Se encuentra usted aquí

4 cosas que estamos mamadas de oír el Día de la Mujer

Con énfasis especial en canciones de Arjona.
J. Howard Miller
J. Howard Miller
Por
Paula Ricciulli

Para nadie es un secreto que el propósito del Día de la Mujer se ha desdibujado. Es una fecha dedicada a recordar la importancia de lograr equidad de género y reducir la brecha salarial. Pero se convirtió en un derroche de flores,chocolates, mariachis, promociones de restaurantes y descuento en masajes (y por alguna razón se metió Arjona en ese revuelto). 

En un intento por recordar cuál es el verdadero signifcado de esta fecha, tratemos de dejar estos clichés atrás. 

“Gracias a la creación más bella del universo”

 Aquí también entran todas las frases cursis con fondo de flores rosadas y esquelas con letra Timoteo (también Arjona). El Día de la mujer existe para conmemorar los logros en equidad de género que hemos alcanzado hasta ahora y llamar la atención sobre lo que nos falta.

Las florecitas y letras cursis solo acentúan esas construcciones de género, según las cuales las mujeres debemos ser delicadas, suaves y abnegadas. También simplifican nuestra lucha por la igualdad de derechos. 

 “¿Y para cuándo el Día del hombre?”

El Día Internacional del Hombre se conmemora el 19 de noviembre. Es una fecha para celebrar la salud masculina y las diferentes formas de abordar la masculinidad. Además, en Colombia (aunque todavía no es oficial) el Día del Hombre se ligó a una celebración católica: El Día de San José y se celebra el 19 de marzo.

Los hombres colombianos tienen entonces no uno, sino 2 días de conmemoración. Así que hombres: ya dejen de quejarse por esto, y mujeres: conmemoremos también su lucha contra el machismo y por la diversidad en la masculinidad. 

“Pero cuál es la vaina si ya la mujer tiene todo”

Es cierto, hemos alcanzado la equidad de género en muchos aspectos con respecto a décadas anteriores: ya podemos votar, estudiar, trabajar, abrir una cuenta de ahorros sin permiso de nuestro papá o esposo y muchas otras cosas más.

Sin embargo, aún quedan cosas por hacer: seguimos culpando a las víctimas de violación, seguimos diciéndoles a las mujeres cómo deben vestirse, cómo deben actuar, y seguimos ganando menos que los hombres por el mismo trabajo.

Para eso es el Día de la mujer: para recordar que los derechos que tenemos los ganamos tras muchas décadas de lucha, ¡Pero aún quedan más! 

“Ahora no se les puede decir nada”

Con cada vez más atención sobre el acoso callejero, la cultura de violación y la inequidad de género, el nuevo comentario de moda es decir que “las mujeres no se aguantan un chiste”. Y sí, puede que sea verdad, pero es por una buena razón. Cada vez nos damos más cuenta del machismo tan presente en nuestra cultura y estamos luchando para erradicarlo. Ya no nos da risa el sexismo. Y eso está bien.