientras tanto, parece que estos monstruos van a tener una nueva oportunidad, pero en películas no relacionadas entre sí. A comienzos de 2020 se estrenó una nueva y excelente versión de El Hombre Invisible que convirtió al personaje en una metáfora de los miedos modernos del maltrato doméstico y el trauma de una relación abusiva.

Por su parte, la actriz y directora Elizabeth Banks prepara una nueva película de La Mujer Invisible y Karyn Kusama está haciendo lo mismo con Drácula. También hay rumores de que se planea revivir el proyecto de La Novia de Frankenstein, pero despojándola de sus vínculos con el Universo Oscuro.

Que esta historia sirva de lección a todos los estudios que quieren crear su propio universo cinematográfico. Mientras tanto, Warner Bros. acaba de dar su primer paso para crear un ‘Universo cinematográfico de Hanna-Barbera’ con ¡Scooby!. Esperamos que les vaya bien.

Más contenido sobre: