Se encuentra usted aquí

34 años de la muerte de Truman Capote: ¿sigue vivo su legado?

Una reflexión en tiempos de memes y virales.
Getty Images.
Getty Images.
Por

En agosto se cumple otro año de fallecimiento de Truman Capote. Hacemos un paralelo entre su legado y los medios hoy. ¿Qué tan bien parado queda el periodismo colombiano?

Por Jorge Asmar // @mantramental 

Hace 34 años, el 25 de agosto de 1984, el escritor y periodista Truman Capote murió por un cáncer de hígado. Fue reconocido por su perspicacia, su narrativa magnética y la creación de sus prodigiosos libros Desayuno en Tiffany’s y A Sangre Fría. También es acreditado como uno de los padres del nuevo periodismo, género investigativo que le daría un vuelco total a la narración periodística, y sí, fue muy reconocido por ser un polémico empedernido y hablar siempre de su homosexualidad como se debe: con honestidad y sin pena.

Su creación 

Les cuento: el nuevo periodismo” se basa en contar las noticias como si fuesen ficción, es usar la literatura para embellecer los textos, usar figuras literarias, muchos adjetivos, para que la noticia sea muy digerible, y que no sea la típica historia roja que solo da asco o repulsión. En teoría, si Truman viviera aún, hubiese sido colombiano y escribiera para algún medio de comunicación parcializado, jamás se hubiese prestado para escribir algo como los buenos muertospara embellecer las matanzas. NO, él tenía moral y ética al momento de escribir, era un loco sin reparo, pero jamás fue un descarado.

Su belleza al escribir 

Truman tuvo una vida bastante dura. Joe Capote, el segundo marido de su madre, lo adoptó y le dio su apellido, pero en el momento que Joe fue encarcelado por desfalco su madre se suicidó, esa búsqueda de amor y de sentirse querido fue la motivación para escribir con tanta perfección, al ser un rechazado agudizó su mirada y su redacción.

Qué diferencia con algunos periodistas colombianos que nacen en cuna de oro y se defecan en las cunas de los pobres escribiendo material que manipula y controla, como la gran noticia que escribió un gran “periodista” sobre la marca de zapatos que usan los candidatos presidenciales. Toda una "primicia".

Me pregunto ¿cómo se pueden usar las herramientas literarias que dejó Capote, para hacer de una noticia periodística toda una oda a los Ferragamo y los crocs? Vaya misterio. 

A sangre fría -que sin duda es su gran legado- nace como una noticia sobre el brutal asesinato a la familia Clutter a manos de 3 convictos en libertad condicional que buscaban dinero, no lo encontraron pero de igual manera realizaron el crimen. Una noticia, un homicidio, logró convertirse en un libro que a su vez se convirtió en una pieza literaria exquisita. A esto me refiero con el uso adecuado de las figuras literarias para mejorar y potenciar un texto, hacer noticias sobre zapatos para generar empatía es simplemente creer a los lectores holgazanes y poco racionales para analizar un hecho. Un asesinato que aunque frío y sangriento, con la capacidad adecuada del escritor puede lograr ser un discurso fino y honesto, además de dar una mirada realista sobre el contexto en el que se vive.

Su autenticidad 

Obvio Capote triunfó y alcanzó la fama. Viajaba a Europa, bebía, se drogaba, tenía su novio formal pero no se sentía estable, una vida perfecta para crear una trama inolvidable, casi que una novela en vida, vivió como escribió; con la ficción en el pellejo. Sin embargo, más allá de cómo era su caótica vida, para dar con la historia adecuada, Truman estaba atento a su entorno y jamás tuvo que cambiar de disfraz sin importar la ocasión, siempre fue él, fue auténtico.

Recuerdo un periodista local que en etapas electorales (cómo nos dieron insumo estas pasadas y extrañas campañas presidenciales) debía entrevistar de forma "imparcial" a todos los candidatos. Conon uno fue amable: hicieron concurso de baile, de adivine la letra de la canción, era una dicha escuchar tan hermosa empatía, sentí que oía una cita cariñosa de una pareja, era el amor en tiempos de la radio. Este mismo periodista, con el otro candidato a la Presidencia, se convirtió en tirano y amargado, en un ogro encerrado por el fragor de los comentarios de las redes sociales, y su parcialidad se fue por el caño, esa vez me sentí como el vecino que escucha los madrazos que emite el marido ebrio a su esposa, anonadado e impotente por ser testigo de tan bochornoso show.  

Ojo: no se debe confundir la ficción periodística con crear cuentos, que a veces puedan ser relatos de hadas y otras veces fábulas de brujas. Hay que mantener siempre la autenticidad para dar con ese diamante en bruto que se pula y dé origen a una hermosa pieza informativa.

La cuestión con el nuevo periodismo se basa en escudriñar esas historias que deben ser contadas con tal sutileza que empape al lector de motivación y respeto, porque quien nos lee merece la máxima educación por su racionamiento, su pensamiento y en especial por su opinión. No hay peor lectura que aquella forzada y trillada hacía un camino de odio y tendencia. Tenemos grandes escritores y cualquier noticia puede ser una novela que llene de curiosidad al lector y sea un homenaje al don de la escritura.

Por eso, mi querido Truman Streckfus Persons: si estás en el cielo muchas gracias por dar la referencia para escribir noticias como si fueran un hermoso cuento, y si estás en el infierno, pues nos veremos muy pronto, porque hay que decir las cosas siempre con honestidad y sin temor, de forma lírica y mágica para hacer de una verdad un relato que sea eterno en la memoria de los lectores. Ese es el encanto de un buen escritor.

Temas relacionados: